Editorial: Android da un salto de gigante y dice adiós a iPhone y su iOS

7

No, el título no es ni sensacionalista ni pretende más que exponer una realidad. Actualmente soy usuario de iOS pero no cierro puertas en ningún momento a dar el salto a la plataforma mayoritaria en España, que no es otra la del robot verde. Cuando la HTC Dream surcaba nuestros bolsillos,  Android era un sistema en pañales, estéticamente cuestionable y bastante inestable, la cuestión es: ¿Es eso lo importante en un sistema operativo?

Aunque parezca que no, si que es algo importante y el paso del tiempo ha puesto las cosas en su sitio. Desde luego Android nació con unas posibilidades tremendas, algo que estaba fuera del alcance de iOS por razones puramente intrínsecas. El tira y afloja ha existido mientras desde Google no han apostado por una unión fuerte entre la estética y la funcionalidad, algo clave si queremos que exista un sistema operativo imponente. Todo empezó con Ice Cream Sandwich y Holo y el círculo se está estrechando con Android L, la gran apuesto del equipo de diseño de Matias Duarte.

Android L

El paso de un usuario de iOS a Android cada vez es menos complicado y en gran parte es por los últimos cambios introducidos en el sistema operativo de Google. Todos esos argumentos de widgets, personalizaciones de interfaz y otros asuntos similares no soportaban la verdadera razón de su futura superioridad, sino la versatilidad, una potencial mejora asegurada y Google con ganas de hacer de Android el dominador total de la telefonía móvil mundial. Es sencillo, pese a haber añadido multitud de cosas y adornar el sistema con múltiples accesorios como el Chromecast, que solo realzaba parte de su filosofía, lo que le faltaba a Google para el robot verde se podía resumir en 3 cuestiones:

  • Compromiso por parte de los fabricantes para que los smartphones salieran con la última versión al mercado. Hemos visto ejemplos clarísimos como LG, que han cambiado su política de manera drástica y pese a que su soporte sigue siendo un tanto desastroso, los terminales si que suelen ser actualizados.
  • Optimización. El gran salto, el trampolín que ha catapultado la experiencia de usuario hasta otro nivel y tiene nombres y apellidos: Android 4.1 con Project Butter, que fue el precursor del gran robot y Android 4.4 Kit Kat, la última gran renovación y la que ha permitido que terminales con una RAM más pobre puedan correrlo sin problemas. Estabilidad, fluidez y mejoras lógicas han sido las causantes de que ahora mismo podamos decir sin miedo a equivocarnos que en su versión Nexus o Stock, Android es más estable que iOS.
  • Material Design. Para mi, personalmente, fundamental en todo esto. El nuevo lenguaje de diseño es tan claro, tan limpio y tan Google que no podemos tener dudas de a quien pertenece. Además supone un avance tremendo frente a Holo, que ya quedaba algo desfasado. Poco a poco, los de Mountain View han ido depurando una interfaz que, esencialmente, se ha mantenido impertérrita a lo largo del tiempo, mejorando año a año y añadiendo características interesantes. ¿Por qué es tan importante un diseño homogéneo? Esto ya es más personal, pero podemos concluir fácilmente que una interfaz más cuidada llama más la atención y puede captar nuevos usuarios, sin duda. No vamos a darle más importancia que la que tiene, pero es uno más de los aspectos principales de un sistema operativo y Google esta vez ha dado en el clavo.

Moto-G-Intefaz-600

Ya dijimos en ciertos momentos que si los chicos de Page y Brin conseguían dar un vuelco a la imagen de Android, pocos argumentos nos quedarían en mano que le podamos echar en cara a un sistema con mil y un atractivos accesorios, tecnologías avanzadas y un límite que solo ponemos nosotros. Solo añadiría un par de cosas a mejorar para futuras versiones:

  • Iconos de serie uniformes, nada de que cada icono sea diferente en tamaños y formas. Personalmente me parece una equivocación que en una cuadricula imaginaria un icono llegue por debajo de otro. La ventaja de Android es que si un usuario prefiere otro pack lo puede cambiar en el momento que prefiera pero sería idóneo que los de serie cambiaran y fuera uniformes. Homogeneidad, de nuevo. No es para parecerse a iOS, no es el caso, pero si para mejorar y ser más agradable a simple vista.
  • Impedir que las operadoras puedan meter mano a Android. Es el causante de todo mal en nuestro sistema operativo favorito, el que provoca bastante más segmentación de la que debería haber si se prohibiera el acceso al sistema y el que, a fin de cuentas, emborrona una experiencia de usuario que debería de ser bastante más pareja en según que terminales. Es verdad que tenemos las custom rom y mil y una opciones, pero no tendría que ser necesario hacer root para esto, sino que Google cierre el chiringuito con las operadoras.

Por lo demás, no hay mucho que rebatir, Android da un salto de gigante que iOS 8 tiene muy lejos, por mucho que se haya abierto ciertas API’s y que intente corregir el rumbo. Reconozco que están muy a la par pero se vislumbra un futuro brillante para el androide.

La esencia de Android, acompañada de una interfaz adecuada es una mezcla fuera del alcance de nadie. Ojo y no hemos hablado de Google Now, que es la principal punta de lanza de este cambio. ¿Qué opináis?

7 comentarios

  1. Como usuario y programador de Android e iOS puedo decir que Android es un sistema mucho más abierto pero menos optimizado y peor diseñado. Además, las capas de ciertos fabricantes lo destrozan, y la fragmentación saca de quicio a los desarrolladores. Es cierto que en Android puedes hacer lo que quieras aunque eso lo hace más vulnerable a ciertos virus. Lo mejor que tiene Android son las Google Apps pero mientras también estén en iOS me decanto por este sistema. Que conste no soy usuario de iPhone tengo un HTC one m7 y un iPad. La batería del iPad dura entre 3 días y una semana y la del one me cuesta que llegue a un día. Saludos.

    • Se agradece la opinión de alguien experto en la materia. Coincido contigo en muchos puntos pero lo bueno de Android es que, año a año, la cosa mejora y mucho. Parece que pinta bien.

  2. La pregunta que debemos hacernos si no supera android en cuota a ios con la cantidad de dispositivos android que tenemos en el mercado y la gran fragmetacion unos jelly bean, kitkat, ice cream sandwich, y lo que te cuesta que un fabricante actualiza tu dispositivo eso en apple no te pasa y no soy un fanboy pero hay que reconocer que en el tema de soporte a la hora de soltar actualizaciones apple las suelta a la vez para todo el mundo no primero a un lado del mundo y luego al otro

    • Como dije en el post, el problema no es de Android, sino de Google que debe apretar y obligar a las operadoras y a los fabricantes. A ver si con el tiempo deja de ser un problema del que tengamos que hablar. Un saludo y gracias por comentar!

  3. No creo que pueda esconderme: a mí me gusta más Android. Pero no será por falta de experiencia: llevo conviviendo con todos los sistemas operativos móviles desde que se lanzaron al mercado. Y, desde el punto de vista del usuario avanzado, Android siempre ha ido por delante. Aunque, ¿realmente ha ocurrido para el usuario que mueve las plataformas, que no es otro que quien se dedica, básicamente, a usar un teléfono? Hace tiempo que ocurre: mientras haya WhatsApp y casi todas las apps básicas, dicho usuario permanecerá en lo que menos le cueste. Y Android es, y será, más económico.
    Lo bueno es que, además de barato, ya ofrece mejores prestaciones. Y no sólo por libertad, también por versatilidad, por número de opciones, por posibilidades y por la cantidad de desarrolladores implicados. Es cierto que, como bien dice Rubén, Android no es tan atractivo para los desarrolladores que buscan rentabilizar sus apps. Y es que no sólo es cuestión de libertades, también de falta de conciencia con el desarrollo. Una de las lacras de Android es, y será, la piratería de aplicaciones. Algo que sigue lastrando el atractivo del sistema para todos: el usuario base que busca mejores apps; el usuario avanzado que quiere tener los grandes desarrollos; el programador freelance que busca ganar algo de dinero con el trabajo invertido en su tiempo libre; y las grandes empresas desarrolladoras que ven cómo sus juegos (principalmente) no obtienen el dinero esperado.
    Android se ha hecho grande y popular, pero aún le queda mucho para ser el sistema que realmente marque la referencia. Aunque Google y sus partners están muy cerca de conseguirlo.

    • Francamente, y con el cariño que te tengo, empiezo a cansarme sobre el tema de la piratería. El programador que quiere no es pirateado, así de sencillo. Existen multitud de formas para evitar el pirateo de un apk, pero si te interesa que se mueva la app para ganar popularidad o no sabes evitar que la usen sin tu consentimiento, no te quejes.

      • Iba a contestar a Ivan pero viendo que has respondido, lo hago desde aquí. Cada usuario tiene su opinión pero me parece que a nivel de usuario standard, que es el que puebla Android al fin y al cabo, el cambio a nivel estético unido a lo que decís de mejoras en la fluidez y a nivel de apps es lo que importa y puede atraer a más usuarios. Y eso me produce gran satisfacción, ya que cada vez es más dificil elegir 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here