EDITORIAL: Kit Kat, el Galaxy Nexus y la obsolescencia programada

10

No cabe duda de que la polémica del momento en el entorno androide es la decisión de Google de dejar fuera el Samsung Galaxy Nexus, o Google Galaxy Nexus, del programa de actualizaciones de Android. Es decir, el Galaxy Nexus no tendrá Android 4.4 Kit Kat sin más motivo que el de que ya le ha llegado la hora, a tenor de las “no declaraciones” de Google en este sentido. El Galaxy Nexus, con 2 años en el mercado, se queda por primera vez fuera de una actualización Nexus y esto ha levantado ampollas, sobre todo porque recientemente Apple ha presentado iOS 7 que abarca incluso al iPhone 4, un dispositivo con un año y pico más de vida que el terminal de Samsung y que seguirá actualizado por el momento, aunque le llegará su hora con el futuro iOS 8.

Dedico el editorial de esta semana, por tanto, a la llegada de Kit Kat, con su mejora de rendimiento, al Samsung Galaxy Nexus y a la tan manida expresión “obsolescencia programada” que ha vuelto a la palestra a raíz de la decisión de Google. Pero vamos a ir parte por parte, para comprender el proceso.

Nexus Logo

Los terminales Nexus

El programa Nexus de Google nació allá por enero de 2010 cuando el Nexus One, fabricado por HTC, fue anunciado. Desde entonces ha consistido en una serie de terminales que, bajo la marca Nexus de Google, han ido siendo fabricados por distintas compañías y gozando de las actualizaciones Android más rápidas del mercado, merced a que dependen directamente de los de Mountain View y a que no cuentan con ningún tipo de capa o launcher externo, siendo así los predilectos de los desarrolladores, por temas de compatibilidad de aplicaciones, de los impacientes.

En su origen los Nexus no eran los más baratos, algo que cambió con la llegada del Nexus 4, fabricado por LG, que fue el primer en romper el mercado. El Nexus 5, concedido también a LG, ha repetido la fórmula y al igual que ocurrió con el modelo anterior las compras se han masificado en las primeras horas.

Las actualizaciones Nexus

Cada nuevo Nexus ha llegado introduciendo una nueva versión de Android, algo que sólo ocurría con los smartphones hasta que el Nexus 7, el primer tablet de Google (con permiso del Motorola Xoom que podría considerarse un Nexus aunque sin nombre) fabricado por ASUS, entró en la ecuación.

Como comento, cada nuevo lanzamiento de una versión de Android supone que el resto de terminales de la familia van recibiendo de forma más o menos inmediata dicha versión aunque, lógicamente, van cayéndose de la lista los dispositivos más antiguos. Primero se cayó el Nexus One, que no llegó nunca a recibir Ice Cream Sandwich, después lo hizo el Nexus S y ahora le ha tocado al Samsung Galaxy Nexus con la salvedad de que, en esta ocasión, el hardware ha tenido poco que ver.

Android-4-4-kit-kat-600-progresivo

Android Kit Kat y los terminales con 512 Mb de RAM

El motivo principal de descarte de las actualizaciones de los dispositivos suele atribuirse a que las nuevas versiones de todos los sistemas operativos requieren de más potencia y los terminales antiguos se quedan descolgados por hardware. Sencillamente eso. Parece una respuesta bastante lógica que, en esta ocasión, ha dejado a la luz el hecho de que los móviles “caducan” porque sí, porque ya les toca ser abandonados, porque los usuarios deben actualizarse ellos en lugar de solicitar más soporte de software.

Con Android Kit Kat, la versión 4.4 del sistema operativo que domina el mercado, ocurre que el hardware mínimo para funcionar con solvencia se ha reducido. En concreto la memoria RAM mínima para contar con Kit Kat baja hasta los 512 Mb. El hecho de que el sistema operativo pida menos recursos ha hecho que muchos lancen cohetes en cuanto a que podría resucitar terminales antiguos pero Google lo ha hecho pensando en que los terminales de gama baja y media puedan disfrutar de Kit Kat con fluidez. El pensamiento no ha ido en ningún caso hacia la resurrección de terminales más que enterrados. El caso del Galaxy Nexus es el más claro de todos.

¿Obsolescencia programada?

No cabe duda de que la comparación con Apple en este sentido es dolorosa, pese a que los de Cupertino recorten las versiones de sus terminales más antiguos (algo lógico). No deja de ser trampa ya que no ofreces la nueva versión al completo pero sí lo haces en cuanto a lo básico y en cuanto al aspecto general, más a tener en cuenta con el lavado de cara de iOS 7, y eso al usuario le es más que suficiente.

Google está dejando claro con Android 4.4 Kit Kat que el soporte para sus dispositivos es de 2 años. Ello implica que yo, que acabo de comprarme un Nexus 5, debo olvidarme de recibir la versión de Android que se lance más allá de noviembre del próximo 2015. Dos años, es lo que hay, es parte del contrato con Android. Tampoco hay que volverse loco con esto ya que muchos fabricantes ofrecen incluso menos soporte. Son conocidas las polémicas con HTC, que cortó el soporte a todos los terminales de 2011 con poco más de un año de recorrido, o Sony con modelos puntuales. El Xperia T, no me canso de repetirlo porque yo tengo uno, se ha quedado sin soporte en menos de 6 meses.

Samsung-Galaxy-Nexus

Los terminales dejan de actualizarse pero no se autodestruyen

Es algo que conviene dejar muy claro. Que finalice el soporte en cuanto a actualizaciones de software no significa que el terminal deje automáticamente de ser un buen terminal, ni tan siquiera significa que tengamos que tirarlo a la basura. Google no altera los funcionamientos básicos así como así, no genera incompatibilidades así como así. En Android 4.0 hubo un cambio fundamental en cuanto al funcionamiento interno de Android y sus API de servicios, motivo por el que muchas aplicaciones no son funcionales en versiones anteriores. Ello implica que, hasta que vuelva a haber un cambio de esa magnitud, las aplicaciones seguirán funcionando.

Puede que parezca una tontería pero un Nexus S, el modelo anterior al Samsung Galaxy Nexus, podrá seguir usando aplicaciones recién lanzadas durante unos cuantos meses más. Hablamos de un móvil de 3 años, más antiguo que el propio Samsung Galaxy Nexus que ha causado toda la polémica. Tal vez las pruebas con la nueva máquina virtual de Android, ART, supongan un nuevo salto. Tal vez Android 5.0 suponga un nuevo salto y las aplicaciones empiecen a ser incompatibles con versiones 4.X de Android, pero es algo que todavía no ha ocurrido pese a que ya algunas sólo corren con Android 4.3 o superior.

¿Y los móviles antiguos?

Estamos en Android, no está todo perdido, al contrario. Durante mucho tiempo han existido las ROMs, versiones de Android que han dado soporte a terminales obsoletos para sus fabricantes pero no para sus usuarios. Android Kit Kat abre un nuevo horizonte para las ROMs dado que, por ejemplo, la versión 4.4 llegará a terminales que no podían correr la versión 4.2, por poner un ejemplo claro y reconocible.

¿Quién sabe a qué terminales llegará una CyanogenMod, una Paranoid, una AOKP, con Android 4.4 Kit Kat como base? Eso es algo que ahora dependerá de los desarrolladores, de esa comunidad de usuarios que han dado soporte a la trastienda de Android de una forma muy eficiente y, sobre todo, desinteresada. Sólo por el placer de hacerlo, de superarse, de dar servicio.

El ejemplo más reciente lo tenemos en el propio Galaxy Nexus. Un día motivo de polémica y al día siguiente el primer dispositivo Android en recibir una ROM Kit Kat portada de la original. ¿Tiene hardware para que la ROM corra con fluidez? Claro que sí, otra cosa es que a Google o a Samsung les interese.

ProBAM para el Samsung Galaxy Note 2: Android 4.3 con Cyanogenmod 10.2

Todo es un negocio

Una vez que tenemos claro este concepto todo es comprensible. Los fabricantes ganan dinero vendiendo dispositivos, no manteniendo terminales que ya no tienen a la venta, al menos no de forma directa. Es obvio que el fabricante que mejor soporte dé a sus terminales, incluso a los antiguos, se llevará a los usuarios a su terreno, pero imaginemos algo. Imaginemos a Samsung, por utilizar al fabricante más prolífico de Android, teniendo que volver a lanzar actualizaciones para cientos de modelos de smartphone que ya había descartado, sólo por el hecho de que Kit Kat ya podría correr en ellos. No olvidemos que Samsung es un fabricante que coloca unos 40 terminales de media en el mercado cada año. O frenas la salida de dispositivos, o frenas las actualizaciones, o duplicas el departamento de desarrollo. ¿Qué os parece lo más rentable?

Así pues, el mercado avanza y desde Google nos dejan claro que el soporte será de dos años, algo que no sabemos si aumentará o disminuirá en el futuro, pero que ahora mismo es así. Cómprate un Nexus y te lo actualizaré durante dos años, después cómprate otro. Son sus reglas, las reglas de su mercado, y podemos aceptarlas y comprar un dispositivo o no aceptarlas e irnos a otro sistema operativo.

El precio a pagar por tener buen soporte

La pregunta es, ¿merece la pena invertir 350 euros en un smartphone y tenerlo actualizado dos años, más otros dos años de buen funcionamiento? Para mí la respuesta es clara, la respuesta es un sí rotundo. Pero ésta es mi opinión, obviamente.

La polémica, sin embargo, no debería estar enfocada a los Nexus. No olvidemos que el próximo año, cuando el Nexus 4 se quede presumiblemente sin soporte, también lo hará el Samsung Galaxy S3, que ha recibido Android 4.3 por los pelos y, no lo olvidemos, probablemente no reciba Android 4.4. Cuando esto ocurra, habrá usuarios que invirtieron más de 600 euros por su Samsung mientras que otros pagaron la mitad por el Nexus.

Dos años de actualizaciones, perfecto. Pero, ¿a qué precio? Ahí es donde nos tendríamos que parar a reflexionar.

10 comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo con este artículo, yo poseo un Samsung Galaxy s3 y me lo compré nada mas que salió. Estoy completamente indignado ya que llevo un año y medio con él y solo han sido capaces de actualizarlo una versión. Además de la porquería de materiales; que no digo que el plástico sea malo sino que le salen “GRIETAS” al móvil. Viendo el poco soporte que tiene (y dicen que Samsung actualiza sus dispositivos), estoy por cambiarme a un google nexus o quizás al ios aunque no me termine de gustar son teléfonos de calidad y mantienen actualizados los iphones (a su manera). Me encantan los móviles de Samsung y la originalidad de algunas implementaciones en cuanto a software, pero los usuarios quieren tener sus smartphones “a la última” y sin actualizaciones va a ser que en ese aspecto no transmites mucha confianza menos mal que tenemos el apoyo de los desarrolladores.

    • Es uno de los principales fallos de Samsung, imagino que no lo sabías y ya lo has experimentado. Sus actualizaciones son lentas, tal vez demasiado. Una media de cuatro meses entre la salida de una versión de Android y la actualización correspondiente en Samsung es mucho tiempo, suficiente para desesperar a cualquiera. Aún así, el S3 debería (debería) llegar a Android 4.4. Al menos por hardware seguro.

      Esperemos a que anuncien las futuras actualizaciones para ver si el S3 se cae o no de la lista.

  2. Me parece ridículo esta forma de negocio. Como es posible que un teléfono de €600 tenga una vida de 2 años de actualizaciones más lo que duren las aplicaciones funcionando en la versión de Android (siendo amables y contando este tiempo) dure menos tiempo que, por ejemplo un PlayStation 3 que ya tiene unos 8 años en el mercado, o Xbox 360 con aún más recorrido, que salieron a precios más baratos (al menos el Xbox) y han sabido rentabilizarse muy bien durante todo ese tiempo. Obviamente son sistemas de negocios diferente, pero me parece que las compañías e negocio deberían orientarse a obtener sus ingresos de manera semejante, en especial en la época actual donde los smartphones son capaces de mover grandes juegos o aplicaciones que si las desarrolla por ejemplo, Samsung, y tienen buena crítica, pueden generarse grandes ingresos sin tener que dejar obsoletos sus teléfonos para sacar uno nuevo sólo para seguir generando ingresos. Si afectas al usuario no lo estás haciendo bien, y como usuario que soy del Samsung galaxy s3 lo siento, costándome éste $600, que es un dineral, y viendo como todavía no termina de ser actualizado desde que tiene Android 4.1.2, y cuando tenga 4.3, como dice el artículo, probablemente no recibirá 4.4. No pienso cambiar de teléfono, demasiado caro este mercado de obsolescencia programada para muchos usuarios como yo. Este mercado necesita representarse a otra forma en las que los fabricantes maximizen su beneficio.

    • ¿Es una forma de negocio ridícula? Tal vez, pero por ahora es la que hay. Si se penalizase a los fabricantes que actúan así comprándoles menos tal vez cambiarían de estrategia, pero es que son todos así Reinaldo. Hoy en día, si quieres actualizaciones durante más tiempo tienes que irte a Apple porque es el único que lo hace.

      Incluso Windows Phone pegó el petardazo hace unos meses cuando abandonó a los terminales con Windows Phone 7.5. Aquí todos pecan de lo mismo, por desgracia. A mí, personalmente, me compensa comprar Nexus porque una inversión de 350 años me merece la pena por tener dos años de actualizaciones oficiales más las no oficiales después a base de ROMs, ya lo he planteado en el artículo.

      Si quieres prolongar la vida de tu teléfono en cuanto a actualizaciones tienes que buscarte la vida pasado un tiempo.

  3. Creo que al menos, samsung, debería liberar los drivers del galaxy nexus para que la comunidad pueda seguir desarrollando. No les costaría nada y la gente lo agradecería, pero como vosotros decís, lo que ellos quieren es vender terminales nuevos aprovechando toda esta burbuja de vender terminales a mas 600 euros como churros. Aunque no soy fan de apple, en esto se llevan la palma, pagas los 600 por un dispositivo que tampoco los vale pero al menos llevas 4 años de soporte que no es poco. Google debería dar al menos 3 años demostrando así que se intersan por sus consumidores.

    • Estoy de acuerdo en que debería dar más soporte, al ser sus propios productos y su sistema operativo. El resto de fabricantes que den lo que quieran dar, pero Google debería predicar con el ejemplo y alargar el soporte al menos hasta los tres años.

      En cuanto a lo de los drivers, ya hay una ROM no oficial Kit Kat para el Galaxy Nexus, ¿no? Suponía que los drivers del GN estaban ya liberados.

  4. Como muy bien se está diciendo por aquí. Me parece un abuso y desconsideración por parte de Samsung.

    Os resumo rápidamente nuestro caso; allá por Junio del 2012 por renovar con nuestra compañía, se nos ofrecieron a coste 0, los terminales que quisiéramos. Yo era anti Apple, pero venía de tener un LG Optimus 2X al cual no le llegó nunca la actualización (hasta esa fecha). Por ello solicité a mi compañía un Iphone 4S para una cuenta y para mi cuenta un S3 que acababa de salir por esa fecha.
    Yo estaba muy contento con mi flamante S3 y todas sus novedades de detección de rostro, S-Beam, … hasta que en Noviembre, con sólo 5 meses, el Iphone se nos mojó y Game Over (bonito ladrillo de 600€), mi sorpresa fue que llamamos a Apple y por un pago de 90€, nos lo cambiaron por otro. Punto para Apple.
    Tras un año y medio de uso casi simultáneo con ambos terminales, el Iphone está como nuevo y mi S3 está totalmente agrietado por el plástico que recubre la pantalla. Punto para Apple.
    Tras este tiempo y siempre con un consumo simultáneo, la batería del 4S sigue durando casi dos días. En cambio en mi S3, no acabo un día. Dura la mitad. Punto para Apple. O en su defecto para la optimización de las aplicaciones.
    Para acabar, el 4S está con el último software IOS 7(aunque le falte alguna de las últimas utilidades) y mi S3 sigue esperando a actualizar a la penúltima de Android. Sigue estando en 4.1.2

    Por todo esto, creo que Android por ahora, sigue teniendo grandes problemas. Antes se hablaba mucho de la fragmentación y de la infinidad de dispositivos. Pero a esto hay que sumarle que no es un sistema operativo tan abierto, ni libre como se nos prometía y por ello, estamos soportando las políticas de merchandising de las marcas, unidas en muchos casos a las operadoras.

  5. El problema de android es que nunca ha sido tan libre como nos han querido vender. Los drivers de los componentes hardware de cada dispositivo deben ser compilados por sus fabricantes para cada versión de android. Si éstos no liberan el codigo fuente no se pueden sacar versiones de android 100% funcionales y plenamente operativas para dicho terminal. Lo que Google no dice es que los fabricantes tienen la ultima palabra para establecer la caducidad de un dispositivo. Yo tengo un Galaxy Nexus y por el momento no puedo costearme actualizar el terminal a un Nexus 5. Y la verdad es que viendo las mejoras que ofrecen me quedo con mi Galaxy Nexus, aún sin poder optar a la última versión de android. Después que no vengan quejándose de fragmentación.

    Saludos.

  6. Yo tambien tengo un nexus s, precisamente pagué los 500 que me costó por el tema de actualizaciones, acabo de firmar en change.org la solicitud.
    El portatil que uso para trabajar que es un pepino, con 5 veces mas pantalla, 8 veces mas ram, 100 veces mas espacio en disco, etc etc, me costó muy poquito más y como todo el mundo sabe el sistema operativo, bastante más completo y complejo tiene soporte para bastante máw tiempo.

    Mi querido google, al que siempre admiré por intentar hacer cosas verdaderamente novedosas, utiles y ofrecelas gratis se está torciendo cada vez más. No se si os pasará lo mismo, pero cada vez me desilusiono mas con las decisiones que toman y que solo buscan más $$$.

    El otro problema en mi opinion, es que tampoco tiene rival, ojalá todo cambie pronto con ubuntu, firefox os o alguno más, tan malo es caer como permanecer arriba demasiado….

    Solo es mi opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here