Es un hecho por todos conocido el que Apple ha ido en cabeza de la ‘carrera de los smartphones’ desde que lanzase al mercado el primer iPhone, el terminal que revolucionó esta industria y la cambió quién sabe si para siempre.

El resto de fabricantes desde entonces han ido siempre a la estela de Apple en todos los sentidos, tanto en hardware con sus propios dispositivos, como en software con sistemas operativos que han ido quedando por el camino, hasta que llegó Android. Desde versiones relativamente tempranas, como la 2.0 Eclair, impulsada por Motorola con su Milestone (o Droid, según el mercado), ya hacía algunas cosas mejor que iOS aunque se veía superada en otros aspectos. La integración con redes sociales fue algo que Android siempre tuvo claro e incluso llegó a introducir, el tan odiado por las operadoras, tethering nativo en la versión 2.2, Froyo.

Android recorta la 'ventaja teórica' de 5 años que tenía Apple con el iPhone

El software, Android frente a iOS

Parecía que Android evolucionaba dando pasos más largos que iOS aunque, vuelvo a repetir, cada uno ha hecho algunas cosas siempre mejor que el otro. iOS ha contado desde el inicio con la ventaja de poder diseñar su SO para hardwares controlados por ellos mismos, lo que permite afinar mucho más todos los aspectos de la construcción de un smarphone, como los consumos de batería y la velocidad, además de evitar los conocidos FC de Android. En Android ese problema se convertía en una ventaja, poco a poco, ya que los fabricantes que se sumaban a la fiebre del SO de Google han contribuido con sus hardwares a una evolución mucho mayor de ‘muñequito verde’.

Incluso el propio Google ha ayudado a esta evolución mediante la creación de sus Nexus (One, S, Galaxy) utilizando a los fabricantes que más en alza estaban en cada momento y ayudando, tal vez sin querer o tal vez provocándolo, a que los terminales de dichos fabricantes, que también montaban Android, evolucionasen junto al SO.

Android recorta la 'ventaja teórica' de 5 años que tenía Apple con el iPhone

La última versión de iOS, iOS6, ha resultado ser algo decepcionante incluso para los seguidores más fieles de los de Cupertino, mientras que Android 4.1 Jelly Bean supuso una auténtica revolución entre los androides que esperan, con ansia, a que Key Lime Pie vea la luz lo antes posible.

Todos apoyaron, pero Samsung desequilibró la balanza

En cuanto a hardware, resulta evidente que la calidad y la construcción de un iPhone sigue siendo de primera línea. Sin embargo, se echan de menos ciertas tecnologías consideradas ya como ‘necesarias’ por parte de la industria, como los procesadores Quad Core (recordemos que el nuevo A6 es dual core, por más optimizado que esté) y la tecnología NFC, que Apple continúa negándose a implementar en sus teléfonos y tablets.

Compañías como Motorola y HTC apoyaron a Google desde sus inicios y la evolución de sus hardwares fue más que evidente, recortando cada vez más terreno a los iPhone que cada año iban saliendo al mercado. Y entonces llegó Samsung. Incluso demandado por Apple a causa de plagio y habiendo perdido dicho juicio, nadie puede negar que Samsung fabrica smartphones de tremenda calidad y con unas prestaciones que me atrevería a decir que ya han dejado atrás al propio iPhone. Desde el archiconocido Samsung Galaxy S, uno de los mayores éxitos de ventas de la compañía taiwanesa, hasta el actual Samsung Galaxy S3, pasando por el magnífico Galaxy S2, Samsung se encuentra a la cabeza en fabricación de smartphones, y poniendo toda su tecnología al servicio de la distribución y popularización de Android.

Android recorta la 'ventaja teórica' de 5 años que tenía Apple con el iPhone

HTC también evoluciona a pasos agigantados desde aquel primer Dream que vimos con un primigenio Android. La línea HTC One es buena muestra de ello. Motorola con sus Atrix y RAZR, incluso Huawei con el Ascend P1. Todos los fabricantes han recortado distancias con Apple y sus iPhone hasta el punto de que muchos de ellos ya le superan.

¿El futuro?

Apple sigue teniendo un gran poder de marca, y su excelente marketing hace que legiones de seguidores permanezcan fieles a la manzana y no quieran ni siquiera considerar alternativas. Pero, ¿cuánto tiempo podrá soportar eso? Aunque es obvio y comprobable que su ecosistema es increíble, tanto en aplicaciones para sus dispositivos como en complementos, algo que no se encuentra en otras marcas.

La teórica ventaja de 5 años de Apple sobre la competencia hace ya tiempo que se esfumó. Y no olvidemos que hace unos días el responsable de diseño de Android declaró que están aún al 30% de la evolución que creen poder conseguir con el SO de Google.

¿Y si Key Lime Pie apareciese este noviembre con un nuevo Nexus? ¿Barrería en especificaciones al nuevo iPhone 5 y su iOS6? Es por lo que todos apuestan.

6 comentarios

  1. Me ha parecido un análisis muy cuerdo entra la situación de iPhone y Android. A pesar de que ambos no evolucionan a la par, sí que existen puntos en común. Y, como es lógico, no gana Android por mayoría en todos. Tampoco Apple, por supuesto. 😛

    • Exacto Iván. Antes que nada gracias por comentar.

      No soy muy de cerrarme a unos sistemas u otros pese a utilizar Android y seguir, seguramente, usándolo en el futuro. Cada uno tiene sus ventajas y sus debilidades, como es lógico. Si existiese el SO perfecto no estaríamos hablando de esto 😉

      Saludos!

  2. Coincido con el fondo del artículo, pero en mi opinión no ha sido Android 4.1 el gran cambio sino 4.0. Y teniendo en cuanta que el diseñador jefe de Android ha dicho que van por 1/3 de lo que quieren hacer de Android en cuanto a usabilidad y diseño, esperaría muchas mejoras 😉

    Por otro lado hay que tener en cuenta que la mayoría de usuarios de iPhone no quieren lo que los de Android. NO quieren grandes cambios, sino una fiabilidad extrema y, hoy por hoy, eso es más de iOS que de Android. Y lo dice uno que no quiere un iPhone 😉

  3. Para mi Android supero a iOS en casi todo. No necesitaba hacerlo, así lo amo.
    Para ahora Apple tendrá que tratar de mantener el ritmo de ANdroid, o el 70 % de dominio de Android se convertirá en 90 % y entonces veremos a Apple acorralada como ya le paso con Microsoft.

  4. Como bien decís, Apple ha revolucionado la industria en general, pero en la medida que no vuelva a innovar y persista en ofrecer productos similares a sus antecesores, supongo que se va a ir rezagando y no va a ver marketing que los ayude.

    PD: Samsung es coreana no taiwanesa 😀

Deja una respuesta