Android Wear y la guerra de los relojes inteligentes, una guerra de un solo bando

1

En el mercado de la telefonía móvil siempre ha habido un rey. En este caso es Android pero no hace tanto tiempo que Symbian era el que campaba a sus anchas en el interior de unos Nokia que veían casi imposible que se pusiese fin a su reinado. Ocurrió. La diferencia entre una época y otra es que la competencia de Nokia estaba desorganizada mientras que en estos momentos hay tres bandos muy reconocibles en el mercado, al menos liderando la clasificación. Android, iOS y Windows Phone son los tres sistemas más reconocibles en un sector en el que encontramos también, aunque de forma minoritaria, a jugadores como FirefoxOS o Jolla. La competencia hace que la evolución sea más rápida y mejor y en el sector de los smartwatches no se encuentra dicha competencia por ahora. Con Android Wear como único frente organizado, el resto juega sus armas sin apenas poder para conseguir dañar al bloque que navega bajo la bandera de Google.

Android Wear y el smartwatch: una guerra de un solo bando

Android Wear está aún verde, casi tanto como su logotipo. Es un hecho. Y pese a que aporta ciertas ventajas con su uso la gran mayoría del mercado no lo ve aún como algo necesario. Es un capricho y puede que siga siéndolo durante un tiempo pero cuando el mercado rompa definitivamente puede ocurrir que ya esté totalmente invadido. La falta de competencia hace que en estos meses que lleva presentado aún no hayamos visto cambios significativos con respecto a su versión inicial. Sorprenden decisiones como la de Sony, que lanzará su SmartWatch 3 aún sin unirse al grupo que se forma junto a Google, pero lo que más llama la atención es que estamos viviendo una época en la que la desorganización brilla por su ausencia.

Pebble, I’m Watch, SmartWatch y la línea de Samsung con Tizen. Pequeñas piezas sin alianzas de ningún tipo que observan cómo Android Wear sigue sumando unidades sin oposición real ninguna. Con Apple desarrollando, supuestamente, su iWatch, el mercado espera a que Microsoft mueva ficha y presente relojes con Windows Phone. El ecosistema de Apple puede no sufrir en exceso pues la fidelidad de sus usuarios hacia la marca será suficiente para que el iWatch tenga su cuota de mercado, sin sufrir desgaste por la presencia de Wear. El caso de Microsoft puede ser distinto y la lentitud en incorporarse a la partida puede pasarle factura.

Android Wear y el smartwatch: una guerra de un solo bando

Mientras tanto, el bando de Android Wear crece y no se aprecia ningún tipo de organización en su contra. Esto no es bueno para nadie pues mientras cada alternativa a Wear haga la guerra por su cuenta, el único bloque de dispositivos hasta el momento sufrirá poco o nada. En muchas ocasiones hemos alabado el lugar en el que se encuentra Android en estos momentos y no podemos más que reconocer que la fuerte presencia de iOS ha ayudado a esta evolución. Como también lo está haciendo Windows Phone. Todos evolucionan durante la guerra. La competencia es sana y en el mercado de los relojes inteligentes esta competencia es inexistente.

Sony opta por seguir su línea de desarrollo propia. Samsung presentará su reloj circular que puede venir con Android Wear o con Tizen. Lo cierto es que veremos algunas opciones no unificadas y al menos dos nuevos terminales con el SDK de Google: el Moto 360 y el LG G Watch R. La unión hace la fuerza y quienes se arriman a Google lo saben. El problema es que es la única. Y mientras no haya al menos dos bandos, la guerra no será tal sino que convertirá en una masacre. Y repito, esto no beneficiará a nadie.

1 comentario

  1. Tiene sentido. Pero Appleno cambia facil y pese a la lealtad de sus borregos a perdido capacidad de innnovacion, no creo que lanzen algo semejante pronto.
    Microsoft es aun mas lento que apple…..y conociendo lo pesado que es windows…vaya dudo que microsoft pueda adaptarlo a un reloj….ademas de que esta mas preocupado por que su windows 8 sea aceptado y desacelerar la muerte del pc, me parece que su prioridad es windows 9.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here