Cómo configurar la CPU en Android

0

En ocasiones os hemos hablado de aplicaciones que permiten optimizar el funcionamiento de nuestros dispositivos por medio de pequeños cambios en los parámetros del procesador, si bien lo cierto es que estos pequeños ajustes resultan prácticamente innecesarios en los terminales más modernos, debido al aumento que estos han tenido no sólo en cuanto a prestaciones, sino también en cuanto a la capacidad de la batería, ya que estas optimizaciones se realizan bien para incrementar el rendimiento, bien para incrementar la autonomía.

Para poder efectuar estos cambios necesitaremos haber rooteado previamente nuestro dispositivo, lo que, afortunadamente, podemos hacer en cualquier teléfono Android de manera más o menos sencilla.

En cuanto a los parámetros que podemos cambiar, cabe destacar cuatro, fundamentalmente: gobernador, planificador de las operaciones de entrada/salida, velocidades máxima y mínima del procesador y voltajes del mismo; parámetros que, por otro lado, están íntimamente relacionados con el kernel, por lo que deberemos usar uno que soporte dicha personalización, lo que no suele suceder con las versiones de origen.

Gobernador

El gobernador es el que controla no sólo la velocidad a la que trabaja el procesador en un momento determinado, sino también cuando y por qué se incrementa o decrementa la velocidad de ésta que, obviamente, se mantendrá siempre entre los límites mínimo y máximo que hayamos establecido.

Puedes leer mucho más sobre el gobernador en este artículo que publicamos hace algún tiempo.

Banner con una placa base

Planificador de operaciones de Entrada/Salida

Las operaciones de lectura o escritura en memoria son el verdadero cuello de botella de los smartphones, y en general de todos los dispositivos electrónicos, y suponen un elevado porcentaje del tiempo destinado a la ejecución de programas.

El planificador es el que decide el método que utiliza el kernel para establecer el orden de las diferentes peticiones de operaciones de entrada/salida.

Existen varios algoritmos (programas) para implementar este planificador:

Noop

Es el planificador más simple de todos, y se basa en el establecimiento de una cola de peticiones que van procesándose de forma secuencial según el orden establecido por el instante en que éstas son creadas.

Su mayor problema es que no permite colarse a las peticiones provenientes de procesos prioritarios.

DeadLine

Este planificador define una serie de colas limitadas de peticiones de entrada/salida, así como un tiempo máximo para cada una de las operaciones, siendo su objetivo principal que siempre haya espacio suficiente en las colas para aceptar nuevas peticiones.

Funciona bien en condiciones normales pero cuando el sistema se sobrecarga, no hay posibilidad de predecir qué procesos podrán completar sus operaciones de entrada/salida de forma exitosa.

SIO

Se basa en un algoritmo que combina los dos anteriores (Noop y DeadLine).

CFQ

Mantiene una cola de peticiones por proceso e intenta un reparto equitativo del tiempo de entrada/salida entre los diversos procesos, teniendo en cuenta la prioridad de cada uno de ellos, que es establecida por el sistema.

Dado que parte del algoritmo se basa en la prioridad de los procesos, puede resultar que un proceso poco prioritario nunca vea atendidas sus peticiones.

De hecho, algunos usuarios se quejan de que el escaneado de elementos multimedia que realiza el sistema durante el arranque tarda más cuando se usa este planificador, lo que puede deberse a que este proceso no es prioritario.

BFQ

A diferencia del algoritmo anterior, en este caso el algoritmo asigna un número máximo de sectores (porciones) del disco que puede leer el proceso de forma ininterrumpida.

Este planificador es el más adecuado para las transferencias de datos a través del protocolo USB, así como para la grabación de vídeo, obteniendo hasta un 30% de rendimiento adicional sobre CFQ en condiciones de elevada carga.

Banner sobre Android

Velocidades máxima y mínima

Conocido habitualmente como overclock, es la técnica consistente en elevar la velocidad máxima del procesador por encima de la establecida por el fabricante, lo que obviamente tiene consecuencias positivas sobre el rendimiento, si bien desciende la duración de la batería y puede afectar negativamente a la vida útil del procesador, sobretodo si se superan unos límites razonables.

Algunos usuarios utilizan otra técnica, conocida como underclock, consistente en disminuir la velocidad máxima de la CPU, lo que podría tener efectos positivos sobre la batería, si bien hay que tener en cuenta que, en condiciones normales, es el gobernador el que se encarga de incrementar la velocidad sólo cuando es necesario, por lo que el underclock podría tener el efecto contrario al deseado, puesto que las tareas tardan más en ejecutarse.

Voltages del procesador

Esta técnica, conocida como undervolt, consiste en decrementar los voltages (corriente) que le llegan al procesador para cada una de las frecuencias de trabajo, de lo que puede resultar un posible ahorro de energía.

Dado que cada procesador es diferente (incluso dentro del mismo dispositivo concreto), es probable que un usuario pueda disminuir los niveles de voltage hasta un cierto rango mientras que otro no puede hacerlo, lo que notará rápidamente porque el dispositivo se queda congelado o reinicia de forma espontánea.

Aplicaciones

Existen muchas aplicaciones que permiten modificar los parámetros que hemos mencionado en este artículo, entre las que destacan: Ajustes de CPUsetCPUexTweaks (para kernels basados en Siyah), etc.

En definitiva, todo un mundo de parámetros que no son demasiado útiles salvo en terminales antiguos o de gamas media o baja.

Fuente XDA-Developers

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here