Cuando un desarrollador decide llevar a cabo un proyecto, materializando una idea que tiene en mente, uno de los principales problemas con los que se encuentra consiste en decidir sobre qué plataformas quiere desarrollar su aplicación. Por soporte, mercado, y un conjunto bastante amplio de facilidades, la mayoría de los desarrolladores se decantan por iOS y Android. En el caso de Android, tenemos un problema añadido: debemos decidir qué nivel de API usar en el desarrollo, es decir, decidir a partir de qué versión de la plataforma Android será compatible nuestra aplicación.

Una API se podría definir como un conjunto de herramientas que pone a disposición el desarrollador o fabricante de una plataforma para facilitar la codificación de nuevas aplicaciones y servicios sobre su producto.

Uno de los factores a tener en cuenta, y el que explicaremos en detalle en este artículo, consiste en conocer la cuota de mercado de que dispone cada versión de Android. Lo más razonable sería buscar un equilibrio entre un nivel de la API que se ajuste a las necesidades del desarrollo y que aporte el mayor número de facilidades posible, y una cuota de usuarios amplia que aporte el mayor público objetivo.

Para conocer qué porcentaje de usuarios cuentan con una determinada versión, podemos dirigirnos al sitio oficial de desarrolladores Android (developer.android.com) y, una vez allí, hacer clic sobre Target Devices.

La parte importante de este enlace se encuentra enmarcada bajo el título Current Distribution. Aquí podremos visualizar mediante una representación gráfica de datos y una relación del detalle entre la correspondencia del nivel API y el porcentaje de uso de cada versión de Android. Google se encarga de actualizar esta información todos los meses.

Como podemos observar, si optamos por desarrollar nuestra aplicación a partir del nivel 8 de la API, será compatible con los dispositivos que cuenten con la versión de Android 2.2 y superior. Perderíamos, de esta forma, el 0.3% de los usuarios de Android 1.5, el 0.6% de Android 1.6, y el 5.2% de Android 2.1

Resulta muy útil conocer esta información antes de embarcarnos en un proyecto de desarrollo, ya que es importante conocer sobre qué cuota de usuarios va a ser compatible nuestra aplicación. No conviene, por tanto, desarrollar sobre los últimos niveles de API, siempre relacionados con las últimas versiones de Android debido al escaso número de usuarios que cuentan con terminales equipados con dichas versiones, ni conviene desarrollar sobre plataformas muy antiguas, ya que las capacidades y facilidades del nivel de la API no será tan elevada como en versiones posteriores.

1 comentario

  1. Por mi parte, suelo desarrollar código para versiones a partir de la 2.2 (sdk 8), si bien suelo incluir alguna optimización para 4.0.x si la hay (sdk 14).

    En general, el código que funciona en el SDK-8 funciona también en todas las versiones posteriores, aunque ocasionalmente se encuentra alguna función deprecated.

    Esto te garantiza, como bien dices, que las apps que desarrolles estarán disponibles para la práctica totalidad de usuarios del sistema.

Deja una respuesta