No hay ninguna duda de que las conexiones de datos móviles son las que han dado vida a los smartphones, habiendo evolucionado estos últimos gracias a la posibilidad de consultar todos nuestros correos, enviar y recibir documentos y, por supuesto, poder compartir vidas en el Candy Crush Saga. Aunque claro, no hay nada como aprovechar las conexiones WiFi, ahorrándonos un dinero en la tarifa además de ahorrar una porción interesante de batería que seguro echaríamos de menos si no la tuviéramos. Pero ¿y si usamos dos móviles o vamos con un teléfono y la tablet? Sin problemas, no hay necesidad de disponer de dos números de teléfono con dos tarifas de datos asociadas, que para eso tenemos el tethering o el método para compartir los datos vía WiFi. ¿Lo usáis? Desde FAQsAndroid os lo recomendamos. Aunque siempre debéis estar al tanto de lo que consumen los dispositivos que se conecten.

Cómo evitar la descarga masiva de datos en una conexión compartida en WiFi o tethering

En el tethering está el móvil que hará el servicio de punto de acceso, debiendo tener él la tarifa de datos asociada (algunos móviles permiten compartir también la conexión WiFi, como en el caso del Samsung Galaxy Note 4), pudiendo dar acceso a varios dispositivos de forma simultánea (normalmente unos 10) y dando la opción a que se conecte cualquier terminal que posea conexión WiFi. Aunque lo más lógico es que usemos el tethering para darle datos móviles a una tablet, a otro móvil o al ordenador, solucionando así los inconvenientes de estar lejos de una conexión a internet tanto por cable como inalámbrica. Ahora bien: dado que las tarifas son limitadas (unido a que algunas operadoras no permiten compartir la conexión), debéis controlar al KB los datos que salen del móvil que ofrece acceso.

Veamos. Lo primero es utilizar la conexión con cabeza. Por ejemplo, nada de actualizar cuando estemos en tethering, descargando la menor cantidad posible de archivos y restringiendo el visionado de vídeos. Así, debemos estar al tanto si utilizamos el ordenador, cerrando las aplicaciones que puedan funcionar en segundo plano así como resulta recomendable un firewall para proteger aún más la preciosa tarifa. Unas tareas manuales y algo engorrosas que podemos automatizar si lo que conectamos en tethering es un móvil o tablet Android.

Cómo evitar la descarga masiva de datos en una conexión compartida en WiFi o tethering

Nuestro sistema provee de una función para asegurarnos de que no se escapan los datos por el desagüe: podemos evitar que las apps más derrochadoras funcionen cuando nos conectemos a un móvil con el tethering activado. Es válido para aquellos dispositivos Android que se conecten al punto de acceso móvil (independientemente del sistema del teléfono, bastando con hacer lo siguiente:

  • Vamos hasta ajustes.
  • Accedemos a “Uso de datos”, comprobando aquí la gráfica de gasto así como lo que ha consumido cada aplicación.
  • Pulsamos sobre el menú (los tres puntos superiores) y entramos en “Áreas de conexión móviles“, “Restricciones de red“, “Zonas WiFi“… La denominación concreta varía dependiendo del modelo y fabricante.
  • Después basta con marca el SSID de la WiFi que actúa de punto de acceso móvil (tethering) para que el móvil que se conecta no haga un uso abusivo de la conexión, ahorrando así unos datos muy preciados para nuestra tarifa.

Bien, así evitamos que las apps descarguen datos de forma masiva cuando nos conectamos al WiFi móvil, saltando un aviso en cuanto el archivo a descargar sea considerable. Es un sencillo truco para dispositivos Android con versión igual o superior a 4.1 que vale la pena conocer.

Sin comentarios

Deja una respuesta