Android está presente en varias versiones diferentes y en un sinfín de dispositivos.

Esto es bueno para el sistema y para sus usuarios, pero no tanto para los desarrolladores de aplicaciones, que tienen que tener en cuenta diferentes aspectos dependiendo de la versión del sistema, el tamaño de la pantalla e incluso la marca del terminal, ya que éstas también introducen sus propias modificaciones.

Así, en algunas ocasiones nos encontramos con una aplicación que, pese a tener un buen número de valoraciones positivas, no funciona correctamente en nuestro terminal.

Cuando esto sucede, podemos actuar de varias maneras, que van desde la simple desinstalación de la aplicación, hasta la notificación del problema al desarrollador, lo que en un elevado número de casos acabará con la publicación de una nueva versión que solucione el fallo.

En caso de que optemos por informar al desarrollador, lo más aconsejable es enviarle un correo electrónico en el que le expliquemos el problema y, si es el caso, le adjuntemos un reporte de errores.

No resulta recomendable informar errores mediante la inserción de comentarios en la Play Store de Google por varios motivos:

  • El espacio disponible no permite la explicación correcta del problema,
  • Los desarrolladores no pueden responder a estos comentarios, ni solicitar información adicional, ni enviar programas de prueba, dado que no tienen acceso a la dirección de correo del emisor.Es cierto que últimamente hemos leído que algunos desarrolladores pueden contestar (una vez) a los comentarios que los usuarios dejan en la Play Store, pero esa posibilidad no está extendida, y por lo que sabemos sólo estará disponible inicialmente para los grandes desarrolladores,
  • Muchos desarrolladores no leen dichos comentarios, por el motivo indicado en el párrafo anterior.

Muchos sistemas operativos, entre ellos Android, generan un registro automático que incluye información de funcionamiento del propio sistema como de las aplicaciones de usuario, así como de los errores de funcionamiento de éstas.

Para acceder al contenido de este registro no es necesario haber rooteado el sistema, y resulta de gran utilidad para los desarrolladores en caso de errores, ya que éstos suelen quedar registrados en el mismo, lo que facilita terriblemente su localización y corrección.

El acceso al registro de sistema se puede hacer en Android de diversas maneras:

Usando la utilidad ADB

El archivo de registro no es un archivo estático, sino que se genera a medida que el propio sistema se ejecuta, guardando los últimos mensajes o errores generados por éste.

La utilidad ADB facilita la ejecución de muchas tareas en el dispositivo, entre ellas la generación del log de sistema.

El comando que indicamos a continuación permite indicarle al sistema que deseamos que el contenido del registro de sistema se almacene en un archivo del disco.

adb logcat > log.txt

Al ejecutarlo, se almacenará en el mencionado archivo el contenido actual del registro, tras lo cual deberemos ejecutar la aplicación que nos da problemas hasta que ocurra el error o malfuncionamiento, momento en que será posible finalizar el almacenado (mediante la pulsación conjunta de las teclas CTRL y C en Windows y Unix, por ejemplo).

Mediante un emulador de terminal

Si en nuestro dispositivo Android hemos instalado un emulador de terminal, será posible ejecutar el comando que indicamos más abajo para conseguir que el registro de sistema se almacene en un archivo de la tarjeta de memoria.

logcat > /sdcard/log.txt

Mediante una aplicación específica

En la tienda de aplicaciones de Google existen múltiples aplicaciones que permiten almacenar el contenido del registro sin necesidad de usar comandos específicos; siendo generalmente posible indicar en este caso si se desea almacenar los mensajes de información, debug o error.

Una vez generado el registro de errores, tan sólo deberéis enviárselo al desarrollador, que estamos seguros os responderá en la mayor parte de las ocasiones.

Sin comentarios

Deja una respuesta