Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Decir que el móvil tiene "cuatro núcleos" se ha puesto de moda como argumento de venta. Pero ¿cómo saber la calidad de ese procesador quad core? Os enseñamos.

2

No importa que seáis unos fanáticos de los móviles (igual que nosotros) o unos aficionados que buscan informarse siempre que toca cambiar de teléfono: todos nos guiaremos por ciertos datos a la hora de valorar un smartphone en detrimento de otro. ¿Miráis con lupa cada especificación de la lista de hardware? Es una muy buena práctica; por más que a veces nos obsesionemos con su funcionamiento mucho antes de probarlo físicamente. Que si el procesador de tal móvil no tiene buena pinta y por ello no irá demasiado rápido, que si tal modelo de chip no está a la altura del teléfono… Es bastante habitual dejarse llevar por las sensaciones nada más ver el microprocesador, fijándonos tanto en el modelo concreto como en su velocidad; además de que hay otro punto que se ha convertido en imprescindible: el número de núcleos.

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

La tecnología es imparable en todos los ámbitos, por lo que los smartphones no iban a quedarse atrás. De hecho, los móviles han ido copiando los argumentos de venta ya vistos en ordenadores, pudiéndose apreciar desde en las resoluciones de pantalla como en el espacio para guardar datos; o en el microprocesador, porción de hardware que ha sufrido un salto abismal en los últimos años (¿alguien dijo Ley de Moore?). En tiempos de los primeros Android nadie imaginaba que acabarían integrando microprocesadores tan complejos y potentes, quedando actualmente casi a la altura de sus homólogos para ordenador (en números, no tanto en rendimiento). Y hay una palabra que sobresale entre todas: Quad Core.

Los procesadores de móviles han ido incorporando la misma publicidad que tuvieron los de ordenador

Sí, es cierto que hay procesadores con mayor número de núcleos, pero ha sido el término “Quad Core” el que más se ha popularizado. De hecho, es tan notorio que son pocos los usuarios de móviles que no lo conocen, encontrándose en la etiqueta de una gran cantidad de móviles chinos; y en otros tan populares como pueden serlo los Motorola Moto G, gran parte de los BQ, Xiaomi e infinidad de modelos más. Y dado que lo de Quad Core es un argumento publicitario, resulta lógico pensar que no todos los procesadores de cuatro núcleos ofrecen la misma calidad. Así pues ¿cómo distinguir los buenos de los malos?

https://www.qualcomm.com/sites/ember/files/snapdragon-layered-phone.pngCómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Algo que debemos matizar es que lo de “bueno” o “malo” no es una calificación demasiado apropiada ya que, dependiendo de sus características, un chip de cuatro núcleos puede ser peor que otro en términos de prestaciones sin que por ello sea estrictamente “malo”. De hecho, “Quad Core” implica cierto nivel de calidad, por lo que, publicidad aparte, tampoco es un mal dato en el que fijarse. Aunque eso sí: existen procesadores Dual Core que ofrecen mejor rendimiento que muchos Quad Core, reflejando con ello la extrema diferencia que existe entre la optimización, arquitectura, conjunto de instrucciones… de los distintos chips con sistema integrado o SoC.

¿Qué es un microprocesador?

Técnicamente es el cerebro de un dispositivo, siendo la pieza de hardware encargada de administrar y gestionar todos los procesos así como los distintos periféricos (pantalla, teclado, conexiones…). Gracias a la miniaturización y a la complejidad de la maquinaria desarrollada para la fabricación de los chips, se han ido creando procesadores más y más complejos, integrando distintos elementos aparte del propio núcleo central de procesamiento (CPU); lo que da lugar a los SoC o System On a Chip.

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

El procesador central de un teléfono móvil es mucho más que un chip encargado de gestionar información, ofreciendo desde la GPU encargada de procesar los gráficos a los módems que administrarán las distintas conexiones inalámbricas; pasando por el cerebro que gestionará el procesado de las imágenes, por ejemplo. Así, y analizando por encima el mapa de un microprocesador, nos encontramos con diferentes áreas dentro del mismo, quedando destacados los núcleos destinados a la CPU que serán los que, a su vez, destaquen en la etiqueta de características presente en cada móvil.

El número de núcleos de CPU no implica un mejor procesador; aunque sí da pistas

El número de CPUs se identifica mediante el argot de Dual Core, Quad Core, Octa Core… siempre según el número de ellos que se hayan integrado en el microprocesador. Dichos núcleos funcionan a una frecuencia máxima (también mínima) que se ajusta de fábrica para no dañar ni el chip ni el dispositivo, dando lugar a otra de las características clave al mirar el teléfono. Además, el diseño de los núcleos influye notablemente en su rendimiento, siendo otro de los datos que también suele aparecer en la etiqueta (Cortex-A9, Krait…); integrándose dentro de la arquitectura del procesador.

Arquitectura del procesador: un elemento clave

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Ya hemos visto que en la calidad de un microprocesador influye la cantidad de núcleos centrales de procesamiento, su frecuencia, el diseño de los núcleos y la arquitectura del propio procesador, siendo números más o menos genéricos para identificar su potencial (no supone algo estricto ya que el resto del hardware del teléfono y su versión de software también influyen notablemente). Yendo a lo básico, y según la lógica matemática (que es también la que mueve la publicidad), un procesador con más núcleos ofrece mejor rendimiento; igual que si, teniendo idéntico número de núcleos, el microprocesador es capaz de ejecutar instrucciones a una frecuencia máxima más elevada. Pero son sólo eso, números muy básicos: si una aplicación o sistema no está desarrollada para ejecutarse en paralelo, no aprovechará el potencial que ofrece el disponer de un chip multi núcleo.

Lo que mejor define la calidad de un Quad Core es su arquitectura de procesamiento, el diseño de sus CPUs, el proceso de fabricación utilizado y el conjunto de instrucciones que se utilizarán para ejecutar cada uno de los procesos. Siguiendo con la lógica, cuanto más moderno es un pedazo de tecnología más evolucionado está, ocurriéndole lo mismo a los procesadores. Así, el proceso de fabricación influye notoriamente, habiéndose reducido el tamaño de los transistores hasta mínimos que garantizan una clara mejora en rendimiento y eficiencia energética (de los procesadores actuales, el Exynos 7 que equipan los Samsung Galaxy S6 y S6 Edge es el que ostenta el récord en este punto: proceso de fabricación de 14 nanómetros para un chip de 8 núcleos). Menor tamaño, menor consumo y mayor rendimiento: el proceso de fabricación es un punto clave a la hora de valorar un procesador.

Siguiendo con la arquitectura de procesamiento, y siempre haciendo referencia a ARM como el estándar en lo que a procesadores móviles se refiere (Intel está buscando su hueco en Android con sus Atom x86, pero su presencia es testimonial), también es conveniente fijarse en si los núcleos son compatibles con el código escrito en 64 bits. Gracias a esto, obtendremos mejor rendimiento y menor consumo energético en aquellas aplicaciones que se ejecuten en 64 bits, siendo creciente el número de ellas que optarán por esta mejora en la optimización.

Qualcomm Snapdragon: el estándar de calidad

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Qualcomm se ha ganado a pulso la fama de procesador genérico para móviles Android, siendo el fabricante de procesadores que más smartphones equipa. Y Snapdragon es su marca principal, habiendo evolucionado desde el primer modelo de un núcleo y 1 GHz de frecuencia de reloj hasta el actual Snapdragon 810 que ofrece una pareja de procesadores Quad Core capaz de compaginarse dependiendo de las exigencias de la tarea (big.LITTLE). En definitiva: Qualcomm y Snapdragon son prácticamente el estándar dentro de ARM, habiendo evolucionado casi al mismo nivel que la propia arquitectura.

Qualcomm posee procesadores Quad Core para la gama media de móviles y también para la gama alta, habiéndose convertido en el referente de calidad. Por nuestra propia experiencia, valoramos positivamente el uso de procesadores Qualcomm, habiendo experimentado con un rendimiento general notable en todo tipo de dispositivos. Como es lógico, el resto del hardware también influye, pero, a nivel básico, Qualcomm Snapdragon da garantía.

MediaTek: mala fama inmerecida

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Si destacamos a Qualcomm como fabricante más conocido dentro de la arquitectura ARM, es inevitable poner a MediaTek como eterno “segundón” dentro de la carrera por los procesadores móviles. Reconocemos que el simple hecho de poseer un procesador de este fabricante chino ya otorgaba menos puntos en el análisis general, pero también hay que reconocer que sus procesadores han evolucionado de manera muy satisfactoria.

Ya sabéis que el número de núcleos y su frecuencia máxima marcan la ficha de un chip sin que por ello sea demostrativo de su rendimiento general, influyendo notablemente el resto del hardware y del software que acompaña al teléfono. MediaTek ha mejorado mucho tanto en los procesos de fabricación como en los diseños de sus procesadores, mejorando también en los controladores que gestionan los distintos elementos de sus chips. En paralelo, los fabricantes de smartphones han ido rodeando de mejor hardware a estos MediaTek, consiguiendo que los últimos procesadores Quad Core no estén demasiado lejos en términos de prestaciones con respecto a los equivalentes de Qualcomm.

MediaTek ya no es sinónimo de “gama baja” en procesadores; pero hay que elegir bien

Uno de los detalles que demuestran la evolución de los MediaTek es la apuesta de fabricantes conocidos por integrar con más frecuencia sus procesadores. Por ejemplo, Sony los utiliza en sus nuevos Sony Xperia M5 y C5 Ultra (un MT6752, Octa Core en este caso), disponiendo de la gama alta Helio (X10 y X20) que se codea de tú a tú con un peso pesado como lo es el Qualcomm Snapdragon 810.

Otros fabricantes de procesadores Quad Core

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

A pesar de que Qualcomm y MediaTek son los más populares dentro de los procesadores para móviles, también nos encontramos con otros fabricantes que han tratado de sacarle tajada al enorme pastel de los smartphones. Generalmente son los propios fabricantes de móviles quienes se deciden a invertir en su propia línea de integrados para así dominar al máximo su producto (Apple sería una experta en este campo, sin que Samsung se quede atrás con sus Exynos), desarrollando sus propios diseños sobre arquitectura ARM.

Samsung y sus Exynos son muy conocidos dentro del mundillo, ofreciendo un rendimiento bastante equiparable a los Qualcomm (y MediaTek); y pudiendo encontrar sus Quad Core en varios de los Samsung Galaxy (generalmente variantes del modelo principal: a excepción de los S6, Samsung siempre ha apostado por Qualcomm para sus flagships).

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Huawei es otro histórico fabricante que también se decidió por fabricar sus microprocesadores, disponiendo de su propia empresa de semiconductores dedicada a la tarea: HiSilicon. Los procesadores Kirin ofrecen un rendimiento algo inferior a los Qualcomm/MediaTek, estando presentes en gran parte de los dispositivos del fabricante (incluido el último Huawei P8).

Xiaomi es otro de esos fabricantes que tiene previsto fabricar sus propios procesadores, habiéndose marcado el 2016 como fecha plausible para la comercialización en los terminales Mi. Además, no podemos olvidarnos de los Atom de Intel: sus últimos chips Atom BayTrail prometen procesadores de hasta cuatro núcleos basados en arquitectura x86.

Resumen: ¿qué procesador Quad Core escoger?

Cómo saber si un procesador Quad Core es bueno o malo

Después de toda esta explicación, y de haber buceado en las características que definen a un procesador Quad Core, toca resumir los puntos en los que fijarse a la hora de elegirlos junto a nuestro próximo móvil. ¿Cuál sería la recomendación?

Según nuestra propia experiencia, y siempre basándonos exclusivamente en SoCs que incorporan cuatro núcleos de CPU, lo mejor sería apuntar a Qualcomm Snapdragon cono fabricante subiendo lo máximo posible en la nomenclatura que define a la familia. Así, un Qualcomm Snapdragon 610 será mejor que un 410, viéndose superado a su vez por un 800. Esto de manera genérica porque, como hemos dicho, también influye la modernidad del propio chip: Qualcomm evoluciona sus familias de procesadores, por lo que un 60x puede ofrecer mejor rendimiento que un 800, por poner un ejemplo. ¿Queréis más información sobre sus familias de procesadores? Aquí podéis acceder a toda la gama Qualcom Snapdragon.

https://www.qualcomm.com/sites/ember/files/snapdragon-layered-phone.png

En el caso de apuntar a un procesador MediaTek Quad Core, algo que tampoco dejamos de recomendar (nos hemos quitado el chip, y nunca mejor dicho, de la supuesta “mediocridad” del fabricante), os debéis fijar igualmente en la nomenclatura de la familia y modelo concretos. Como pasa con Qualcomm, cuanto más alto sea el número mejores son sus prestaciones, yendo desde los MT682 a los MT6735 de 64 bits. Existen procesadores más avanzados que se escapan de la familia MT (los Helio), pero ninguno son Quad Core (aunque el Helio X10 posee dos clústeres de cuatro núcleos).

Ya sabéis: a mayor número dentro de la familia del procesador mejor es. Actualmente, la evolución es sumar clústeres de núcleos haciendo uso de la tecnología Big.LITTLE que integra la arquitectura ARM, por lo que hablar de Hexa Core, Octa Core y Deca Core será bastante habitual en el futuro. Siempre teniendo en mente algo muy claro: el procesador nos da una indicación aproximada del rendimiento de un dispositivo sin que sea determinante para su funcionamiento. Aunque no vamos a negar que, siendo el cerebro de un teléfono móvil, se trata de un buen baremo por el que guiarnos.

Esperamos que os hayamos aclarado las dudas en torno a procesadores Quad Core, arquitecturas, procesos de fabricación y frecuencias. ¿Queréis saber más? Os recomendamos esta serie de artículos de Xataka: imprescindibles para entender el funcionamiento de la parte central de cualquier dispositivo moderno.

2 comentarios

  1. edazo de tutorial. Muy buen trabajo! Sobre todo esto ya sabía un poco de antes pero aún así me sigo quedando con la duda. En el caso del meizu m2 note con un mediatek 6753 de 8 núcleos a 1.3 ghz, tendría más rendimiento y menor consumo de batería que el procesador que posee el Motorola moto G de tercera generación, siendo este un snapdragon 410 (quadcore a 1.4 ghz)?
    Supuestamente este mediatek posee más núcleos pero la potencia individual de cada núcleo es 0.1 menos que el snapdragon, siendo este el rey en cuanto procesadores en Android. Que móvil creeis que sería más potente siendo estos dos de 64 bits?

    Moto g3- 199 euros
    Meizu m2 note- 179 euros

    Muchas gracias!!! Y gran trabajo!

  2. Muy buen artículo, pienso que es un tema del que se habla bastante poco pero que es de bastante importancia la verdad.

    Lo único que me ha faltado es hablar un poco más de los Kirin, porque su fama no es muy buena pero sin embargo montan en terminales a priori muy buenos como el P8 o la gama Honor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here