Si algo podemos destacar de la facilidad de otros sistemas operativos como por ejemplo iOS es la facilidad de realizar capturas de pantalla con un simple atajo de teclado, quedando éstas guardadas en el carrete.

En Android actualmente se ha puesto remedio a esta carencia, con la llegada de Ice Cream Sandwich se han unificado los atajos de teclado y formas de capturar una instantánea de nuestra pantalla, sin embargo en muchos modelos anteriores, o incluso actuales, no existe esta opción, y nos vemos obligados a rootear el terminal para instalar determinadas aplicaciones, o incluso cambiar la rom.

Pero ¿y si no queremos complicarnos la vida y sólo queremos capturar el escritorio, aunque no sea desde el propio móvil? Vamos a ver cómo hacerlo sin tener que rootear el móvil, no es muy difícil y nos puede ser útil para más cosas en el futuro.

Antes de nada, si habéis actualizado vuestro terminal a ICS (Android 4.0) hace poco, probad el siguiente atajo de teclado: botón de encendido + bajar volumen, si se escucha el sonido de la cámara, se ha hecho una captura de pantalla. No es necesario instalar nada.

Hemos de tener instalado el SDK de Android, hace poco lo explicamos, en Windows, Linux y Mac OSX es muy similar la instalación, en Linux no es necesario indicar la ruta path, el sistema la ubica automáticamente.

Una vez tenemos todo instalado, acudimos a la carpeta personal nuestra (según nuestro sistema operativo), vamos a la carpeta donde tenemos descomprimido el SDK, entramos y buscamos la carpeta tools, entramos en ella y localizamos el archivo ddms.

Creamos un acceso directo a ese archivo y a ser posible lo incluimos en el listado de programas, así podemos arrancarlo de forma sencilla.

En el caso de que usemos un sistema Linux, debemos previamente crear los archivos que activan el soporte de los drivers de nuestro móvil.

Una vez arrancamos el Dalvik Debug Monitor System (DDMS) nos encontramos con esto:

Hacemos clic en nuestro dispositivo, después donde pone Device y nos aparecerá este menú desplegable:

Pinchamos en Screen capture y usamos el móvil hasta que muestre la pantalla que deseamos capturar. Con el botón Refresh refrescamos para mostrar el contenido actual de la pantalla, Rotate para girar la imagen, Save para guardarla, Copy para guardar una copia en el portapapeles y Done para confirmar que hemos acabado de realizar capturas.

Todos los terminales, tablets y móviles, son reconocidos por el SDK de Android, con lo que podemos hacer capturas desde el ordenador, como véis de forma sencilla y rápida.

Sin comentarios

Deja una respuesta