Menuda ronda de estrés se ha llevado nuestro Sony Xperia Z, el terminal que nos ha prestado el fabricante se ha enfrentado a nuestra mesa de review a fondo y también a la de la comparativa con el iPhone 5, terminal que no puede faltar en ninguna ronda de combate cuerpo a cuerpo. ¿Y cuál es el otro que debería de estar sí o sí? Evidentemente, el terminal estrella de Samsung, que no en vano es el fabricante que más smartphones Android ha colocado. Aunque, por no tener actualmente un terminal que hayamos podido ver y tocar, no vamos a enfrentar al Sony Xperia Z vs el Samsung Galaxy S4, sino que lo subiremos al ring para que combata contra el phablet de moda: el Samsung Galaxy Note 2. Evidentemente, no acaba de resultar un combate en el que ambos modelos se puedan considerar rivales natos, pero, como veremos a continuación, guardan muchas más similitudes de las que se podría pensar.

Tras más de una semana donde hemos estado trasteando a fondo con el Sony Xperia Z, y tras haberse enfrentado a una de las pruebas más duras que un smartphone puede sufrir como son los cuatro días del MWC, aquí viene dispuesto a darse de pulgadas contra el Samsung Galaxy Note 2, en una lucha sin cuartel que se anticipa larga y concienzuda. ¿Os apetece entrar en profundidad con la comparativa? Pues vayamos allá.

Análisis y comparativa

En el aspecto exterior es donde se encuentran las mayores diferencias, descubriendo que ambos fabricantes han seguido caminos distintos en lo que se refiere a diseño. Por un lado, Samsung apuesta por la senda continuista integrando las dimensiones del Samsung Galaxy Note original al diseño característico del Samsung Galaxy S3, ofreciendo un terminal grande, de agarre cómodo si no fuera por su anchura, con un aspecto sólido y vistoso a pesar del plástico excesivo con el que se recubre el Samsung Galaxy Note 2 y una pantalla que encaja ocupando casi todo el frontal (Samsung reduce bastante los marcos inferior y superior) junto a los botones físicos de control, con el Home central típico en forma de pulsador. El Sony Xperia Z, por el contrario, da un giro de 180 grados con respecto a terminales anteriores, ofreciendo un smartphone de corte sencillo donde cada detalle se ha mirado con lupa. Doble cara de cristal endurecido con los costados en idéntico material, poliamida de fibra de vidrio para proteger las esquinas, diseño exterior con una agradecida protección contra los elementos… aspectos que convierten a este smartphone en una auténtica fiesta para la vista, sosteniéndise en las manos con la sensación de tener una gran obra de arte. Los bordes rectos y su anchura no le hacen mucho más cómodo que el Samsung Galaxy Note 2, pero, al menos por tamaño, sí es más sencillo de utilizar.

De funcionamiento andan ambos muy equilibrados en prestaciones y posibilidades técnicas, aunque con ciertas diferencias que acaban jugando a favor del Sony Xperia Z o del Samsung Galaxy Note 2, respectivamente. Por ejemplo, y empezando por la pantalla, la resolución full HD del primero llama poderosamente la atención de la vista ya tras el primer arranque, quedando el phablet en segunda posición en cuando reproducimos contenido que aproveche dicha resolución. Además, los japoneses obtienen un mejor contraste en negros y un colorido más vivo, aunque el software Bravia Engine 2 aporta mucho en este punto. Por contra, el Samsung Galaxy Note 2 obtiene un mayor brillo de pantalla, algo que nos facilitará la vida al aire libre. Sin olvidarnos de que los ángulos de visión también son mejores en el phablet.

Por potencia y procesamiento no podríamos diferenciarlos en exceso, aunque sí es cierto que el Snapdragon S4 Pro del Sony Xperia Z ofrece un ligero mejor rendimiento que su rival, el Exynos del Samsung Galaxy Note 2. Ambos de cuatro núcleos, con 2 GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento interno (aunque el Note dispone también de 32 y 64 GB opcionales) y zócalo para tarjetas SD, encontrándonos en la zona de inserción con otra de las grandes diferencias entre ambos: el Sony Xperia Z posee un cuerpo compacto en el que las únicas partes móviles son sus pestañas para proteger los puertos; por contra el Samsung Galaxy Note 2 apuesta por incluir una tapa trasera bajo la que esconder la batería, permitiendo así cambiarla en caso de que se gaste o estropee. El Zócalo para la SD se encuentra fácilmente accesible pudiendo extraerse la tarjeta en caliente, mientras que para la micro SIM (ambos la incluyen) tendremos que sacar la batería.

Si ya habíamos dicho que la protección contra el agua era una de las características únicas del Sony Xperia Z, llega el turno de que hablemos de la parte más exclusiva del Samsung Galaxy Note 2: su lápiz táctil integrado y el software adaptado a dicho stylus. Samsung ha hecho un grandísimo trabajo brindando un inimitable entorno con apps capaces de extraer todo el jugo del lápiz, aunque a costa de proveer al móvil de una interfaz que se muestra muy recargada en determinados puntos. Gran cantidad de gestos, opciones asistidas para el S Pen, personalización exhaustiva… Si sois aficionados a TouchWiz os encontraréis en vuestra salsa, pasando al lado contrario en el caso de que no os entusiasme dicha interfaz. Por contra, Sony ha adaptado su launcher Xperia a Jelly Bean aligerándola de personalización y de peso, consiguiendo modernizar su aspecto sin perder la esencia de la marca. Pero a costa de no incluir demasiadas apps exclusivas, algo que le pone en desventaja en esta comparativa entre el Sony Xperia Z vs Samsung Galaxy Note 2.

En el terreno multimedia, tenemos aquí un campo abonado para la controversia. Por un lado, la pantalla del Samsung Galaxy Note 2 es excelente para visualizar vídeos y todo tipo de juegos y apps a pantalla completa, teniendo en sus dimensiones la mejor baza para este tipo de uso. Por contra, la pantalla del Sony Xperia Z, sin ser mucho más pequeña, se ve mermada en parte por los botones de Android virtuales (presentes en casi todo momento), pero potenciada por su extraordinaria resolución Full HD. Aunque hemos de ir más allá: podremos sacarle el rendimiento al 1080p en aquellas películas o juegos que tengan dicha resolución, lo cual tampoco va a ser demasiado habitual, equiparándose en calidad visual con su contrincante en la mayor parte de las ocasiones.

Y pasando de lleno al terreno de las cámaras… Podemos decir que aquí se aúpa el Sony Xperia Z con supremacía absoluta, obteniendo mejores capturas en cualquier entorno y siendo extraordinarias siempre que se reúnan las condiciones lumínicas favorables, bajando bastante la calidad conforme va descendiendo la luz. Y gran nota obtiene su interfaz y modo automático, donde el smartphone va analizando constantemente las condiciones eligiendo automáticamente los mejores ajustes. Y con esto no quiere decir que el Samsung Galaxy Note 2 haga mucho peores las fotos, porque no es el caso. Aunque sí que es cierto que las suyas tienen mayor tendencia a saturar los colores, especialmente el verde, obteniendo mejores resultados con mediana luz. Pero la interfaz es algo caótica teniendo las opciones peor distribuidas, a lo que hay que sumar un punto negativo más: no es nada cómodo fotografiar con el Samsung Galaxy Note 2, ganándole el Sony Xperia Z en este punto. Aunque con el Note podremos disparar con la voz, cosa que en el Xperia se echa de menos.

Un último punto de atención merece la autonomía, donde la diferencia de mAh da a entender claramente quién será el vencedor. 3100 mAh del Samsung Galaxy Note 2 vs 2330 mAh del Sony Xperia Z, teniendo mucha mayor autonomía el phablet con el uso empírico que el smartphone. Aun así, el modo Stamina de los japoneses alivia en parte el consumo del Xperia Z, aunque su control no se muestra todo lo preciso que debería.

Tabla comparativa Sony Xperia Z vs Samsung Galaxy Note 2

SONY XPERIA ZSAMSUNG GALAXY NOTE 2
POTENCIA
ProcesadorQualcomm Snapdragon S4 Pro 4 núcleos a 1,5 GhzExynos Quad-core 1.6 GHz Cortex-A9
RAM2 GB2 GB
GPUAdreno 320PowerVR SGX 543MP3
Almacenamiento16 Gb y microSD hasta 64 Gb16/32/64 GB + microSD
MULTIMEDIA
Pantalla5 pulgadas Mobile Bravia 1920 x 1080 (Full HD)Super AMOLED 5.5″ 1280×720 píxeles
Cámara trasera13 megapíxeles con grabación Full HD8 Megapíxeles, autofocus, flash LED, grabación 1080p@30fps…
Cámara delantera2 megapíxeles con grabación Full HD1.9 Megapíxeles, grabación 720p@30fps
CONECTIVIDAD
Redes móvilesGSM 850 / 900 / 1800 / 1900 y HSDPA 850 / 900 / 1900 / 2100 y LTEHSDPA a 21 Mbps; HSUPA a 5.76 Mbps (variante LTE disponible)
WifiWi-Fi 802.11 a/ac/b/g/n, Wi-Fi Direct, DLNA, Wi-Fi hotspotWi-Fi 802.11 a/b/g/n, DLNA, Wi-Fi Direct, Wi-Fi hotspot
GPSGPS con A-GPS y soporte GLONASSGPS con A-GPS y soporte GLONASS
OtrosRadio FM, giroscopio, brújula, acelerómetro, resistencia a polvo y líquidos, NFC, Bluetooth 4.0…Giroscopio, brújula, acelerómetro, Bluetooth 4.0, Radio FM, NFC…
SISTEMA OPERATIVOAndroid 4.1.2 Jelly BeanAndroid 4.1.2 Jelly Bean
BATERÍA2330 mAh3100 mAh
PESO Y TAMAÑO139 x 71 x 7.9 mm y 146 gr151.1 x 80.5 x 9.4 mm y 183 gr

Comparativa en vídeo HD

Ha llegado el momento: enfrentar en la comparativa del Sony Xperia Z vs Samsung Galaxy Note 2 a los dos contrincantes en vídeo HD, donde se ven realmente los puntos a favor y en contra que poseen cada uno con respecto al contrario. Ambos son de alta gama y, por ende, con prestaciones de lujo, pero no cabe duda de que los pequeños detalles que aportan uno y otro son los que acaban marcando la diferencia. ¿Os apetece comprobarlo? Pues aquí tenéis el vídeo, que empiece la lucha.

Imagen de previsualización de YouTube

Como veis, ambos son dos terminales con Android Jelly Bean que hacen de sus dimensiones su verdadera presencia, teniendo pulgadas de pantalla de sobra como para hacerle frente a cualquier tarea. Por un lado, el Samsung Galaxy Note 2 se muestra algo más torpe en las manos, aunque también mucho más productivo gracias a sus herramientas de retoque incluidas y al S Pen. Por otro lado, el Sony Xperia Z hace de la resolución de pantalla una punta de lanza con la que dar envite a su contrincante, ahondando en un terreno donde el otro no puede ni meter la carcasa: en el de la protección contra el agua y el polvo. Con características exclusivas son, sin embargo, dos terminales de alta gama capaces de conseguir todo lo que se propongan, mostrando potencia y prestaciones suficientes como para colmar hasta a los usuarios más exigentes. Entonces, ¿por cuál decantarse?

La actualidad también es un punto a favor, por lo que el diseño del Sony Xperia Z se ve mucho más atractivo que el del Samsung Galaxy Note 2, donde los coreanos evolucionan el diseño del Galaxy S3 para hacerlo crecer hasta las 5.5 pulgadas. El de los japoneses se muestra mucho más lujoso y elegante en la mano, haciendo de su estilo sencillo y rectilíneo toda una seña de identidad que se deja ver y admirar. Incluso intuimos un mejor funcionamiento y fluidez de su interfaz, a pesar de que ambos se mueven excelentemente bien en Jelly Bean. Por todo esto, y por circunstancias añadidas como mejor calidad de cámara y un sonido que gana muchos puntos en comparación con el del Samsung Galaxy Note 2, entendemos que el Sony Xperia Z sería un justo vencedor en la contienda. No por muchos puntos y siempre teniendo en cuenta ciertas opiniones personales, pero así nos lo ha demostrado el uso.

¿También vosotros pensáis que ganaría el Sony Xperia Z? ¿Os gustan este tipo de smartphones tan grandes o preferís pantallas más contenidas? Y una última pregunta clave: ¿creéis que las 5 pulgadas del móvil japonés entrarían en ese segmento phablet donde se mueve el Samsung Galaxy Note 2 con amplia soltura?

7 comentarios

  1. Yo también estoy entre estos dos móviles, lo único que me hace dudar por el note es el pen, no se si con un buen pen se podrían parecer más del sony me tira mucho la calidad de su pantalla, la cámara y la resistencia a los elementos, pero del Samsung su predisposición para la creatividad que no se si el sony la podría tener como he dicho antes con un buen pen, si alguien lo tiene y lo ha testado me gustaría saber su comentario.
    saludos.

  2. Sera justo compara dos equipos que fueron lanzados en tiempos distintos…el note 2 lleva ya varios meses en mercado, y los fabricante han podido recopilar lo mejor y lo peor de este segmento, por ello han diferenciado que para los smartphone la pantalla llegara hasta las 5 pulgadas..ejemplo de ello el Sony XL y el S4.

    Pero bueno yo escribo desde un Note 2, con su respectivo flip cover, y bueno, es un telefono increible, me olvide de mi tablet, autonomia de hasta 2 dias dependiendo del uso, antes tuve un S3, que murio de una caida de 70 cm, y lo unico que puedo reclamar a samsung es la poca resistencia de sus pantallas.

  3. Al final me quedaré con el note2 x su creatividad ke tiene como x ejemplo el pen, me gusta mucho y la pantalla es mas grande,,,,,,

    Gracias

  4. Pase de iphone 3gs a note 1 he tenido tambien iphone 4 y 4s y he provado sony z y este ultimo es super elegante (no deja de ser una “copiada” de un 4 , esteticanmente) pero el note me enamoró deje de lado mi ipad e incluso mi tv de 40″, cuando cojo un terminal de menos pulgadas me biene una risa de malo que me la piso, aclaro que ahora escribo desde note2 y es un maquinon como corre su patalla es el no va mas , el trastear con su navegador no tiene comparacion , jugar ya es de otro mundo la multitareas es de verdad y el que tenga uno sabra lo que digo poder ver pelis y whatsappseando a la par impresiona. Ahora sera que soy poco creativo pero el pen ni lo saco pero me inmagino que sera cuestion de gustos. El note 2 se lo recomendaría incluso a mi padre con 72 añitos

  5. El Xperia z es mejor que un note 2
    cámara materiales. Resistencia agua etc
    más cómodo más valorado 1080p
    y. Para ver películas en youtube a 1080 p etc
    Tenía el note 1 y estaba contento con el pero siempre con la preocupación de no tratarlo meterle funda etc asta que se lo regale a mi novia salió hace 1 mes la actualización multitarea para el pero es el mismo tlf que un note 2 a pesar de ser un dual Core menos segundos de rapidez etc
    yo pequeño con el z estampas cotizado y cuando lo venda dentro de 8 meses y salga el note 3 ya veré no se puede comparar un plástico. A un móvil de calidad

Deja una respuesta