Motorola acertó de lleno en 2013 cuando lanzó el Moto G, un móvil android de gama media que, con sus luces y sombras, llevó a cabo uno de los mayores cambios de percepción más grandes en el usuario en la historia de los smartphones.

Un año después Motorola lanzó la primera renovación de este dispositivo, el Moto G 2014 que venía a corregir algunos aspectos como la carencia de microSD pero también a cambiar cosas de las que no habíamos visto muchas quejas como el tamaño de pantalla, que creció sin aumentar la resolución.

Hace unas semanas Motorola lanzó la tercera versión mayor de este móvil, el Moto G 2015 que también ha mejorado aspectos de sus antecesores.

En la comparativa del Motorola Moto G 2015 vs Moto G 2014 os contamos cuales son los principales cambios y si merece la pena cambiar uno por otro, partiendo de la base de que la comparativa la haremos con los dos modelos de 8 GB de almacenamiento interno y 1 GB de RAM.

Vídeo análisis comparativo

En el vídeo os explicamos nuestras sensaciones tras haber usado de forma intensa ambos modelos durante bastante tiempo:

Materiales, peso y dimensiones

Estamos ante dos terminales claramente enfocados a la gama baja y quizás eso fuera suficiente para plantear materiales plásticos en la fabricación hace unos años pero no ya. Hay móviles con acabados mejores que estos pero entre sí son similares. Y eso no es un problema.

Ambos son similares en aspectos como dimensiones y peso y también en la sensación en la mano, con un tamaño de marcos similar, un diseño también similar y una colocación de puertos y botones idéntica.

Comparativa del Motorola Moto G 2015 vs Moto G 2014

Ambos tiene disponibles carcasas externas de precio contenido de las que hemos hablado en alguna ocasión pero las mismas tienen diferencias.

El Motorola Moto G 2014 tiene un acabado mate que atrae muchísimo las huellas si lo comparamos con el Motorola Moto G 2015, cuyo acabado es rugoso y las tapas tienen una textura que lo dota de mejor agarre pero también le da una sensación de ser más juvenil.

Potencia, prestaciones y pantalla

Potencia, prestaciones y pantalla

Motorola siempre ha afirmado que fluidez y la experiencia de usuario no se basa tanto en las cifras del hardware como de la capacidad de los fabricantes de optimizar el hardware y el software.

Esto es cierto pero el fabricante ahora propiedad de Lenovo ha llevado esto al extremo y ambos dispositivos comparten memoria interna, de 8 GB, memoria RAM, de 1 GB, y casi procesador.

El Motorola Moto G 2014 lleva un Snapdragon 400 que tiene cuatro núcleos a 1.2 GHz mientras que el modelo de este año apuesta por la versión 410 que tiene los mismos núcleos pero a 1.4 Ghz además de llevar de serie 4G.

Moto G 2015 vs Moto G 2014

Hemos visto otras versiones del Moto G 2014 como una con 16 GB de almacenamiento u otra con conectividad 4G mientras que la otra alternativa del Moto G 2015 es al de 2 GB de RAM y 16 GB internos, si bien en algunos países se ha comercializado una de 1 GB de RAM y 16 GB internos.

En el día día tenemos que reconocer que el Motorola de este año se nota más fluido que su antecesor aunque no sabemos si es una mera cuestión de hardware, cosa que nos extrañaría, o se trata de una cuestión de software y es que el Moto G de 2014 va bastante más fino con Android 4.4 Kit Kat que con Lollipop.

Dos paneles IPS con una diagonal de cinco pulgadas y una resolución de 1280×720 px montan ambos teléfonos.

En este caso, al igual que ha sucedido en los materiales y en la potencia, las diferencias son tan mínimas que no merecen la pena elegir uno u otro por esta característica.

Diferencias principales

Diferencias principales

Al estar hablando de los dos modelos base tenemos que decir que ambos tienen radio FM pero que sólo el de este año tiene conectividad 4G, algo que empieza a ser clave para muchos usuarios.

Este Moto G 2015 tiene también resistencia al agua IPX7, lo que le permite sumergirse hasta un metro de profundidad durante 30 minutos como ya os hemos enseñado en más de un video.

Por otra parte, el Moto G 1014 ha sido el único representante de esta familia que hasta la fecha ha incorporado dual SIM, de nuevo de forma nativa y es que aunque el Moto G 2015 no lo tiene sí que dispone de ella en mercados muy concretos.

Además el modelo de al año pasado contaba con dos altavoces estéreo frontales mientras que el de este año se queda en un solo altavoz, ya que la parte superior, aunque lo parezca, sólo tiene el auricular.

Cámara

Cámara

El mayor fallo del Motorola Moto G 2013, junto con la carencia de micro SD, era su cámara. Un sensor del todo insuficiente para lo que se le pedía en aquel momento a los móviles y que Motorola corrigió, al menos parcialmente, en el modelo de 2014.

Sin embargo el gran salto adelante lo ha dado el modelo del 2015 al implementar un sensor Sony IMX214 que hemos visto en otros dispositivos como el Nexus 6 o el Alcatel One Touch Idol 3.

Las diferencias de fotografía son sustanciales en la mayoría de los casos aunque hay otros en los que tenemos que reconocer que no hay tanta variación como para que suponga un factor clave. No obstante nos probado a fondo ambas cámaras y en el video podréis compararlas.

Autonomía

Autonomía

El Moto G original nos dio una autonomía envidiable y el modelo de 2014 bajó algo esas métricas.

El modelo del año pasado nos ha arrojado un día y medio de uso con entre 3 y 4 horas de pantalla, mayormente en cobertura wifi.

El modelo de este año nos ha dado una autonomía algo mejor, de casi dos días de uso con entre 4 y 5 horas de pantalla, de nuevo mayormente en cobertura wifi.

Hay que aclarar que la variación de versiones ha arrojado diferentes métricas en este sentido y ya de por si es difícil valorar esto cuando variamos mucho los usos.

De nuevo decir que el Moto G 2015 es algo mejor pero no partíamos de un móvil de mala batería con su antecesor.

Test Benchmarks

Test Benchmarks

Los test de benchmarks son dispares similares al usar chips similares. El cambio de arquitectura, el ligero aumento de frecuencia de reloj y seguramente la diferente versión de Android, aunque sea pequeña, parece que afecta.

En el Moto G 2015 hemos corrido Antutu y hemos llegado a los 23189 puntos, cuando hemos usado Quadrant nos ha dado 15942 puntos.

En el caso del Moto G 2014 en Antutu hemos obtenido una puntuación de 18234 puntos y en Quadrant el resultado es de 8951 puntos.

Conclusión

Conclusión

Son muchos los lectores que nos han preguntado por estos dos modelos, para saber si merecía la pena un móvil u otro, cambiar entre ellos, etc.

Cuando analizamos el Moto G 2014 os dijimos que era un terminal adecuado a lo que ofrecía y con el Moto G 2015 hemos dicho lo mismo.

Ambos dispositivos tienen muchísimas similitudes y algunas diferencias si bien no sustanciales

El Motorola Moto G 2014 aporta la posibilidad de llevar dos tarjetas de teléfono a la vez y de tener un sonido estéreo frente al Moto G 2015 que nos aporta resistencia al agua, algo más de batería y potencia y una mejor cámara.

Desde nuestro punto de vista la elección del Moto G 2015 es acertada en muchos casos pero no vemos cambios suficientes como para que un usuario pase del Moto G 214 al Moto G 2015 más allá de que lo haga por capricho o porque no le supone ninguna inversión económica.

1 comentario

  1. Tenía el moto g 2013, y lo renové con este 2015 y estoy muy contento la verdad, soy de México y aquí llegó la versión de 16 GB y 1 de RAM y con DOBLE SIM, el punto es que se nota mucha la diferencia de fluidez !!! Y lo me decidí a comprarlo por 4 cosas:

    *La cámara como principal
    *La protección al agua
    *Actualizaciones de android seguras( android stock)
    *Audio en la parte frontal

    Se que ahí muchas alternativas, pero vamos yo de motorola me fió, y una vez más no me ha decepcionado …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here