Hace unos días publicamos el análisis de un terminal Android que nos ha sorprendido por lo bien construido que está y el buen rendimiento que ofrece, acercándose a cotas “Nexus” en muchos de los puntos que llegamos a analizar. Por ello consideramos justo echarlo a pelear con un Nexus 5 para comprobar si realmente estaban tan cercanos como nos había parecido en un principio. Os traemos por tanto el análisis comparativo, tanto en vídeo como en texto, entre el Energy Phone Pro Qi y el Nexus 5, en este caso un modelo de Nexus 5 con Android 4.4.4 KitKat.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

Os dejamos ahora con el análisis en vídeo de la comparativa entre ambos dispositivos y nos sorprenderá lo parecidos que son en rendimiento en muchos aspectos aunque haya un par de puntos o tres en los que el Energy Sistem Pro Qi se ha visto penalizado, dejando vía libre para que el Nexus 5 gane en esta comparativa. Después del vídeo entraremos en materia en los aspectos más importantes.

Vídeo análisis comparativo

Calidad de los materiales

Pese a estar a la par en algunos aspectos, el ganador en cuanto a la calidad de materiales ha de ser el Nexus 5. La construcción de ambos dispositivos es sólida, sin fisuras, y en ambos casos hablamos de terminales sin batería extraíble ni acceso a microSD. Eso da a los dos modelos una robustez agradable al poder prescindir de una tapa trasera que se pueda quitar pero es esa tapa trasera la que hace que al balanza caiga del lado de LG y su Nexus 5.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

El plástico trasero del Energy Sistem Pro Qi es de una calidad reducida, distinta a la construcción de la pantalla o al marco de aluminio, y eso hace que el tacto del Nexus sea superior, más aún teniendo en cuenta que la superficie trasera del Energy Phone es demasiado deslizante mientras que el tacto gomoso del Nexus se muestra más seguro. Una lástima pues es de las únicas pegas que podemos ponerle al modelo de Energy Sistem, pero LG gana en este aspecto.

Peso y dimensiones

Aquí hay diferencia también entre ambos dispositivos aunque podemos declarar un empate técnico. El Energy Sistem Pro Qi tiene un peso de 150 gramos mientras que el Nexus 5 pesa 130. 20 gramos que deberían dar al Nexus como ganador pero el cuerpo estilizado del Energy Sistem hace que sea incluso más ergonómico que el modelo de LG. A grosores muy similares, 9,1 frente a 8,6 mm, encontramos que el que el Energy Sistem sea más alto e igual de ancho hace que este modelo pueda sostenerse de forma más cómoda, dando mayor seguridad que la que aporta LG en su Nexus.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

El tacto deslizante de la carcasa trasera del Energy Sistem Pro Qi se matiza bastante gracias a su diseño curvo, menos pronunciado que el de smartphones como el HTC One M8 pero presente y que hace que el agarre sea más cómodo pese a la diferencia de peso. Sin duda, el Energy Sistem pesa más pero es más cómodo en la mano mientras que el Nexus 5 es más ligero pero se muestra menos rotundo. Empate.

Potencia y prestaciones

Aquí es donde encontramos las principales diferencias entre ambos terminales y donde el Nexus 5 se declara vencedor, pese a sus parecidos. La opción de MediaTek como procesador del Energy Sistem Pro Qi es buena en cuanto nos damos cuenta de que es el terminal más optimizado en este sentido de todos los que hemos probado. Ocho núcleos que hemos visto montados sobre otros dispositivos de forma muy ineficiente y que en el Energy Sistem corren suaves y demuestran potencia, a pesar de estar lejos de lo que despliega el Snapdragon 800 del Nexus 5. Ambos cuentan con 2 GB de RAM.

La falta de personalización del sistema, siendo prácticamente un Nexus en cuanto a apariencia, hace que el dispositivo corra fluido pero cuando le exigimos más, con aplicaciones más pesadas, notamos que el MediaTek no llega y que demuestra por qué están aún a otro nivel, a pesar de sus avances.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

No obstante, el Energy Sistem Pro Qi mantiene muy bien el nivel y pese a no llegar, es un gran competidor. Sin duda no defraudará a sus futuros compradores si optan por este terminal. Como digo, y me repito, es el MediaTek mejor optimizado de todos los que hemos probado en esta casa.

Pantalla

Aquí tenemos un nuevo empate técnico pues hablamos de dos pantallas de cinco pulgadas con resolución FullHD que se comportan de forma muy similar tanto en interior como en exterior, destacando más el Nexus 5 en interior pero siendo algo más visible el Energy Sistem cuando el sol incide sobre la pantalla. en cuanto al control automático de brillo, el Nexus sigue demostrando que está mejor optimizado y se lleva ese punto a casa de LG. En cuanto a los niveles máximos y mínimos de brillo ambas pantallas son muy similares y sería difícil darle el premio a una o a otra.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

Si hablamos de respuesta táctil nos encontramos ante el mismo dilema. Ambos terminales cumplen a la perfección y el empate se produce prácticamente a todos los niveles. Gran trabajo de Energy Sistem en este aspecto de las características del Pro Qi.

Cámara

La cámara del Energy Sistem Pro Qi cuenta con 13 megapíxeles y la del Nexus 5 con 8. Esto sería un punto diferenciador si no fuera porque los megapíxeles importan poco en la medición de la calidad de una cámara. Influyen otros aspectos como las lentes o la calidad del sensor, incluso la capacidad del software para generar las fotografías. Todos conocemos los casos de Sony, cuyas cámaras recorren el mercado dentro de modelos de otros fabricantes que obtienen distintos resultados. Así pues, se antoja un análisis algo más en detalle y alejado de lo que son los megapíxeles. Calidad y no cantidad.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5
Fotografía interior captada con el Energy Sistem Pro Qi

¿Ganador? La cámara del Nexus 5, pese a lo castigada que está en cuanto a críticas, sigue siendo una de las mejores del mercado y lo demuestra cuando la echamos a pelear con la cámara del Energy Pro Qi. Con una respuesta más o menos parecida en exteriores, en zonas iluminadas, es en interiores donde saca a relucir su potencial dando lugar a fotografías más vivas mientras que el Energy Sistem Pro Qi peca de ser algo oscuro en sus tomas interiores. El software ayuda, obviamente, y mientras el HDR+ del Nexus 5 nos saca prácticamente de cualquier apuro, el HDR que incorpora el Pro Qi se muestra algo tosco y no alcanza el nivel del terminal de LG.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5
Fotografía interior tomada con el Nexus 5

En cuanto a velocidad de enfoque y de captura, ambos terminales son bastante similares pero en líneas generales, y por pocas décimas en todos los aspectos salvo en la fotografía interior, el Nexus 5 gana esta batalla de cámaras. El punto a favor del Pro Qi es su cámara frontal, de 5 megapíxeles con flash, pero el Nexus cuenta con una cámara frontal bastante luminosa que se equipara en mucho a la del Qi. Así pues, victoria para la cámara trasera del Nexus y empate para las cámaras frontales. El Nexus 5 gana en el cómputo global.

Autonomía

Baterías similares, 2300 en el Energy Sistem por 2300 en el Nexus 5, con consumos supuestamente parecidos tanto a nivel de pantalla como de procesador, y sin embargo el Nexus nos enseña cuán optimizado está superando en casi todos los tests que hemos hecho al modelo Pro Qi de los españoles. El procesador gana la batalla en este aspecto y es que el Snapdragon 800 de Qualcomm vino a reducir notablemente los consumos del modelo anterior, el 600, y ha sacado a relucir en esta comparativa lo lejos que está todavía de un MediaTek que hace las cosas cada vez mejor. Pero no llega, hay que reconocerlo.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

En todos los tests que hemos realizado, tanto en reproducción continua de vídeo como en usos en WiFi y 3G, el Nexus obtiene una autonomía entre un 20 y un 25% superior a la del Energy Sistem Pro Qi. Dado que no hubiese sido problema de tamaño ni de peso, puesto que ya los supera, unos miliamperios más habrían sentado de maravilla a un Energy Sistem Pro Qi al que los 2300 que monta se le quedan cortos.

En el aspecto de la autonomía hay que destacar, no obstante, que ambos modelos cuenta con carga inalámbrica lo que favorece las pequeñas cargas a lo largo del día. Un punto a favor de ambos dispositivos.

Interfaz

En este sentido nos encontramos ante dos terminales prácticamente idénticos aunque con una salvedad fundamental. El Energy Sistem Pro Qi cuenta con una interfaz “casi” Nexus muy poco personalizada, sólo con algunas opciones extra y con retoques en algunos iconos, nada de importancia. Lo peor es que hablamos de un terminal de 2014 con una versión androide de 2012. Es difícilmente justificable comercializar a estas alturas un smartphone con Android 4.2 Jelly Bean mientras que el Nexus, al que le reconocemos su ventaja, lleva en su interior 4.4.4 KitKat y ya tiene incluso su versión de desarrolladores de Android L.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

En Energy Sistem han prometido una actualización a KitKat para su gran smartphone pero lo cierto es que durante el tiempo de pruebas no ha llegado y eso le hace perder puntos, y bastantes. Puede que sea el principal aspecto negativo de este smartphone aunque sea hilando tan fino. Ya sabemos que los usuarios menos exigentes ni siquiera miran la versión del sistema pero en estos análisis es una prueba obligada y el Energy Pro Qi sale derrotado. Sin paliativos.

Por lo demás, encontramos pocas aplicaciones propietarias en el Energy Sistem. El gestor de las tarjetas SIM, recordemos que es un smartphone dual, y un reproductor multimedia propio son las más reseñables. En el resto, y olvidando estas dos, todo parece tan Nexus que no notamos apenas el salto de uno a otro. Esperemos que la llegada de KitKat al Pro Qi equipare más la comparativa de este aspecto de ambos modelos.

Aspectos distintivos

En este punto destacamos lo que nos parece distintivo, y realmente válido, entre ambos terminales. No hablaremos del peso o del aspecto pero sí de puntos fundamentales como el hecho de que el Energy Sistem Pro Qi cuenta con dos ranuras para tarjetas SIM, una característica cada vez más común y más apreciada, mientras que el Nexus 5, con una sola microSIM, dispone de conectividad LTE avanzada gracias a su procesador, algo de lo que el Pro Qi carece. Depende de qué valoréis más, os ayudará a decantaros por uno u otro modelo.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

Otro aspecto distintivo es el de su cámara frontal. El Energy Pro Qi parece estar diseñado para selfies gracias a sus 5 megapíxeles con flash LED. Recordamos que el flash LED frontal es algo muy poco visto y parece una apuesta seria por parte de su fabricante a la hora de captar a los usuarios adictos a esta nueva ola de fotografías personales. La cámara del Nexus rinde muy bien pero queda con 1,9 megapíxeles. En la comparativa las hemos equiparado en cuanto a rendimiento pero en fotografías nocturnas el flash debería predominar. Punto a considerar.

Lo mejor del Energy Sistem Pro Qi

Sin duda, lo mejor que tiene el Energy Pro Qi es su diseño y su ergonomía. Se trata de un smartphone realmente bonito y que sienta de maravilla en la mano, pese a su tamaño. Sus cinco pulgadas no se notan dado que hablamos de un diseño alargado más propio de un iPhone o de un HTC One M8 que de otros modelos que estamos acostumbrados a ver en Android. Da la sensación, tanto al sujetarlo como al verlo sobre cualquier superficie, de que estamos ante un dispositivo superior a otros de su misma gama. En rendimiento se demuestra pero es importante que los modelos destaquen también por su aspecto y sin duda el Energy Sistem Pro Qi cumple a la perfección en este sentido. Recordemos que hablamos de un modelo de smartphone que cuesta 280 euros y tiene aspecto y prestaciones de móvil superior. Buen punto a favor.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

Lo mejor del Nexus 5

A pesar de los puntos buenos y malos a lo largo de la comparativa, lo cierto es que el Nexus 5 sigue siendo uno de los dispositivos más equilibrados que hay en el mercado, incluso ahora que ya hace casi ocho meses desde su debut. Una vez repasados todos los aspectos, uno por uno, el Nexus es superior al Energy Sistem y no hay mucho más que discutir. Desde su fluidez hasta aspectos poco valorados como su cámara, e incluso su batería en determinados usos, aunque este último punto es algo muy subjetivo pues depende de cada uso. Si estamos buscando un dispositivo que nos lo dé todo aunque no sea excesivamente bueno en nada, el Nexus 5 es nuestro elegido. Eso sí, pocos dispositivos del mercado corren tan fluidos en todo tipo de aplicaciones y usos como el terminal de LG. Es la gran ventaja de los Nexus. Ésa y disponer de las nuevas versiones de Android antes que ninguno.

Comparativa en vídeo entre el Energy Sistem Pro Qi y el Nexus 5

Conclusión

Ya lo habréis leido en varios apartados de la comparativa. Se agradece que Energy Sistem haya producido un terminal tan competitivo como el Energy Sistem Pro Qi pero en el cómputo global, el Nexus es el vencedor de esta comparativa. Aspectos como los materiales, la autonomía o la versión de Android hacen que LG tenga a su Nexus 5 como uno de los referentes de su categoría pese a haber visto cómo otros pesos pesados han ido llegando al mercado. Por poco más de 20 euros de diferencia para el modelo inferior de Nexus, y unos 70 para el modelo superior, el Nexus 5 sería mi elección en todos y cada uno de los casos que me planteéis.

Con todo, el Energy Sistem es un terminal muy trabajado y un gran oponente. Nos ha sorprendido muy gratamente esta entrada del fabricante en el mercado de los smartphones Android. Por algunos aspectos, no muchos, no estamos hablando de una gama alta. Puliendo algunos detalles que incrementarían lógicamente el precio, este fabricante se ve capaz de poner las cosas difíciles a otras empresas que tienen mucho más recorrido. Enhorabuena, aunque gane el Nexus.

Sin comentarios

Deja una respuesta