Hay un teléfono móvil que nos está gustando especialmente y con el que ya os hemos dado más de una sorpresa, habiéndole practicado todo tipo de perrerías para averiguar hasta dónde llega en términos de potencia, prestaciones y experiencia de uso. Sí, hablamos del LG Optimus G, un smartphone con mayúsculas al que ya le practicamos su extensa review a fondo la semana pasada. Y hoy vamos a enfrentarle contra un semejante en otro sistema operativo que se aproxima en términos de prestaciones y gama a la que pertenece: el Nokia Lumia 920. Ambos tienen unas dimensiones parecidas, un precio bastante similar y muchas prestaciones compartidas, pudiéndose pensar que acaban aquí las similitudes. Pero no: hay muchas más. Y sólo con una comparativa entre ambos sabemos discernir si vale más la pena uno u otro. ¿LG Optimus G o Nokia Lumia 920?

Seguramente lo tendréis claro, no obstante somos una página dedicada exclusivamente a Android. Pero, como nos gusta saber qué es lo que ofrecen los sistemas operativos contrarios, además de ver por dónde se mueven sus terminales, no podemos evitar las comparativas a todos los smartphones que caen en nuestras manos. Y tanto el LG Optimus G como el Nokia Lumia 920 ofrecen sensaciones plenas, cada uno a su manera. ¿Tenéis la duda entre ambos? A ver si os las podemos aclarar.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

Diseño, tal y prestaciones: Nokia Lumia 920 vs LG Optimus G

Vamos con lo que más interesa, que no es otra cosa que el enfrentamiento puro y duro entre los dos teléfonos móviles. Y empezaremos por lo más obvio: su aspecto exterior. Radicalmente diferente entre ambos, podemos decir que los dos fabricantes siguen la línea marcada por sus anteriores modelos decantándose por líneas rectas en lo que respecta a LG y por un diseño más curvo, sobre todo para la parte trasera, si nos fijamos en Nokia. Además, también la elección de los materiales es diferente, aunque ambos incluyan el plástico alrededor del cristal. El LG Optimus G lo reserva sólo para el contorno marcándolo, además, con una banda plástica en imitación de metal. Por contra, el Nokia Lumia 920 aporta un bloque de policarbonato que le otorga un toque más moderno y juvenil, aderezado con la gama de colores vivos con los que se fabrica este móvil.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

En lo que respecta a la diferencia de tacto teniendo en cuenta los materiales, hay que destacar la primera sensación en mano: el Nokia Lumia 920 se siente bastante más pesado, mucho más grueso y, en definitiva, con exceso de dimensiones teniendo en cuenta la menor pantalla de 4.5 pulgadas que enclava en el frontal. El LG Optimus G se ha diseñado con la idea de hacerlo lo más compacto y elegante posible, añadiéndole un punto extra de calidad con su cara trasera de cristal endurecido. El Lumia es más pesado, pero también da la sensación de ser más robusto. Sobre todo en la pantalla, capaz de resistir más contratiempos que la de su adversario, aunque ambas construidas con los mismos materiales: una lámina de cristal de Corning Gorilla Glass 2. Aunque, como hemos dicho, en el Lumia aparenta más gruesa y resistente. Además de que su pantalla se curva en los cuatro costados, un detalle que aporta carisma al diseño frontal.

En cuanto a prestaciones, vemos aquí dos grandes diferencias si nos fijamos sólo al procesador: en el LG Optimus G nos encontramos con un procesador de cuatro núcleos Snapdragon a 1,5 gHz, equiparándose en el Nokia Lumia 920 en velocidad de procesamiento con la mitad de núcleos. Además, tenemos 2 GB frente a 1 GB, 32 GB de almacenamiento en ambos sin SD Card y GPUs algo diferentes: Adreno 320 del Optimus y Adreno 225 del Lumia. Sobre el papel está claro que LG gana claramente la batalla, aunque esta se libra más allá del hardware: el Nokia lumia 920 no se ve lastrado en ningún momento por su “baja” potencia, funcionando de manera fluida en todo momento. Tampoco se observan lags en el LG Optimus G, aunque bien es cierto que sí que hay diferencias sutiles a la hora de mover el sistema, siendo algo más lento por lo general. Son detalles para mirar con lupa, pero ya sabemos que hay algo bien cierto: Android no está tan bien optimizado como Windows Phone, y eso se nota. Aunque, como veremos más adelante, esto tampoco le suponga una excesiva ventaja al Nokia Lumia 920.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

En lo que respecta a pantalla, observamos una diferencia en el panel de 0,2 pulgadas, situándonos en las 4.7 para el Optimus y 4.5 para el Lumia. La pantalla del LG ofrece una mayor riqueza de colores con imágenes mejor definidas, ganando su contrincante en el caso del contraste. En cuestión de brillo también gana el LG, viéndose con mayor facilidad a la luz del día que su enemigo de comparativa. En cuanto a resoluciones, nos encontramos que ambos están a la par, situándose en 1280X768 píxeles. Las dos funcionan igual de fluidas sin que notemos diferencias en la respuesta al toque, aunque el Nokia Lumia 920 gana en estas opciones de toque: su pantalla reacciona ante guantes corrientes, metal, cuchillos y casi cualquier objeto, pudiendo manejarse en invierno sin mayores problemas.

En cuestión de conectividad y redes inalámbricas no hay excesivas diferencias, conectándose igual de bien bajo WiFi como en redes móviles. Con LTE y NFC para ambos. Si hablamos de sonido sí que apreciamos diferencias encontrando que, con el uso de auriculares, el del Nokia es de mejor calidad que el del LG. Esto se ve también en el altavoz trasero, donde el Lumia, apoyado en su mejor diseño, no ofrece impedimentos para la reproducción, con suficiente potencia y calidad. El LG Optimus G ve amortiguada la salida de su altavoz si se coloca en plano sobre una superficie, vibrando algo más que su contrincante cuando subimos el volumen.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

La cámara es uno de esos puntos donde puede marcar la diferencia a la hora de compararlos. Sensor de 13 megapíxeles para el Optimus y de 8 para el Lumia, con una diferencia de resultados bastante notables. El LG obtiene buenas capturas en términos generales, aunque acusa cierta falta de nitidez y unos contornos algo borrosos, sobre todo a baja luz. Por contra, el Nokia Lumia 920 obtiene mejores resultados a baja luz gracias a su estabilizador mecánico de imagen, aunque acusa bordes muy difusos en los contornos de los objetos junto con cierta falta de enfoque. Los colores son algo más apagados para Nokia, teniendo, también, una interfaz de cámara a años luz de su contrincante. Aunque la grabación de vídeos es de nota, obteniendo secuencias suaves y sin que la imagen tiemble. El Optimus posee diversos modos de cámara integrados además de la opción de tomar fotos con la voz, pudiendo aplicar efectos también a los vídeos. En cuestión de calidad de estos últimos, ambos pueden grabar a 1080p y 30fps, disponiendo de cámara delantera de 1.3 para los dos.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

En cuestión de software y programas, poco podemos decir, ya que es aquí donde menos se pueden comparar. Android vs Windows Phone, dos abismos en aspecto, rendimiento y funcionalidades. La interfaz de LG está personalizada al máximo por el fabricante, teniendo detalles muy agradables y vistosos con apps y widgets de calidad que aportan un valor añadido a la compra de este móvil. En cuanto al Nokia Lumia 920, ya sabemos que poco difiere de cualquier otro móvil con Windows Phone 8, teniendo Nokia un batallón de apps propias que gana por calidad, cantidad y goleada a las del LG. Obviamente, Tampoco es intención de los coreanos el brindar demasiadas aplicaciones a su teléfono una vez lo han personalizado al máximo, quedándose en la versión de Android 4.1.2. Y aquí hay un punto negativo para LG: este smartphone no está actualizado a la última versión de sistema. Por contra, el Nokia Lumia 920 sí que lo está, teniendo mayores garantías de futuro si nos fijamos exclusivamente en las actualizaciones.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

Tabla comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

LG Optimus GNokia Lumia 920
LG OPTIMUS GNOKIA LUMIA 920
POTENCIA
ProcesadorQualcomm MDM9615/APQ8064 de cuatro núcleos a 1.5 GHzQualcomm MSM8960 Snapdragon de 2 núcleos a 1,5 Ghz
RAM2 GB1 GB
GPUAdreno 320Adreno 225
Almacenamiento32 GB32 GB
MULTIMEDIA
PantallaLCD+IPS Zero Gap 4,7 pulgadas 1280×768 píxeles4.5 pulgadas LCD IPS 768×1280 píxeles
Cámara trasera13 Megapíxeles, autofocus, flash LED, grabación 1080p@30fps…8,7 Megapíxeles PureView, autofocus, estabilizador mecánico, doble flash LED, grabación 1080p@30fps…
Cámara delantera1.3 Megapíxeles1,3 con grabación 720p
CONECTIVIDAD
Redes móvilesHSDPA a 42 Mbps; HSUPA a 5.76 Mbps, LTEGSM 850 / 900 / 1800 / 1900 y HSDPA 850 / 900 / 1900 / 2100 y LTE
WifiWi-Fi 802.11 a/b/g/n, doble banda, DLNA, Wi-Fi Direct, Wi-Fi hotspotWi-Fi 802.11 a/b/g/n, doble banda, Wi-Fi hotspot
GPSGPS con A-GPS y soporte GLONASSGPS con A-GPS y soporte GLONASS
OtrosGiroscopio, brújula, acelerómetro, Bluetooth 4.0, Radio FM, NFC…Giroscopio, brújula, acelerómetro, Bluetooth 3.1, NFC…
SISTEMA OPERATIVOAndroid 4.1.2 Jelly BeanWindows Phone 8
BATERÍA2100 mAh2000 mAh
PESO Y TAMAÑO131.9 x 68.9 x 8.5 mm y 145 gr130.3×70.8×10.7 mm y 185 gr

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920 en vídeo HD

Nuestros dos enemigos momentáneos no podían escaparse a la vídeo comparativa, siendo un paso imprescindible en el duro trabajo de discernir cuál es mejor. Aunque esto es algo muy poco objetivo entre dos teléfonos tan aparentemente diferentes porque entran en juego factores personales y, obviamente, puros de sistema. ¿Os gusta más la propuesta más clásica de LG? ¿La pequeña irreverencia de Nokia? Pues juzgad vosotros mismos.

Como es lógico, y se puede ver a simple vista, el Nokia Lumia 920 y el LG Optimus G son dos smartphones poco comparables entre sí que, por contra, poseen un precio bastante similar y toda la potencia que ha de tener un smartphone del sistema al que pertenecen. Como ya hemos dicho, no se prestan a comparaciones, siendo de elección muy subjetiva. Seguramente no seáis muy de Windows Phone si estáis leyendo este blog, pero no cabe duda de que funciona realmente bien en el teléfono que tenemos en comparativa, ofreciendo una de las mejores experiencias sobre un smartphone. Dicha experiencia se ve lastrada por la escasa personalización de Windows Phone, pero, si estáis dispuestos a pasar por esto, el Nokia Lumia 920 os va a encantar. Tanto su aspecto como su diseño son excelentes, unidos a su cámara y a su facilidad en la toma de fotos y vídeos. ¿Contras? Es demasiado pesado. Y abulta en exceso si lo comparamos con el LG Optimus G.

Comparativa entre el LG Optimus G y el Nokia Lumia 920

Nuestro androide tiene una posición “ventajosa”: es Android. No porque sea mejor, sino porque nos parece un sistema que engloba un mayor número de bondades en comparación. Su diseño es sencillo y con detalles de lujo, siendo contenido en dimensiones y con una pantalla que se ve espectacular. El rendimiento tampoco se ve lastrado en ningún momento y su interfaz, pese a ser demasiado recargada, posee un llamativo atractivo visual y ciertas dosis de personalización. Algo raro en una interfaz de fabricante.

¿Nuestro veredicto? Bien, nosotros preferimos el LG Optimus G. Como hemos dicho, pensamos que ofrece un mayor rango de opciones en general, aunque sin que le demos la espalda al Nokia Lumia 920. La apuesta de los finlandeses es arriesgada y de calidad, saliendo bien parados del experimento. Elijáis el que elijáis, vais a tener una gran experiencia, que irá marcada por su sistema operativo.

Sin comentarios

Deja una respuesta