Comparativa entre el Samsung Galaxy S3 y el HTC One X

8

Se veía venir… Si en estos momentos hablamos de los terminales que están acaparando más miradas en el panorama Android, no cabe duda de que son dos los que se suben al podio de la popularidad: el Samsung Galaxy S3 y el HTC One X. Dos smartphones que podrían parecer iguales en prestaciones, hardware y tipos de software, pero que acaban resultando más diferentes de lo que a primera vista se podría intuir. Y lo decimos después de haber sometido a ambos terminales a un análisis exhaustivo de todo lo que les rodea, comparándolos punto por punto para así averiguar cuál es el que triunfa en el puesto de la supremacía. Y resulta difícil dar una valoración objetiva, porque tanto el Samsung galaxy S3 como el HTC One X están fabricados teniendo en mente la excelencia. Aunque eso sólo podremos comprobarlo comparándolos al milímetro. ¿Nos acompañáis en dicha comparativa Android?

Diseño

En cuestión de diseño, ambos siguen más o menos la estela que marca el fabricante. En el caso del Samsung, este apuesta por unos acabados totalmente plásticos en los que añade cierta sensación de naturalidad al incluir una franja gris que recorre todo el costado del dispositivo añadiendo el efecto de parecer curvado, poseyendo una superficie frontal completamente plana, esquinas muy redondeadas y una parta trasera con los bordes biselados en curva y más finos en los extremos.

En lo que respecta al HTC One X, en este se apuesta claramente por darle una sensación de mayor calidad de acabados al estar fabricado en un único bloque plástico, siendo más resistente al tacto y con mayor rigidez. Las esquinas están bastante redondeadas, siguiendo el diseño de anteriores terminales de la marca, como el célebre HTC Desire. El tacto es algo más “gomoso” en el One, dando la sensación de que no se nos resbalará fácilmente de las manos.

Ambos terminales poseen casi los mismos botones aunque ubicados en diferente sitio. El del encendido aparece en la parte superior para el HTC One X y en el costado derecho para el Samsung Galaxy S3. Es en este costado donde el primero coloca los botones de volumen mientras que Samsung prefiere el costado izquierdo, poniendo aquí HTC el conector micro USB mientras que Samsung aprovecha para centrarlo en la parte inferior. Y es en los botones de control donde difieren radicalmente ambas propuestas. Para el HTC One X los tres son táctiles, mientras que en el Samsung Galaxy S3 se apuesta por el botón central de Home en forma de pulsador físico, estrecho y alargado. El One no posee botón de menú, sustituyéndose el del extremo derecho por las aplicaciones en segndo plano, algo que acaba enturbiando la experiencia de uso con respecto al S3. La mayor parte de las aplicaciones deben ceder espacio en pantalla para colocar el botón de menú virtual, por lo que no se llega a aprovechar completamente el panel de 4.7 pulgadas en el HTC One X.

La cámara sobresale en ambos terminales, aunque bastante más en el HTC One X. De lentes bastante similares, el Samsung galaxy S3 aprovecha para poner a la derecha el altavoz externo, algo más potente que el del HTC One X, que se sitúa en la parte inferior, justo por debajo del logotipo de Beats Audio.

Hardware

Empezando por lo más llamativo de ambos terminales, que es la pantalla, vemos que en los dos es lo que realmente determina el tamaño final de todo el dispositivo. Y es que ambas tienen casi las mismas pulgadas, 4.8 en el caso del Samsung Galaxy S3 y 4.7 en el caso del HTC One X, siendo un panel Super AMOLED en el caso del primero y uno SLCD con IPS en el caso del segundo. Sí que se aprecia más nitidez en los contornos de los gráficos en el caso del S3, con mejores colores y más contraste. Aunque tampoco es algo que sea determinante, ganando por unos puntos el HTC One X en el caso de la visibilidad a plena luz del día, ya que podremos distinguir mejor la pantalla. En amos la resolución es de 1280X720, algo que marca la diferencia ante otros terminales de resoluciones inferiores.

En cuestión de procesadores, el SamsungGalaxy S3 apuesta por un chip de elaboración propia y continuación de la saga Exynos que tan buen sabor de boca dejó en el Samsung Galaxy S2, aunque multiplicando por dos sus núcleos y subiendo hasta 1.4 gHz de velocidad. El HTC One X apuesta por un viejo conocido, Nvidia, integrando el chip Tegra 3 con sus cuatro respectivos núcleos y subiendo hasta los 1.5  gHz de velocidad. A la hora de rapidez arrancando aplicaciones y capacidad gráfica corriendo juegos no se aprecian diferencias entre uno y otro, salvo en aquellos juegos que estén específicamente diseñados para Tegra 3. Ambos procesadores consumen una buena cantidad de recursos, calentándose menos el One X cuando los ponemos al máximo. Aunque sin demasiada diferencia.

Respecto a otros aspectos de hardware, ambos teléfonos móviles disponen de 1 GB de RAM, algo que se hace muy justo teniendo en cuenta que sus capas personalizadas ya ocupan una buena cantidad de megas. También disponen de GPS verdaderamente rápido a la hora de posicionarse, al que se suma Glonass en el caso del Samsung galaxy S3, acelerando si cabe este proceso. NFC para los dos, salida MHL para conectar HDMI a través del puerto micro USB, Bluetooth 4.0 y, en el caso del HTC One X, sistema de audio Beats, un refuerzo de sonido que salta siempre que conectamos los auriculares y que tampoco añade diferencias exageradas con respecto al sonido más que aceptable del Samsung Galaxy S3.

No podíamos obviar en el hardware algo que nos parece muy destacable entre los dos terminales: el HTC One X no dispone de tapa trasera, por lo que no podremos ni cambiar la batería ni, obviamente, tampoco usar tarjetas micro SD, algo que sí permite el Samsung Galaxy S3. Dejando de lado que la capacidad de almacenamiento del primero sea de 32 GB, nos parece un punto bastante negativo con respecto al móvil de Samsung, ya que nos resta la libertad de cambiar batería si se nos agota o de expandir la memoria interna. En el caso del Samsung galaxy S3, disponemos de opción a 16 GB, 32 GB 0 64 GB de capacidad, teniendo zócalo para SD Card micro en los tres.

Software

A la hora de hablar del software incluido en estos dos grandes teléfonos móviles, es la capa personalizada de los fabricantes la que toma especial protagonismo. Tanto TouchWiz en el caso del Samsung Galaxy S3 como Sense en el caso del HTC One X son viejos conocidos por los usuarios que ya hayan tenido un terminal de sendas marcas, habiéndose adaptado a la perfección a la versión de Android con la que parten de serie: Ice Cream Sandwich. Ambos terminales ofrecen una interfaz de usuario sencilla de usar, rápida a la hora de interactuar con ella y con atractivos gráficos y animaciones, siendo Sense la que seguramente gane en este aspecto. Como siempre, va sobre gustos. Aunque hemos de decir que Samsung ha dotado al Galaxy S3 del mejor TouchWiz hasta la fecha, siendo muy personalizable y con grandes detalles estéticos, además de introducir una pantalla de bloqueo en la que, por fin, podremos añadir accesos directos o contenido aparte del propio reloj.

Dejando de lado la interfaz, en el Samsung Galaxy S3 hay un notable esfuerzo por integrar todo el software del móvil dentro de una experiencia de uso natural y dando gran protagonismo a la voz y  los gestos. HTC siempre ha sido un fabricante que marcaba la senda en muchos de estos aspectos, habiendo introducido hace ya tiempo gestos como el de silenciar el móvil dándole la vuelta, limitándose con el One X a sentir la senda de modelos anteriores añadiendo pocas funciones extra más en este campo. Su botón dedicado para mostrar las aplicaciones en segundo plano no acaba de convencer, así como la manera de mostrarlas en pantalla. En el caso del Samsung galaxy S3, las aplicaciones en segundo plano se muestran en forma de columna, por defecto en ICS, dándonos la opción de acceder al administrador de tareas con el que poder ver qué hace nuestro móvil en el momento con opción a cerrar las que no queramos. El HTC One X también tiene su propio administrador de tareas, más completo que su rival, aunque deberemos de acceder al menú de aplicaciones para utilizarlo, no disponiendo de un fácil acceso.

Otros detalles de software que distinguen claramente al Samsung Galaxy S3 y que el otro no tiene son su gama completa de conectores en la barra de notificaciones con la que activar o desactivar un montón de funciones, su modo de desinstalar aplicaciones directamente en el menú de dichas apps, un práctico modo de ahorro de energía u opciones de zoom y movimiento por las fotografías mediante gestos. El HTC One X, por ejemplo, nos permite crear carpetas con sólo arrastrar iconos sobre otros, nos brinda conectores de control más accesibles en el menú de ajustes, posibilidad de cambiar de temas personalizando a fondo nuestra capa de Sense o el widget de reloj y tiempo más famoso de todos los móviles. Como veis, todo es cuestión de gustos.

Cámara

En este aspecto concreto de hardware, tanto el Samsung Galaxy S3 como el HTC One X se equiparan en el hardware teniendo ambos una lente de 8 megapíxeles, posibilidad de disparo en ráfaga y opción a grabación en 1080p a 30 fps. Como ya hemos destacado anteriormente, el equilibrio entre la rapidez de captura y potencia de procesamiento de su procesador de cuatro núcleos dan como resultado un disparo continuo en el que no tendremos que esperar apenas entre toma y toma, por lo que la posibilidad de que se nos escape alguna fotografía se reduce drásticamente con ambos terminales. Aunque sí notamos al HTC un poco más lento a la hora de ajustar el enfoque, mostrándose un poco más torpe en los primeros planos con macro.

El software incluido en ambos móviles es bastante parecido, aunque encontramos el del S3 bastante más organizado dentro de sus menús, aunque el One X dispone de filtros más llamativos con los que tunear las fotos en tiempo real. Ambos realizan ráfagas de fotografías en disparo continuo de hasta 20 tomas, ganando el HTC One X por un aspecto: es capaz de elegir la mejor fotografía de entre esas 20, mientras que el Galaxy S3 activa el modo de mejor captura “sólo” con 8. Además, el HTC organiza mejor las ráfagas dentro de la galería, ordenándolas bajo un único disparo mientras que en el Samsung las tendremos todas seguidas.

A la hora de grabar vídeos no hay demasiada diferencia. Ambos disponen de opciones altas de calidad y definición, pudiendo capturar imágenes mientras grabamos. Aunque en el HTC One X notamos más saltos en los fotogramas a la hora de reproducir los vídeos grabados, siendo más fluidos en el caso del Samsung Galaxy S3. Y si nos fijamos en la cámara delantera, ambos cumplen con creces las necesidades de videoconferencia. Aunque con distintas resoluciones: la cámara del Samsung Galaxy S3 es de 1.9 megapíxeles, mientras que la del HTC One X es de 1.3.

Comparativa en vídeo HD

Conclusiones

Confesar con cuál nos quedamos de entre dos grandes móviles es casi una cuestión personal más que objetiva, ya que ambos terminales nos ofrecen la mejor experiencia que actualmente podremos encontrar en Android. Potentes, gran pantalla, enorme resolución, moderada autonomía... Está claro que hay aspectos en los que uno u otro muestran más diferencias, aunque tampoco es algo que pueda ser determinante. El HTC One X posee un cuerpo más robusto y de apariencia más sólida, algo que realmente nos gusta. Aunque no podemos pasar por alto que para conseguirlo sacrifica dos características que le hacen perder muchos puntos con respecto al Samsung Galaxy S3: ni podremos cambiar la batería ni expandir la memoria con una SD Card Micro. Si no es algo que valoréis, tendréis mucho más difícil la elección.

En cuestión de autonomía, no nos sorprende que tanto uno como otro muestren una curva de uso similar. Teniendo las mismas opciones activadas y habiéndolos utilizado y cargado a la par, podemos afirmar que ambos se descargan en igual medida. El Samsung aguanta más en este punto, aunque también es cierto que sus 2000 mAh rinden mejor sobre el papel y en la práctica. La del One X se nos antoja algo justa con 1800 mAh, a pesar de que Tegra 3 haga bandera de su economía y consiga extraer un buen rendimiento de todos sus núcleos. Como siempre, para aguantar con ambos todo un día apenas hay que usarlos, un lastre de los smartphones, teniendo más tendencia a descargarse con la pantalla apagada el Samsung Galaxy S3 que el HTC One X. Dándole uso intensivo, con juegos de grandes gráficos, notificaciones y redes sociales, el HTC no suele pasar de las cuatro horas, quizá una más el Samsung. Si desactivamos funciones y servicios, en ambos podemos exprimir las 8 horas con un uso moderado bajo. Aunque eso sí: el Samsung Galaxy S3 incorpora un sistema de economizado de batería de serie con el que podremos bajar el rendimiento del móvil ganando una o dos horas de media, algo que el HTC One X no incluye y que echamos de menos a la hora de compararlos.

En términos generales, los dos teléfonos nos darán buenas experiencias en todos los terrenos. La pantalla del HTC posee una mejor visibilidad bajo la luz del sol, aunque la del Samsung presenta un mejor contraste y unos colores más vívidos, con opción a modificar los modos de visionado para adaptarlos a lo que en esos momentos visualicemos. No hemos notado grandes diferencias en la ejecución de apps y juegos, desempeñando todo con soltura y sin ningún lag notable. Ambas capas personalizadas tienen sus puntos a favor y en contra, siendo más una elección personal decantarse por una que puramente objetiva.

Aunque no voy a concluir sin dar mi valoración propia, la de quien ha escrito este artículo y ha estado sacando jugo de los dos móviles. Aún a riesgo de despertar críticas, me resulta más equilibrado y versátil el Samsung Galaxy S3.

8 comentarios

  1. Me ha encantado la comparativa. Y si tuviera que elegir creo que debería probar los dos como has hecho tú ya que si bien a mi me gusta ma´s el HTC creo que ninguno despunta tanto como para que sea la elección obvia 😀

    • Es difícil… Pero, partiendo de las opciones de base que ofrecen ambos terminales, saca unos cuantos puntos más el Samsung Galaxy S3 que el HTC One X. Intercambio de batería, Sd Card micro, mejores opciones de control, reconocimiento de voz y uso del móvil por gestos… En cuestión de interfaz casi me gusta más Sense, pero Samsung ha hecho un buen trabajo con esta versión de TouchWiz. Tanto, que aún no la he cambiado por Nova… XD

  2. Siempre me ha gustado htc hace un mes me compre el htc one x y la verdad me parecio excelente sus acabados pero definitivamente al usarlo me dejo totalmente decepcionado la duración de la bateria de que sirve tener tanta potencia si no dura ni medio dia ademas cuando lo ponia a cargar se gastaba mas de tres horas en dejar full la bateria al final me decepcione y ya tengo un Galaxy S3 y aunque la bateria me dura como dos horas mas tengo la gran ventaja que le puedo colocar otra bateria que tengo y listo paso todo el dia utilizando muchisimo juegos, videos, musica fotos internet sin tener que sacrificar las cosas que me gustan por pensar en la bateria en conclusion aunque el Htc me parecia mas bonito realmente estoy mas tranquilo y feliz con mi nuevo Galaxy S3

    • Justamente a mí me ocurrió lo mismo. Tenía el Samsung Galaxy S3 y HTC me prestó el HTC One X. Ya lo había tenido en mis manos durante el MWC, y ya me pareció un terminal excelente. Me encanta su diseño y sus prestaciones, y sigo manteniendo que es uno de los mejores Android que puedes tener. Pero el Samsung Galaxy S3 le gana por varios puntos, que acaban siendo mucho más patentes con el paso del tiempo.

  3. Gracias enriquetrillos, me has hecho por fin decidirme cual de las 2 maquinas comprarme.. me mire miles de videos de los 2 y no sabia con cual quedarme, vi primero el s3 y me enamore, pero cuando vi el htc tuve sentimientos encontrados con los 2 celulares, pero al leer lo que pusiste concuerdo y me vuelvo para el lado del galaxy finalmente.. Listo, decidido.

  4. Gracias Ivan y enriquetrillos me acaban de resolver una duda que tengo hace unos dias, el uso de la bateria era una de las cosas que mas me preocupaba en mi proxima adquisicion, yo soy Tecnico en redes y mantenimiento de pcs y por lo general nunca estoy en la oficina, siempre ando de lugar en lugar haciendo reparaciones, y la verdad quedarme sin bateria a medio dia aunque en apariencia me gusta mas el HTC este punto y la posibilidad de poder andar muchos archivos para mi trabajo en el S3 hacen que me decante por este ultimo, feliz dia, y gracias por su ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here