LG presenta una serie de consejos para mantener en perfectas condiciones la carcasa de cuero del LG G4, sea cual sea el color en el que nos hagamos con él. Desde mantenimiento hasta limpieza, merece la pena echarles un vistazo.

Muchas veces le pedimos una serie de características a los móviles sin darnos cuenta de que tienen algunas consecuencias. Exigimos móviles de aluminio sin pensar en que podrían arañarse y que en una superficie metálica los arañazos destacan mucho más que en una plástica, y finalmente acabamos enfundándolos en accesorios antiestéticos. Algunos tipo calcetín, otros con tapa y algunos incluso con cremallera. LG ha elaborado una serie de carcasas para su LG G4 que tienen una característica común, la de ser de cuero. No hablamos de cuero sintético sino de auténtico cuero vacuno y a la necesidad de muchos de colocarle una funda, algo que siempre desaconsejo a título personal, se añade el mantenimiento del propio cuero, un material que requiere de ciertos cuidados para que no se estropee con el paso del tiempo, como veremos a continuación.

La piel natural presenta patrones únicos por lo que nuestra carcasa también lo será, pero requiere de un poco de mantenimiento

LG G4

Como si se tratase de unos zapatos caros, tendremos que dedicar algún tiempo a que nuestra carcasa trasera de cuero esté en perfectas condiciones. Si queremos presumir de LG G4, claro. Aquí es donde la propia marca nos echa una mano pues ha colgado una serie de consejos para mantener el cuero del LG G4. Lógicamente, estos consejos son aplicables a cualquier accesorio o prenda de cuero que podamos tener en casa pero en este caso lo aplicaremos directamente al móvil del momento. Con permiso del Samsung Galaxy S6, claro. La carcasa del LG G4 está confeccionada con cuero vacuno y por tanto puede presentar las imperfecciones propias de la piel auténtica, desde pliegues hasta patrones. Tiene sus ventajas, porque puede decirse que cada carcasa será única, pero también debemos protegerla.

Consejos para el mantenimiento y la limpieza

  • Mantenimiento frente al contacto con agua:
    • La carcasa ha de protegerse contra el agua ya que el cuero puede decolorarse o deformarse al entrar en contacto con agua o con productos que contengan agua como refrescos, sudor, protectores solares e incluso la excesiva humedad ambiental. Si se mojase, deberemos eliminar el agua presionando con una toalla seca o aplicando cera para cuero y dejándolo secar en un lugar con sombra. Dado que se trata de un móvil, ya nos cuidaremos de que no le dé el agua pero mojar la carcasa es algo que ocurre con cierta facilidad, debemos estar atentos.
    • La exposición a entornos húmedos puede hacer que aparezcan arrugas en la superficie de la carcasa, e incluso moho en casos más extremos. Esto puede provocar que la funda nunca recupere su forma original dado que es el comportamiento natural de la piel. Incluso la exposición a la lluvia o el sudor pueden hacer que la propia piel destiña. Intentaremos entonces mantenerla alejada de la ropa.
  • Mantenimiento frente al contacto con aceites:
    • Si la carcasa se mancha con aceite o algún producto similar, debemos secarla con un paño suave. También podemos usar algún tipo de papel, como el de cocina, o incluso polvos de talco para atrapar el líquido. Cuanto menos tiempo tardemos en secar la piel, menos probabilidad de que sufra algún deterioro.
  • Mantenimiento frente a la fricción:
    • Debido a la naturaleza del cuero, la fricción prolongada o la fuerza excesiva pueden dañar su superficie. Los roces son inevitables hablando de móviles, pero tratemos de minimizarlos. Evita la exposición prolongada a la luz del sol ya que puede decolorar la superficie.
  • Consejos para su limpieza:
    • Limpiaremos la carcasa de cuero del LG G4 con un paño limpio y un poco de jabón neutro. Frotaremos con suavidad y aclararemos con otro paño ligeramente humedecido, así evitaremos deformaciones en la piel. Lo secaremos después con una toalla de microfibra.
    • Por supuesto, podemos usar productos específicos para la hidratación del cuero como también hacemos con cazadoras, zapatos, carteras y demás. Desde ceras hasta acondicionadores para piel son bienvenidos.
    • Evitaremos en todo caso los artículos de limpieza del hogar que son agresivos con la piel. Esto incluye desde limpiacristales hasta otro tipo de productos no indicados específicamente para el tratamiento de piel y cuero.

Por supuesto, estos consejos son completamente voluntarios pero si queremos tener nuestra carcasa de cuero en perfectas condiciones y así poder presumir del aspecto de nuestro LG G4, no está de más tenerlos bien presentes.

Fuente LG

Sin comentarios

Deja una respuesta