No cabe duda de que existen miles y miles de opciones con las que revestir de aplicaciones nuestro smartphone o tablet Android, con un abanico de funcionalidades tan amplio que resulta casi infinito. Aunque puede existir el problema de no encontrar alguna que encaje en nuestras necesidades o simplemente, queramos practicar en la creación de nuestras propias apps, topándonos de golpe con el handicap de no saber programar ni entender cómo funcionan por dentro estos pedazos de software. En Faqs Android ya publicamos un curso en este sentido, con varias lecciones con las que podréis adentraros de forma sencilla en la creación y distribución de aplicaciones para Android. Aunque también hay servicios web que proponen esto mismo sin necesidad de saber Java ni otro lenguaje de programación, en unos pocos pasos tendremos nuestra app operativa y en nuestro móvil, con opción después de enviarla a la Google Play Store.

Hace algo más de un año, Google sorprendía con App Inventor, un sitio web que permitía, tras acceder con nuestra cuenta de Gmail, crear nuestra aplicación Android en pocos pasos, con sólo ir añadiendo elementos sobre la pantalla, editando las diferentes acciones, elegir cómo se tendría que comportar la app y cuál debería de ser su aspecto, obteniendo después una Apk que podíamos instalar en nuestro teléfono sin más complicaciones, obteniendo así un pedazo de software hecho por nosotros mismos y de forma bastante sencilla. Aunque App Inventor se cerró tras asignarse su ampliación de desarrollo al MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), un centro líder mundial en ingeniería e investigación. Pues bien, hace poco que el MIT liberó el nuevo App Inventor, pudiendo trastear con él desde este enlace. Aún está en fase de pruebas, pero es totalmente funcional.

Podremos crear un proyecto con sólo pulsar sobre “Invent” y vincular a nuestra cuenta de Google, encontrándonos con una pantalla sencilla donde destaca la ventana de Android en el centro, pudiendo arrastrar a ella las opciones predefinidas de la izquierda y editar las acciones y configuraciones concretas tras situarnos sobre cada elemento, cambiándolas en la sección de la derecha. Una vez aquí, todo es cuestión de aplicar el sentido común y la imaginación, disponiendo de varios tutoriales en la página de cómo usar MIT App Inventor para crear apps Android fácilmente y siendo estas bastante significativas sobre todo si tenemos en cuenta que tampoco hay que saber de código. Aunque bien es cierto que es algo profesional para el que no haya tocado nada de este tema, necesitando de algo de tiempo para acostumbrarse a los conceptos, usos y funcionamiento.

Hay multitud de opciones en la web con las que crear apps Android sin necesidad de saber código, como AppsGeyser, accesible a través de este enlace. Con esta web es tan sencillo crear nuestra aplicación como abrirnos una cuenta, crear un proyecto, añadir las opciones y, en cinco minutos, podremos descargar nuestra Apk. Las opciones quizá no sean apabullantes, ya que permite hacer una aplicación Android a partir de una página de internet, una colección de feeds, opción a crear enlaces a redes sociales, nuestro canal de YouTube… Y todo en un formato Android nativo, con opción a compartir la Apk directamente desde AppsGeyser. Y gratuito, aunque se incluirá la autoría de la página en el menú de nuestra aplicación Android.

Existen otras muchas páginas donde crear fácilmente aplicaciones Android, aunque la mayoría sigue el mismo criterio: permiten una prueba gratuita, pero no la descarga o la utilización de todas las herramientas disponibles. Normalmente, se suele cobrar por un servicio mensual o anual, donde el proveedor se ocupa de la publicación en los respectivos markets móviles además de brindarnos estadísticas más accesibles, opciones sencillas a la hora de actualizar o la opción de publicar en iPhone y Android con código nativo y sin que tengamos que migrar la aplicación de un sistema a otro. Es interesante si tenéis una app en mente y pensáis que se puede monetizar ya que, además de no necesitar demasiado esfuerzo para crear, permite publicarse sin tener que rellenar los complicados formularios de las tiendas de aplicaciones. Algunos de estos servicios son Andromo, Apps Builder o The App Builder, teniendo todas un funcionamiento más o menos similar.

Aunque parezca mentira, se pueden crear apps Android sin necesidad de saber de programación, sobre todo si lo que buscamos es un acceso móvil a webs o servicios de sincronización o de redes sociales. Con el MIT App Inventor se pueden conseguir resultados espectaculares, así que os emplazamos a utilizarlo. Y es gratis, además de que podréis aprender de una forma lúdica cómo funciona una app Android.

Sin comentarios

Deja una respuesta