Cubot Max: review y análisis de un móvil enorme

0

Cubot no es uno de los fabricantes que solamos analizar por estos lares pero hemos tenido la oportunidad de echarle el guante a uno de los últimos modelos del fabricante chino que en los últimos años ha estado mejorando la calidad de sus productos.

Hablamos del Cubot Max, un terminal claramente de gama media-baja por precio y prestaciones que no obstante destaca por tener una enorme pantalla de nada menos que 6 pulgadas, siendo el terminal más grande que hemos podido probar en el blog hasta el momento, sólo por debajo del Xiaomi Mi Max que, no obstante, está en otra liga.

Vídeo análisis Cubot Max

Durante una semana hemos llevado este modelo siempre como smartphone principal. Estas son nuestras impresiones:

Diseño y construcción: gama baja por los cuatro costados

El Cubot Max es un modelo de gama baja o media baja en prestaciones pero desde luego en acabados es claramente de gama baja.

El tamaño es bastante grande, en parte por la diagonal de la pantalla y en parte por los marcos de la misma que son algo grandes aunque se disimular en parte por el tamaño total. Está completamente construido en plástico y la parte trasera tiene una textura que le da cierta presencia, estéticamente. Esto también influye en el peso, de más de 200 gramos.

Cubot Max: review y análisis de un móvil enorme

En la parte superior tenemos el conector de carga y datos microUSB y el jack de auriculares 3.5 mm y en la parte derecha los botones de volumen y encendido. Los otros dos laterales están sin uso ya que las tres ranuras, dos para SIMs y una para microSD, se sitúan en la zona trasera bajo la tapa aunque pese a eso la batería no es extraíble.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: aceptable, sin más

Hace dos años un smartphone con estas prestaciones podría haber sido considerado gama media aunque actualmente un Mediatek MTK 6753 es un chip de gama media baja. Tendremos ocho núcleos a 1.3 GHz, aceptable para algunos juegos y la mayoría de aplicaciones pero en ocasiones echamos en falta algo más de fluidez.

Potencia y características: aceptable, sin más

La memoria RAM es de 3 GB y se nota positivamente al no tener una interfaz muy recargada y lo que nos ha llamado la atención es la presencia de nada menos que 32 GB internos lo que hace que básicamente salvo que no llenemos el móvil de vídeos será imposible que nos quedemos sin espacio.

Tendremos 4G, radio FM o USB OTG pero lo que no vemos, y nos ha llamado la atención, es sensor de huellas lo que en el rango de precios de este modelo ya es algo que empezamos a ver.

Pantalla: por tamaño no será

Pantalla: por tamaño no será

La pantalla es uno de los motivos de compra de este modelo, siempre teniendo en cuenta el tamaño. Este es de 6 pulgadas, lo que hace que el móvil sea muy grande.

El panel no obstante tiene una resolución 1280×720 píxeles lo que hace que la densidad de puntos por pulgada no sea muy alta, 245 ppp, pero el principal problema no es ese, sino que los reflejos en exteriores son bastante altos y a veces se hace incómodo el uso fuera.

El brillo automático es algo bajo y algo lento lo que junto con lo anterior hace pensar que este modelo está más pensado para su uso en interiores, quizás en el salón o en la cama para ver vídeos.

El software es Miravision, como siempre, y nos permite cambiar algunos parámetros como la temperatura de color, la nitidez o el contraste.

Cámara: mejor de lo esperado

Cámara: mejor de lo esperado

La cámara frontal de este modelo, de 5 Mpx, es bastante justa y salvo que vayamos a hacer selfies sencillos con buenas condiciones de luz se nos quedará algo corta.

La trasera, de 13 MPx, sin embargo nos ha sorprendido para bien ya que tanto con buena luz como de noche los resultados han sido mejores de lo esperado. Sí que es cierto que cuando hemos hecho alguna toma en una zona de fuerte contraste de sol y sombra la zona oscura ha quedado más subexpuesta de lo que hubiéramos querido.

Alabar también la velocidad de enfoque y de disparo, por encima de lo que esperábamos aunque a veces se hace difícil enfocar una zona sin que eso afecte a la exposición.

Autonomía: bien, bastante bien

Autonomía: bien, bastante bien

La batería de este modelo es de 4100 mAh y gracias a la potencia y resolución de la pantalla hemos llegado a tener muy buen rendimiento.

En la primera prueba de autonomía hemos estado echando muchas fotos, usando el móvil como GPS durante varias horas y usado algo las redes sociales. Todo esto lo hemos hecho en 4G. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 18 horas totales.

En la segunda prueba de autonomía la hemos hecho bajo un uso mixto de Wifi y 4G, haciendo fotos, usando el móvil brevemente como GPS, usando las redes sociales y leyendo bastante, Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 45 horas totales.

En la tercera prueba de autonomía hemos hecho uso del móvil exclusivamente en Wifi, con algunas llamadas, cortas, consultas constantes a Twitter y Facebook así como lectura y respuesta de mails. También hemos jugado bastante a HearthStone y a Pokémon Go. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla con 24 horas totales.

benchmarks

Benchmarks

Hemos probado muchas veces el MTK 6753 y en este caso hemos usado más test de benchmarks de lo normal.

En Antutu hemos llegado a los 37751 puntos y en Quadrant a unos aceptables 23215. En Geekbench 4 nos vamos a los 611 en un núcleo, bueno, y a los 2478 con los ocho núcleos y en 3D Mark a los 200. Por último en Vallamo hemos llegado a los 951 puntos en la prueba monocore y a los 1578 en la multicore.

Interfaz y apps: todo bajo control

Interfaz y apps: todo bajo control

Cubot no ha modificado mucho la interfaz pura de Android AOSP, en concreto la versión 6.0 Marshmallow y sólo ha implementado algunas funciones añadidas como el botón para cerrar todas las apps de la multitarea o uno en la misma zona que controla el modo de ahorro de energía agresivo que puede interferir con las notificaciones.

No se han cambiado demasiado ni los iconos ni los escritorios destacando que en estos no podemos habilitar la rotación lo que con una pantalla de 6 pulgadas hubiera tenido sentido.

La pantalla admite el doble toque para encenderla y apagarla y también el arranque rápido de apps desde la pantalla apagada por gestos o el usar varios dedos para varias funciones como el cambio la imagen de fondo de escritorio o la toma de capturas de pantalla, aunque las modificaciones se quedan ahí.

Conclusión: para un público muy concreto

Conclusión: para un público muy concreto

Estamos ante un terminal con una pantalla tan grande que hace que no sea para todos.

Si lo que buscamos es un móvil barato con una pantalla grande para disfrutar del contenido multimedia y con una batería que no se quede atrás el Cubot Max puede ser una buena opción.

La cuestión es que si eso no es importante por el mismo precio tenemos otros modelos con mejor diseño, potencia y características de varias marcas rivales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here