Desde FAQsAndroid siempre hemos elogiado el gran trabajo que realizan los desarrolladores de apps: nadie duda de que sin ellos no existiría ninguna plataforma móvil. Y Android no es una excepción, existiendo cientos de miles de opciones a nuestro alcance con las que ampliar hasta el infinito la experiencia con el dispositivo. Aunque claro, de esa cantidad de aplicaciones una gran parte carece de la calidad, fiabilidad y originalidad necesarias como para merecer instalarlas, existiendo un buen número de desarrolladores cuya única ambición es enriquecerse sin miramientos a costa de los usuarios. ¿Podemos criminalizar a todos por unos pocos? Desde luego que no. Y Joaquim Vergés, el desarrollador de Falcon Pro, es una buena muestra de la abnegación y el empeño por realizar inmensas aplicaciones a pesar de tener las circunstancias en contra.

Desarrolladores que se toman en serio su proyecto: Joaquim Verges y Falcon Pro 3

Joaquim no es un desconocido para los androides más expertos en la actualidad de este sistema: ha protagonizado uno de los culebrones contra la red social Twitter más sonados que conocemos. Aunque no nos centraremos en la tiranía de los tokens y en cómo Twitter pone piedras a los clientes no oficiales (algo lógico en una plataforma que vive de la publicidad), sino en el trabajo propio del desarrollador y en la manera de actuar de aquellos que se toman en serio su labor. Habiendo puesto a Joaquim Verges como muestra de otro inmenso número de personas más anónimas que contribuyen con su esfuerzo y trabajo a que nuestro Android siga siendo la plataforma de calidad que nos merecemos.

La semana pasada nos despertábamos con la noticia de que Falcon Pro se había renovado trayendo a la palestra la tercera versión de esta conocida aplicación para la red social Twitter. Y allí que fuimos a descargarla, sabiendo que se trataría de una app obligada por su repercusión y por su calidad. ¿Resultado? Ya nos leísteis en la primera review: Falcon pro 3 se mostraba ágil y con un aspecto compacto inspirado en Material Design, ofreciendo un acceso a las cuentas mediante micropagos y, sobre todo, manteniendo una total ausencia de opciones de ajuste y de elementos añadidos a los usos más básicos de Twitter. Vamos, que nos decepcionó bastante, dando más la impresión de una beta que de una versión final. Aunque la opinión más negativa la tuvieron esa gran mayoría de comentaristas que bajaron la valoración de Falcon Pro 3 en la Google Play Store. ¿Por carecer de opciones? No precisamente.

Desarrolladores que se toman en serio su proyecto: Joaquim Verges y Falcon Pro 3

¿Cómo se enfrentan los desarrolladores a la monetización de su trabajo? La mayor parte de los trabajadores, aquellos que ejercen su labor en una empresa ajena a la suya, cobran a fin de mes (o cuando sea) en función de una labor realizada en la que previamente se ha estipulado un coste mensual. Algo que los desarrolladores no pueden ni soñar, sufriendo a diario sólo por recibir una mínima parte del sudor que dedican a crear contenido nuevo. De ahí que se trate de encontrar las mejores maneras de recibir el precio por el trabajo, encontrándonos con apps que se pagan de una vez, con otras gratis mediante micropagos, estando las que se subvencionan por publicidad… En fin, todos nos las sabemos. Y Joaquim Verges había decidido poner a su Falcon Pro 3 un precio por cuenta de Twitter añadida. Qué locura ¿verdad? Así se lo han hecho notar en la Play Store.

Desarrolladores que se toman en serio su proyecto: Joaquim Verges y Falcon Pro 3

Desde los que critican abiertamente que la app pida la compra para añadir una cuenta de Twitter a que ese precio es demasiado caro, pasando por los más numerosos: los que encuentran inapropiado que el desarrollador vuelva a cobrar cuando ya lo había hecho con las versiones de Falcon Pro anteriores. Dejando de lado si el precio de añadir cuentas es justo o no, quizá el hecho de ofrecer una ventaja a los que ya habíamos comprado las versiones anteriores sí que hubiera sido un detalle; aunque resulte difícil de conseguir. También hay que tener en cuenta que Falcon Pro 3 no es una actualización y que, lo más importante, el resto de versiones sigue funcionando y se siguen actualizando, por lo que las quejas en este punto no poseen demasiado fundamento. ¿Sigue habiendo espacio para la pataleta? Siempre la habrá, eso es seguro, pero también hay que dejar algo claro: el gran trabajo de Joaquim en su Falcon Pro 3 consigue alejar cualquier rastro de crítica.

Desarrolladores que se toman en serio su proyecto: Joaquim Verges y Falcon Pro 3

Ya decíamos antes que la impresión que nos dio la primera versión de Falcon Pro 3 fue la de ser una beta más que una aplicación final. Pero eso sólo fue al inicio: Joaquim ha estado trabajando en su app lanzando actualizaciones casi diarias que no sólo corregían errores, también han ido añadiendo numerosas funciones con las que se ha ido completando el cliente de Twitter hasta situarse al nivel de lo que demandaría cualquier “heavy user” de la plataforma social. ¿Debería haber lanzado la app así en un inicio? Pues quizá sí, no vamos a decir que no, pero eso tampoco le quita mérito al desarrollador y a su empeño por mantener al día su trabajo ofreciendo lo mejor a sus usuarios. No olvidemos que las herramientas que tiene a su alcance para monetizar su trabajo no son las mejores, por lo que tampoco está de más que ofrezcamos un poco de comprensión ante cualquier retraso o nota discordante.

Aunque hayamos tratado un caso concreto, el de Joaquim Verges es extrapolable a la gran mayoría de desarrolladores ajenos a grandes empresas que tratan, muchas veces en vano, de obtener un retorno monetario a todo el trabajo que realizan. Nos entretienen durante los ratos muertos, consiguen que nuestro móvil sea un objeto de ciencia ficción para cualquiera que viviese hace diez años y, encima, suelen hacerlo a un coste ridículo. ¿No vale la pena pagar por algo que nos va a ofrecer horas de satisfacción? Nosotros así lo creemos, por eso apostamos por Falcon Pro 3. Igual que por otras muchas apps.

4 comentarios

  1. ¿No os dais cuenta? Este individuo creó una APP (una buena, hay que decirlo), se quedó sin tokens, la abandonó dejando a los usuarios que pagaron por ella sin servicio… y ahora cambia la apariencia gráfica y quiere volver a cobrar por ella… ¿Qué pasa con los que ya pagamos? ¿Por qué no desbloquea la versión Full a quienes ya pagaron?

    Es una vergüenza, con todas las letras.

    • Ya dije que no entraría en el hecho de si debería o no ofrecer una compensación. Ya he apuntado que creo que sí, aunque no voy a criminalizarle por ello. ¿Por qué? Bien, no es cierto que haya dejado sin servicio: la app se puede seguir utilizando y él la va actualizando. Lo que no puedes hacer es acceder a ella si has eliminado el token de acceso (aunque el mismo Joaquim ofrece una manera alternativa de conseguirlo). ¿Abandonar? No, son impedimentos de Twitter.

  2. Dejando aparte que dejara tirados a unos usuarios o no. Es cierto que los usuarios de Android de exigentes se han vuelto insoportables.

    Pretenden que se lo des todo gratis y aun con esas, si hay algún mínimo fallo o quieren una interfaz distinta (porque a uno le convenga) te castigan con 3, 2 o 1 estrellas con una actitud déspota. Muchas veces te entran las ganas de decir, vale, 2 estrellas porque el chaval quiere una cosa que al resto les gusta así, pero te desinstalaba la aplicación remotamente y no volvías a usarla en la vida.

    Mis quejas favoritas son aquellas del tipo: “Me encanta la aplicación pero está en ingles: 2 estrellas”… ¿Quién ha visto esto y no le han entrado ganas de “estrangularlo”?

    • Toda la razón, Jose Luis. El nivel de exigencia es casi tiránico. Y lo de destriparte la puntuación por lo del inglés… A ver, si es un juego estilo RPG puedes quitarle una estrella si me apuras; y comentarlo. Pero una UI que se ve claramente cómo funciona sin necesidad de traducir en exceso… Aprendan un poco de inglés, señores: les irá muy bien en la vida.

Deja una respuesta