En Android siempre han habido juegos y no es ninguna novedad; el editorial de hoy tratará, sin embargo, sobre cómo ha ido evolucionando la idea de los juegos Android e incluso cómo el propio sistema operativo participa cada vez de forma más activa en el mercado de videojuegos actual, bien a partir de dispositivos en los que opera a modo de cerebro, de masa gris, o bien a modo de complemento en la futura nueva generación de consolas.

El hecho es que Google ha potenciado aún más los juegos Android desde su anuncio de Google Play Games en el pasado Google I/O y ahora circula el rumor de que en la gran G se plantean lanzar su propia consola de videojuegos, lo que podría suponer un paso más en la entrada de Android en el mercado de videojuegos, mercado en que ahora cuenta con una pequeña cuota que espera aumentar próximamente con el deseo, estoy casi convencido, de acabar siendo una referencia.

Los juegos Android antes y ahora

#AndroidWars, guerra de androides: juegos de consola vs juegos Android

La tecnología evoluciona, y además su evolución se produce a pasos agigantados. Sólo hay que sentarse a contemplar el panorama para ver cómo crecen los fabricantes de smartphones y tablets en torno a Android, además de ver nacer nuevos. Un sistema operativo muy apreciado por los usuarios y que cuenta con dispositivos en todos los rangos de precios posible, y que además ha evolucionado de forma muy significativa. Como Android no es ahora con Jelly Bean lo que fue con versiones anteriores, es lógico afirmar que los juegos Android no son ahora como eran antes, pese a que sigan existiendo muchas similitudes.

Utilizar un terminal móvil, ya sea un smartphone o un tablet, para jugar sigue siendo algo minoritario, por mucho que haya aumentado ese tiempo medio de juego en los últimos tiempos. El hecho de que el comportamiento de los usuarios de móviles ante los juegos sea de tal forma hace que los fabricantes centren sus esfuerzos en juegos que podemos llamar “casual”, juegos con poca inversión y una jugabilidad muy definida que proporcionan partidas que duran desde pocos segundos a minutos y que ocupan ratos muertos entre otras tareas. Así es como proliferan los juegos de puzzles, los de habilidad o físicas como Angry Birds y similares, y otros con mecánicas parecidas. Diversión momentánea sin buscar mucho más allá.

Android y el hardware han evolucionado así que los juegos también lo han hecho. De un tiempo a esta parte vemos aparecer juegos de mucha mejor factura, con más peso específico y producto de meses de duro trabajo por parte de distintas productoras. Podríamos decir que en Android se busca llegar al modelo de juego de consola tradicional aunque sigue pesando mucho el comportamiento del usuario y, sobre todo, la limitación en la jugabilidad de este tipo de dispositivos: smartphones y tablets. Por mucho que os puedan decir, controles superpuestos sobre la pantalla nunca igualarán a los mandos físicos, y es por ello que han nacido las consolas Android.

Las consolas Android, un proyecto interesante aunque verde

OUYA escritorio

Seguro que muchos, llegados a este punto, dirán que hace ya tiempo que pueden utilizarse mandos externos para jugar a juegos en smartphones y tablets, tanto en Android como en otros sistemas operativos. Esto es completamente cierto, pero, francamente, no creo que haya más de un usuario de cada mil que utilice estos sistemas. Además de que la mayor parte de los títulos no son compatibles debido a que el control es exclusivamente táctil. Y ése es el camino que ha seguido su evolución.

La aparición de las consolas Android como OUYA, Gamepad, GamePop o Nvidia SHIELD no hace sino tratar de alterar la experiencia de juego en Android. La inclusión de mandos específicos en hardwares dedicados a los juegos replica, o trata de replicar, la experiencia de una consola tradicional. Bien consolas de sobremesa como OUYA y GamePop o bien consolas portátiles como el modelo planteado por GamePad y SHIELD. Se introduce el mando como elemento fundamental para jugar y entonces se encuentra uno ante la realidad, actualmente no hay demasiados juegos optimizados, o bien optimizados, para el uso de mandos fisicos.

La gran mayoría de las críticas hacia OUYA van hacia su controlador o hacia su catálogo de juegos, aunque resulta loable la apuesta por juegos dedicados que han tenido en esta compañía. Las otras, con SHIELD como máximo exponente en cuanto pise la calle, plantean el uso de los juegos que ya existen en Google Play Store y aunque prometen la aparición de juegos mucho más evolucionados gracias a procesadores como Tegra 4, la realidad es que esos juegos no existen en la actualidad. Comprar actualmente una consola Android es convertirte en un ‘early adopter’ en un mercado de que aún se desconoce si tendrá o no futuro. Arriesgado como poco.

La otra opción era haber portado Android a sistemas que sí tenían más o menos éxito garantizado y pese a que hubo rumores de que, por ejemplo, PlayStation Vita podría haber llevado Android en sus entrañas, este salto nunca se produjo. Wii, Wii U, PlayStation Vita o Nintendo 3DS habrían sido candidatas perfectas para ayudar a Android a entrar en el mercado de los videojuegos por la puerta grande. Incluso Sony trata ahora de fusionar ambos ecosistemas mediante PlayStation Mobile, pero el resultado sigue sin ser el esperado.

Análisis de Google Play Games, la plataforma de juegos de Android

Google, sin embargo, no parece pensar lo mismo y gracias al empujón de su Google Play Games parece pretender lanzar una consola Android propia. Suponemos que una consola bajo su marca Nexus, señal de que en Mountain View confían en este sector. Como ya ocurriese con el mercado de los tablets Android que impulsó definitivamente el Nexus 7, la llegada de una consola Nexus podría suponer que las grandes desarrolladoras volviesen la vista hacia el mercado de Android como próximo objetivo, algo que beneficiaría a todos. A las desarrolladoras ampliando mercado y obteniendo más ventas y a los usuarios por disponer de juegos de alta calidad en nuestros dispositivos ya que dichos juegos darían el salto, lógicamente, también a smartphones y tablets.

Android como complemento de la siguiente generación de consolas

Es el último cartucho que han quemado en Android, o podríamos decir que el cartucho lo han quemado las grandes consolas de videojuegos que están por venir. Tanto la Xbox One como la PlayStation 4 han evolucionado desde la anterior generación de dispositivos, siendo más conscientes de que es necesaria una interacción social, de que los usuarios lo demandan. Y aún diría más, siendo conscientes de la cantidad de tareas diarias que se realizan con un smartphone o un tablet en la mano, como ver la televisión entre muchas otras.

Esta nueva realidad en cuanto a los gadgets en el hogar ha empujado a Microsoft y a Sony a elaborar planes para integrar estas nuevas formas de interactuar con el contenido multimedia, y qué mejor forma que hacer que estos dispositivos tengan un papel mucho más activo de lo que se pensó en un primer momento. Android tiene, por tanto, la oportunidad de estar presente durante el tiempo que dediquemos a la PlayStation 4 o a la Xbox, y quién sabe si en el futuro a la siguiente consola de Nintendo. Aplicaciones específicas que nos permitan tener una capa social sobre la experiencia del propio juego, la posibilidad de utilizar tablets y smartphones como mapas. Las opciones son muy variadas e interesantes. Aquí también estará Android. Y quién sabe si no estará aprendiendo para el futuro.

Google Play Games

La aspiración de Android como referencia en el terreno de los videojuegos

Por los pasos que se están dando, en cuanto a evolución del sistema operativo principalmente aunque también en cuanto al catálogo de gadgets que vemos aparecer prácticamente cada semana en el mercado, podemos pensar que el camino de Android es lento pero firme; y su objetivo es ser un peso pesado en la industria de los videojuegos. No olvidemos también que cada vez hay más juegos digitales y menos juegos físicos, y Android dispone de toda una Google Play Store a su servicio que ha demostrado en multitud de ocasiones su efectividad en el servicio de contenidos digitales.

Tal vez no una gran consola de sobremesa Android en el futuro, pero sí presencia en todos los sectores. Dispositivos específicos, una experiencia de juego mejorada en los dispositivos multiuso y peso específico en el desarrollo de futuras consolas de otros fabricantes de reconocido prestigio.

Mucho más y mejor, ése sería el lema de Google para su entrada en el mundo de los videojuegos. Quedamos a la espera de ver sus pasos de aquí en adelante pero no podemos más que reconocer que el hecho de que pueda existir una consola Android Nexus nos intriga e ilusiona a partes iguales.

Sin comentarios

Deja una respuesta