No cabe duda de que el mercado de fabricantes de smartphones está plagado de marcas de todo tipo, algunas son más conocidas y otras lo son menos. Muchas de ellas, las menos poderosas, escogen una gama en la que introducirse, habitualmente gamas medias y bajas, y permanecen allí resultando reconocibles para los usuarios que acaban siendo fieles a ellas, y ese poder hacer que algunas se replanteen dar un salto buscando metas más altas, tal es el caso de ZTE y Huawei, los fabricantes que ocuparán nuestro editorial de hoy.

Durante mucho tiempo se identificó “chino” con “copia”, algo que sigue ocurriendo allá por tierras orientales con muchos fabricantes que siguen apostando por lanzar clones de iPhones, Samsungs y todos aquellos dispositivos que triunfan y son objeto de imitación. De ese proceso de imitación han surgido muchos exponentes que hoy ocupan el mercado, y la variación en la estrategia, llegado cierto punto de popularidad o bien de cash, ha hecho que algunos fabricantes orientales se lancen a la conquista de otras metas. En el caso de ZTE y Huawei, la meta era la internacionalidad, algo que ya han conseguido.

ZTE MWC Grand S modelo

En sus últimos modelos, una tendencia que se ve en ambos fabricantes desde hace aproximadamente un año y medio, se ve una ambición que supera el triunfo en gamas bajas y medias, se ve ganas de competir con los más grandes del mercado de tú a tú aunque con la gran ventaja de la fabricación a más bajo coste. ZTE y Huawei ya no quieren ser considerados como los fabricantes de los terminales que regalan las compañías, quieren ocupar un puesto en la clasificación lo más alto posible, ganado con mucho sudor y en una carrera que para ellos ya se prolonga durante varios años.

Los últimos modelos, como decía, reflejan otro modelo dentro de cada una de las compañías. Ambas parejas en casi todos los sentidos. Los últimos exponentes de las gamas Grand de ZTE y Ascend de Huawei son claros ataques a la gama alta en Android que, si bien aún no están en condiciones de competir al mismo nivel, sí buscan hacerse un hueco, arañando ventas a sus máximos competidores, en el que poder asentarse y crecer. Interesante estrategia la de estos dos fabricantes dado que primero han combatido y ganado cierto éxito en categorías inferiores para luego tratar de propulsarse al estrellato. Aunque esta estrategia tiene un problema, la del reconocimiento del usuario.

Huawei MWC Ascend P2

Un usuario normal tendría dificultades hoy en día para reconocer a un terminal de los dos fabricantes nombrados como un claro competidor de un dispositivo Sony, un HTC o un Samsung, por nombrar los más conocidos. Sus nombres se asocian demasiado a terminales baratos, pese a su buen rendimiento, y esto hace que cueste verles con grandes números cuando compiten contra S4, Xperia Z, One o el mismísimo Nexus 4. Como vemos, en esta ocasión la estrategia planeada por ZTE y Huawei resulta más un lastre que otra ventaja.

Si seguimos viendo los comportamientos de los fabricantes chinos observamos que hay para todos los gustos. Oppo, por ejemplo, que es bastante joven en el mundo de la telefonía móvil, ha decidido dar pronto el salto a nivel internacional. Hoy ya se puede adquirir en España el Oppo Find 5, su líder de gama, una recortada gama, todo hay que decirlo. Otros, como Lenovo, han decidido no abandonar China y continúan luchando por hacerse fuertes en su país natal, pese a que en otros dispositivos, como ordenadores portátiles, sí que tengan presencia, y buena, a nivel internacional. Estrategias para todos los gustos y de todos los colores, todas con el objeto de potenciar sus ventas hacia el máximo posible.

Oppo Find 5 girasol

¿Qué recurso resta a los ZTE, Huawei e incluso Oppo que se lanzan a conquistar otros mercados en los que no habían tenido presencia hasta ahora? Obviamente, el precio. A costa de unos beneficios mucho más reducidos aunque amparados por un gasto publicitario bastante más recortado, los ZTE Grand S, Huawei Ascend P2 y Oppo Find 5 sitúan sus precios por debajo de los 500 euros, algunos muy por debajo como el terminal de Oppo, de forma que hacen ver a los usuarios que pueden tener terminales de gran potencia, aunque tal vez menor que los líderes del mercado, por mucho menos dinero. Esta estrategia, combinada con una buena elección de su target principal en el mercado, puede hacer que crezcan mucho más de lo que han crecido hasta el momento.

Otro comportamiento que deberían variar es el de la renovación de sus gamas. ZTE y Huawei llegan a duras penas a los 6 meses. En ese periodo sus terminales de gama alta ven como llegan otros a reemplazarlos, y así es muy complicado hacer marca e invitar a los usuarios a que vacíen sus bolsillos para adquirir sus dispositivos. Pero es algo que aprenderán, tarde o temprano, como aprendieron otros antes. Renovación anual y potenciación de la marca. Todo a muy bajo precio.

Xiaomi Phone 2S colores

China siempre ha sido una potencia en cuanto a la copia, es algo innegable. Pero el chip empieza a cambiar para muchas de sus empresas, y muchas de ellas no tendrían problemas en lanzarse a competir con las grandes multinacionales del sector de la telefonía. Meizu, Xiaomi y algunas más, empresas que esperan pacientemente a dar el salto al mercado internacional con terminales de primerísimo nivel que podemos adquirir, siempre vía importación, por mucho menos de lo que cuesta un terminal de gama alta comercializado directamente en nuestro país. Cuidado con estos fabricantes, que pueden llegar a revolucionar el mercado.

9 comentarios

  1. Pues si, tienes razon.
    Pero creo que solo los usuarios mas novatos o fanáticos, no sabrian apreciar las grandes apuestas de estas marcas.
    Creo que el usuario un usuario promedio o avanzado, tomaria una decisión mas coherente, y apreciarían mas las apuesta de estas marcas por sus dispositivos y no se debatían llevar solo por la marca…
    Y es que, por ejemplo. El huawei ascenso P2 es un smartphone LTE clase 4 “el mas rápido del mundo” lamentablemente en mi pais no se establecido la tecnologia de red LTE
    Además incluye Canadá de 13 MP y un potente procesador, y como dices tu, seguro no llega a costar mas de 500 euros.
    Otro que tambien me gusta mucho, es el Pantech vega iron “Uno de los mejores diseño que he visto” y su ubica pega, es que no es completamente Culpa HD.
    Pero basta con ver las caracteriscas tecnicas, y pensar 500 euros por este smartphone o 800 por aquel … y talvez aquel tenga inferiores caracteriscas o Hardware.
    Bueno, asi pienso yo, salu2.

    • Pero, como comento en el editorial, es muy complicado que el usuario pague 500 euros por un terminal que asocia mentalmente con una gama baja. Antes busca un Sony, un Samsung o cualquier otro. Es la gran barrera que tienen que superar los ZTE, Huawei y demás.

      Yo, a nivel personal, me siento tentado de probar el Find 5, fíjate 😉

  2. Hablando de caractetiscas, me gustarías conocer tu opinión.
    Centrandonos solo en la resistencia, que prefieres, un xperia Z con certificado ip57 y “el detalle de las tapitas, que tienen que estar bien cerradas, para que no entre el agua” o un smartphone cualquiera, como un HTC one, pero este tratado con la tecnología liquipel 2.0.
    A primera vista, me parece mucho mejor la segunda, aunque tengas que pagar unos 70 euros mas. Pero, me parece mucho mas seguro, sin embargo, no la he probado, ni siquiera se si funciona.
    Tu que piensas …? Salu2.

    • Has pinchado en hueso con esta pregunta. Complicado que en cualquier comparación en la que aparezca HTC yo prefiera cualquier otro. HTC es mi debilidad. Además, con el HTC One han hecho un excelente trabajo y ya me he tenido que quitar de la cabeza dos o tres veces la idea de comprar uno por impulso. Creo que HTC empieza a remontar, me muero de ganas de ver el phablet que viene de camino, el HTC T6.

      Por cierto, el Xperia Z es otro gran terminal, ¿eh? A ver si va a parecer que no lo valoro por el anterior párrafo. Cualquiera de los dos puede ser perfectamente el mejor smartphone de este 2013. Cuestión de gustos.

  3. Jajaja, si el HTC es un excelente smartphone con un potente Hardware y un diseño exquisito, además ya se viene una versión Google edition…
    Pero lo que yo te preguntaba era otra cosa.
    Que prefieres o que es mejor, el certificado IP57 (Protección contra el agua y polvo, como en el xperia z y otros) aunque tienen el detalle de que tienes que tener las tapitas de las bien cerradas, para que no entre el agua. O la tecnologías “Loquipel 2.0” es un tratamiento aparte, cuesta unos 70 euros, pero parece mas funcional. Vemos, que es mejor el certificado IP57 o el liquipel 2.0.
    Estoy hablando de resistencia al agua. Salu2.

    • Cierto es que el Liquipel puede resultar una ayuda si el móvil no tiene protección, pero yo prefiero un sistema que realmente lo garantice. En cualquier tratamiento que le hagas a un móvil pierdes automáticamente la garantía por lo que, si tuvieras cualquier daño al mojarlo, sólo podrías llevarlo a Liquipel.
      Es cierto que lo de las lengüetas es algo molesto, pero te acabas acostumbrando. Además, el tener lisos todos los cantos hace que el diseño sea mucho más limpio, sin que le entre el polvo ni las pelusas de llevar el móvil en el bolsillo. Por ejemplo.

    • Estoy con Iván. La mejor defensa contra el agua es que el terminal sea hermético, y eso sólo se consigue con las protecciones de goma y los sellados de las juntas. Eso sólo te lo da el IP55/IP57. El liquipel está muy bien cuando le cae algo de agua a la pantalla, por ejemplo, pero no sirve para inmersión, algo a lo que están tendiendo muchos fabricantes.

      Un saludo!

  4. Gracias por su respuestas, pero necesito que me den 5 minutos mas en este tema.
    Necesito aclarar un punto, liquipel 2.0 es la version avanzada o evolucionada de las que ustedes nombran aqui. Para no extenderme, aclare las diferencias.
    1) Esta tecnologías de nanorecubrimiento no necesita que el smartphone sea unibody, es antioxidante y anticorrosivo, además segunda sus creadores, soporta inmersión en el agua hasta un metro y durante 30 minutos (exactamente igual que el certificado IP57 del xperia Z).
    Entonces cuales son las ventajas, pues la de tener un smartphone con batería extraíble, si se requiere. Con un diseño mas elegante ya que no requiere tapitas de goma y una mejor y mas avanzada protección contra el agua, el óxido etc.
    Pero la mayor ventaja, es que puede ser el smartphone que tu quieras y no los pocos con certificado IP57 que estan disponibles, como el xperia z.
    Esta nueva version liquipel 2.0 fue presentada en la resiente MWC. Por el señor y director ejecutivo de la compañia. Sam Wrinkle.
    Entiendo lo que ustedes dicen de la perdida de la garantizar del producto.
    Pero, por todo lo que ofrece, además de poder escoger el smartphone que uno quiera, como un galaxy s4 con batería extraíble, mas almacenamiento y además Google edition y poder hacerlo resistente al agua, por solo 70 euros…
    Solo tengo una pregunta, es esto cierto?.
    Pues, sí es asi, yo si quiero probarla…
    Bueno, eso es todo, una pregunta mas, en donde podría encontrar un foro activo relacionado a este tema, o una pagina con mas informacion “que no sea la web oficial del producto” sino una comunidad de usuarios que lo hallan probado y comenten…
    De nuevo, muchas gracias, espero opiniones, un gran saludo…

  5. Lo siento, tenia problemas con la con la red, no me aperecia el mensaje y lo modifique, para publicar. Pido disculpas y le pido al moderador que borre uno de esos mensajes, porque es el mismo. Salu2.

Deja una respuesta