El gran paso de Sony en la IFA, más cerca de la excelencia

5

Árdua tarea la de mejorar lo que ya es técnicamente impecable. O casi. Me imagino a Sony, al departamento responsable, claro, sentado frente a una mesa discutiendo sobre qué se puede cambiar para que los principales modelos de la gama Xperia sean aún mejores, y encontrándose con la dificultad de que ya son grandes dispositivos y el margen de mejora es escaso. Sin embargo, lo han encontrado. Puede que una de las cosas que más me haya gustado del Sony Xperia Z3 sea que sus mejoras no sean incrementales, que el gigante nipón no ha sucumbido al deseo de montar más RAM, más memoria, el último procesador, aumentar la pantalla o la resolución. No, en este caso se ha producido un proceso de pulido, de corrección de defectos, de escuchar a los usuarios y tratar de darles lo que ellos piden. Al menos es lo que yo pienso.

Cuando tus principales defectos radican en las dimensiones de tus terminales, tu principal ocupación debe ser hacerlos más pequeños. El cambio no ha sido sustancial pero sí apreciable. Unos pocos milímetros de diferencia en total pero con ganancia, sobre todo en el grosor llegando hasta los 7,3 mm donde se ha producido una rebaja de un 15%. El peso también se reduce y con ello se consigue que quienes tenían quejas por culpa de un terminal pesado ahora vean sus súplicas recompensadas. Las pegas que podían tenerse para comprarse un Sony de la gama Z se van reduciendo, y eso es fruto del buen trabajo.

Sony ha dado un gran paso con los Z3, aún con defectos por pulir

Una vez que ya has centrado esfuerzos en pulir defectos puedes dedicar tiempo a potenciar lo que ya haces bien, aquello en lo que destacas. Sony sabe que hace muy buenas cámaras y versión tras versión, los sensores Exmor funcionan cada vez mejor. Ahora introduce una sensibilidad de 12800 para ayudar a que nuestras fotos nocturnas sean aún mejores. Seguimos en 20 megapíxeles pero todo funciona mejor. Aún no hemos podido probar el resultado de la cámara pero todo hace pensar que los jpg resultantes son mejores que los obtenidos por el Z2. No está mal. La autonomía también se mejora gracias a que la pantalla evoluciona. Los puntos fuertes potenciados. Los puntos débiles, minimizados. El Xperia Z3 promete mucho.

Y si no queremos un terminal tan grande, el Xperia Z3 Compact nos espera. Con 4,6 pulgadas embutidas en un cuerpo similar al del iPhone 5s, de 4 pulgadas, se ha conseguido igualar la ergonomía del que para muchos es el términal más cómodo en la mano, pero ofreciéndoles una pantalla mejor. Ofreciéndoles mejor autonomía. Vendiendo tu producto a la competencia. O ésa es la teoría, claro está, las ventas después funcionarán como funcionen.

Sony ha dado un gran paso con los Z3, aún con defectos por pulir

No olvidemos que quien quiere un smartphone potente por debajo de 5 pulgadas tiene pocos sitios a los que acudir. Ahora la fábrica de Sony es uno de ellos. La gama Compact puede ser lo mejor que le ha pasado a Sony en años. Máxima potencia con poco tamaño. Nada de reducir especificaciones, sólo las estrictamente necesarias. Si quieres un smartphone muy potente, en Sony tienes dos tamaños para elegir. Bic te ofrece el naranja y el cristal. Sony tiene para ti el modelo normal y el Compact. En tablets sucede exactamente igual.

Sony evoluciona y cada vez hace mejor las cosas. Incluso su decisión de introducirse en el mundo de Android Wear con su SmartWatch 3, abandonando al fin la senda que había decidido tomar en solitario, es beneficiosa. Se mete en la lucha con los LG G Watch, Samsung Gear, Motorola Moto 360 y ASUS ZenWatch, pero eso es bueno para todos.

Con algunos defectos aún por pulir, algunos tan importantes como las políticas de su servicio técnico, Sony ha dado en esta IFA un buen paso para ascender en la carrera de los fabricantes. Confiamos en que siga este camino durante mucho tiempo. Y ojo a lo que voy a decir ahora. Creo que los Compact son los auténticos líderes de categoría en estos momentos. Los tapados del catálogo de Sony.

5 comentarios

  1. Como siempre, gran artículo, Samuel. Lo único es que, pese a todos los grandes productos que tiene Sony en catálogo, tengo que disentir en cuanto a la excelencia.

    ¿Qué sentido tiene presentar un terminal que luego no cumple con la palabrería que te sueltan? Se que tu tienes bastante cariño por Sony, yo también, pero es inconcebible que una gran empresa abandone a sus clientes como lo hace Sony.
    Terminales acuáticos que no puedes meter en el agua, calentones sin explicación, cámara que no cumple con lo que dice ( la del Z3 ya hay samples y meh..)

    Me duele especialmente porque veo el Z3 y babeo, pero saber que si pasa algo a mi móvil, está muerto.

    • Gracias para empezar.

      Lo de la excelencia lo digo porque cada vez se acerca más a ella, pero aún no la ha alcanzado. Habrás visto que comento sus políticas de servicio técnico y garantía como uno de los principales problemas que aún le quedan por resolver. Soy consciente del absurdo que supone vender un móvil como sumergible y luego rechazar la reparación porque se ha mojado. Parece que todo el mundo lo entiende menos los japoneses. Es un gran defecto que espero corrijan en el futuro pero existe, y sería de tontos no hacerlo notar.

      Sobre lo de que la cámara no cumple… en fin. He probado todos los terminales de la familia Z menos dos: ni el Xperia Z original ni el Xperia Z1 Compact. El resto han pasado todos por mis manos y he podido ver la evolución de la cámara y cómo se comporta en distintas situaciones. Creo que decir que la cámara es “meh” es estar un poco marcado por cierta tendencia que hay entre los medios de azotar a las cámaras de Sony, algo que me parece fuera de lugar. Estoy de acuerdo en que tienen problemas con los jpg y que su cámara no es un 10 de 10, pero desde luego no es un 6 de 10. Hablamos de un terminal que te ofrece 20 megapíxeles con un 8,5 ó 9 sobre 10, fácil.

      Como tú dices, tengo cariño por Sony y no lo oculto, aunque eso no me priva de azotarles cuando es necesario, y creo que en esta ocasión no lo es, ni mucho menos. Considero que el Xperia Z3 Compact es más competencia para el iPhone 6 de lo que lo será nunca el Galaxy Alpha, por ejemplo, por más dinero que gasten los segundos en marketing.

      Pero bueno, es mi opinión 😉

      • Con respecto a lo del Z3 Compact más de acuerdo imposible, desde luego compite con armas muy parecidas y no un simple marco de aluminio. Con “Meh” no me refería a que la cámara sea mala pero tiene más problemas de los que hemos citado, aparte de los jpeg. La cámara del Z2 me pareció buena salvo por cosas como su lento enfoque ( aunque luego es mejor que el del iPhone, por ejemplo) y su tendencia a saturar, como ya hablamos.

        Por otro lado, decir que a mi la cámara del Z2 y Z3 me parece buena, yo mismo la defendí en su momento. Por la noche no tiene rival, por ejemplo. El problema viene cuando pienso que podría dar mucho más de sí y veo que no lo arreglan, para mi, ver que no corrigen eso es un “Meh” en toda regla cuando las pruebo.

        • Eso de que “no lo arreglan” o que “puede dar más de sí”. Sinceramente, creo que todos estamos perdiendo un poco el norte en cuanto a lo que esperamos de una cámara móvil. ¿Queremos lo resultados de una réflex? ¿De una 4:3? ¿De una cámara profesional? Pienso que nunca se llegará a eso, y que hay que tener cierta perspectiva. A una cámara móvil hay que sacarle fotos rápidas y con calidad, no fotografías perfectas. Para las fotografías perfectas hay otro tipo de aparatos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here