No será la primera ni la última vez que en Samsung devalúan un dispositivo a los pocos meses de ponerlo en circulación. Conocida es la fijación de los surcoreanos de implementar lo mejor del mercado en cuanto está disponible sin atender a ciclos de renovación o a una posible canibalización de su propio catálogo. Lo han hecho ya unas cuantas veces y parece que volverán a hacerlo en el mes de junio, la fecha que puede haber sido fijada para presentar un Samsung Galaxy S5 Prime del que ya hemos hablado como Samsung Galaxy KQ y que sería un S5 con lo último en pantalla, procesador y RAM unido a unos materiales de lujo, por distinguirlos del policarbonato que suele montar el fabricante. JK Shin lo negó pero parece que no era más que una forma de retrasar lo anunciado por unas filtraciones quizá indeseadas.

El KQ o Samsung Galaxy S5 Prime se lanzaría en el mes de junio

El año pasado ya vivimos algo parecido cuando el S4 se convirtió en S4 LTE Advanced poco menos de seis meses después del lanzamiento del terminal original. El motivo fue el lanzamiento del nuevo Snapdragon 800, un procesador que proporcionaba un acceso a datos móviles mucho más veloz, además de las consiguientes y lógicas mejoras tanto en rendimiento como en consumo. Así pues, Samsung no dudó en renovar su buque insignia a los seis meses, devaluando su anterior dispositivo y dejando con cara de tonto a quienes habían invertido una suma importante de dinero en comprar el S4 en su lanzamiento.

No es que sea un ataque contra los ‘early adopters’ pero está claro que Samsung tiene una especial obsesión por tener modelos con la máxima potencia. El Galaxy S5 se presentó durante el MWC de Barcelona, a finales de febrero, portando el Snapdragon 801, una leve evolución del 800, y el terminal portaba una pantalla FullHD además de otras especificaciones bastante impresionantes. La llegada del Snapdragon 805 puede causar una nueva renovación ya que los medios coreanos hablan de un terminal con pantalla QHD (no confundir con qHD, en minúscula) y con el último modelo de procesador de Qualcomm. La pantalla sigue fijada en 5,2 pulgadas por lo que queda completamente descartado el Note 4 que llegaría a finales de septiembre.

El KQ o Samsung Galaxy S5 Prime se lanzaría en el mes de junio

Con materiales a la última, algo que valoran otros fabricantes como HTC con su One M8 y parece que Samsung seguirá su estela, el Samsung Galaxy KQ, que también conocemos como Samsung Galaxy S5 Prime o S5 Premium, estaría de camino. La apuesta por el aluminio y el cristal, si los rumores son ciertos, sería algo significativo dentro de un fabricante que siempre ha apostado por el policarbonato en sus construcciones. Parece que el One de HTC sí que está haciendo cambiar el panorama actual, aunque de una forma bastante lenta.

Con una presentación en junio, podría salir a la venta a finales de agosto. ¿Soporta el mercado una renovación a este ritmo? Invertir mucho dinero en un terminal implica, no sólo la potencia sino también el sentimiento de elitismo del que posee lo más potente del mercado. ¿Se puede pisotear ese sentimiento cada medio año? Samsung parece pensar que sí, y no sólo él. Otros como Sony o LG tienen ritmos de renovación similares. Ya nadie espera al año para renovar sus terminales, parece que eso quedará en el olvido en Android y sólo Apple seguirá con su ritmo anual.

Fuente GforGames

2 comentarios

  1. Yo creo que la cuestión no es construir un smaftphone en materiales de aluminio o cristal, ya que no son prácticos para el dia a día. Yo creo que se puede utilizar platico de calidad, y rematar los detalles con bordes metálicos, en los cantos por ejemplo. Deberían de poner un tacto gomoso, en vez de aferrarse a que sea de aluminio la construcción del teléfono. Tienes un HTC m8 en la pano y lo primero que piensas es en que no salga disparado. Los Iphon si se pueden hacer en aluminio, ya que su tamaño hace que cojan bien con una mano y no de sensación de que va a aterrizar en cualquier momento contra el suelo

    • Al final encontrarán el equilibrio entre los materiales de alta calidad y la ergonomía, pero mientras tanto habrá usuarios que demanden las cosas por separado. Los habrá que quieran aluminio y los habrá que quieran policarbonato, y mientras eso pase parece que en Samsung intentarán satisfacer a todo el mundo.

Deja una respuesta