A Samsung siempre la hemos tenido presente en nuestras críticas por el uso, en ocasiones poco ético pero legal, que ha hecho de los precios de sus productos. Allá donde no conseguía ventas por la poca diferenciación ha barrido por sus agresivas rebajas que, mes tras mes, hacían que sus márgenes de venta se redujesen en beneficio de un mayor número de unidades vendidas. Es así desde hace mucho aunque últimamente, con una competencia más evolucionada que nunca, ha sido incluso más notable. Ahora parece que le sale un competidor también en este terreno y nos encontramos con un compatriota, con LG, jugando a lo mismo aunque en un catálogo mucho más reducido. Si echamos un vistazo a día de hoy al precio del LG G3 podemos echarnos las manos a la cabeza con total tranquilidad. Hablamos de casi un 50% de rebaja en 5 meses. Tremendo.

El precio del LG G3 y el peligro de copiar a Samsung

Pudiéramos pensar que LG es en realidad una versión contenida de Samsung aunque en los últimos meses empezamos a ver signos de que hay una evidente inspiración en la estrategia del gigante por parte del mediano. Hemos asistido a cómo el LG G3 comienza a inspirar distintas variantes, como el Stylus o el Beat, en un catálogo que hasta entonces contaba con pocas referencias pero que resultaba bastante sólido. Las gamas bajas, formadas por las familias F y L, hacían su trabajo en las operadoras y como móviles de compra impulsiva mientras que los hermanos mayores, los LG G2 y LG G3 abrían el terreno.

Teníamos que haber sospechado algo cuando el LG G3 ya llegó al mercado a un precio rompedor desde el primer día. Acostumbrados como estamos a que los lanzamientos de flagships superen los 700 euros, encontrarnos con un modelo de semejantes características puesto en la calle a 600. El resultado es que a día de hoy, diciembre de 2014 y habiendo pasado siete meses desde su anuncio y sólo cinco desde su puesta a la venta en julio, está ya rozando el 50% de descuento. 360 euros en varios sitios nos dicen que en LG copian la estrategia de precios de Samsung hasta tal extremo que incluso nos encontramos a los chicos de “Life’s Good” adjuntando el LG G Watch, el smartwatch rectangular con Android Wear, para que el pack sea aún más atractivo. Es para detenerse a estudiarlo.

El precio del LG G3 y el peligro de copiar a Samsung

No se trata ya de vender más o vender menos y desde luego no seremos nosotros los que le pongamos una pega a la rebaja de precios antes de estas navidades, pero desde luego no es muy beneficioso para la imagen de una compañía el jugar así con los precios. Las consecuencias de acostumbrar al mercado a estas prácticas ya las está experimentando Samsung, un fabricante que ve cómo vende menos a corto plazo ya que los usuarios se han habituado a que en poco tiempo habrá suculentas rebajas, y cuando éstas se producen ya hay otros dispositivos más competitivos o atractivos en el mercado.

De todas las cosas que LG podría haber copiado de Samsung, que también hace cosas bastante bien, la estrategia de precios era una de las menos adecuadas. La política de actualizaciones, con el LG G3 vistiendo ya Lollipop, sigue por buen camino al menos. Confiemos en que no empecemos a ver clones de sus principales dispositivos con otros nombres. Con Samsung reestructurando su catálogo ante el exceso de referencias sería curioso ver a LG empezar a andar un camino que ya se sabe a dónde conduce. Cometer errores que otros han cometido es muy de AEDE. Esperemos que no de LG.

4 comentarios

  1. El precio del LG G3 es una de las mejores noticias tecnológicas de este año. Por fin una gran empresa rompiendo el mercado, y además haciéndolo con un producto impecable.

    El G3 16 Gb y 2 Gb RAM por 359 €. Y el G3 32 Gb y 3 Gb RAM por 419 €. Y no olvidemos al Samsung Note 3 (32 Gb y 3 Gb RAM) por 420 € (estuvo a 400 € hace un par de semanas).

    Estos son los mejores móviles calidad/precio para mi gusto. No me interesan para nada móviles de 700, 600 ó 500 €. Sí, son preciosos, pero se los pueden comer con patatas hasta que bajen al entorno de los 400 €. ¿Hay que esperar 6 meses? Pues esperamos. Hasta entonces ni caso.

    Y que nadie piense que pierden dinero. Pagando 400 € siguen teniendo un montón de beneficios. Pagar más de esa cantidad es una tomadura de pelo. Conmigo que no cuenten.

    Sin hacer mucho ruido, LG nos está haciendo un favor a todos los consumidores. El principal de todos: abrirnos los ojos a todos frente a los abusos.

    • El G3 es un buen terminal pero de ahí a llamarlo “impecable” va un mundo.

      La batería me parece una tomadura de pelo y esos lagazos que tiene no sé si por culpa de que la pantalla se come los recursos del terminal ó por la falta de optimización en su capa de personalización, hacen que el adjetivo impecable sobre.

      Ojo!! no digo que sea un mal terminal, pero en el mercado los hay muchos mejores.

  2. La variación de precios no es el culpable de la caída de Samsung. La caida de Samsung le llega:
    Por la falta de innovación, sacar el mismo teléfono cambiando 4 chorradas y subiendo un número mas después de la “S” creyéndose que la gente es tonta y les va a comprar cada mierda de evolución que quiten.
    Por sacar una actualización que te deja el movil como un pisapapeles con unos Lag tremendos y un consumo exagerado de bateria, justo cuando anuncian su “nuevo” flagship (lo de nuevo va entre comillas porque es siempre una minima evolución del anterior). Asi tratan de convencernos que necesitamos cambiar, pero por desgracia para Samsung la gente se ha cansado de que nos engañen.
    También le pasa factura a Samsung el cambio de política con los desarrolladores que tanto les ayudó a crecer y ahora menosprecian, apostando ahora por su “maravilloso” Tizen, que no deja de ser un Bada mejorado creyendo que tienen “Samsungmaniacos” que se tragaran cada mierda que sacan creyéndose iguales a Apple cuando ni se parecen lo mínimo, y mira que se esfuerzan en copiar hasta lo que los de la manzana lo hacen mal.
    Espero que tomen nota de este comentario, tanto Samsung como los fabricantes que empiezan a adoptar posturas parecidas.

Deja una respuesta