A nuestro cuñao le preocupan muchas cosas de los móviles Android, pero hay una en la que concentra su atención: la batería. ¿Por qué?

Esta semana ha sido un poco más agotadora de lo normal, por lo que hemos llegado al domingo con la mente más seca que cualquiera tras una sesión de diez horas al Clash of Clans. Así que nos hemos sentado con el cuñao en una terraza aprovechando que hacía solecito, le hemos invitado a una horchata y, viendo que no se arrancaba a parlotear, le hemos lazando una pregunta a bocajarro: “¿Qué es lo que menos te gusta de los móviles Android?“. No se esperaba la pregunta porque se ha atragantado con la horchata y hasta hemos temido por su vida, pero, tras el cuarto de hora recuperándose, nos ha respondido casi sin dudar.

El rincón del cuñao: la batería es lo peor de un móvil

  • La batería.

Dos palabras, sólo dos palabras ha necesitado para decir lo que menos le gusta de los móviles Android. Vamos, que ha sido más parco en palabras que un Mr Universo tras ser preguntado por la antimateria.

  • A ver, que me explico. Supongo que con esto no podéis llenar un artículo.

Más bien no, cuñao: no somos el Vale.

  • Veamos. los móviles Android tienen una cantidad tal de configuraciones que existen smartphones para todos los gustos y bolsillos. Bien, eso ya lo sabéis: hay móviles muy baratos, baratos, de precio medio, podemos subir un poco en la escala y, por último, ascender hasta el nivel iPhone.

El rincón del cuñao: la batería es lo peor de un móvil

El de los móviles nivel “oro rosa”.

  • Exacto. El caso es que el hardware que se puede utilizar para desarrollar cada uno de los teléfonos es muy amplio, por lo que los habrá muy potentes, otros menos, algunos destinados a ofrecer una mejor experiencia multimedia… Pero todos fallan en un punto muy concreto y capaz de destrozar la experiencia de usuario.

En la batería, claro. Cuñao, nos has convencido con tu argumento. Si aspirases al Gobierno hasta te votábamos; siempre y cuando nos reservases un puesto en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, sección Android.

  • El caso es que todos estamos de acuerdo en que los smartphones han avanzado tanto que han llegado a equiparar en muchos aspectos a los ordenadores; sin que por ello su arquitectura de procesamiento sea igual, claro. Pero sí que no hemos visto mejoras significativas en la autonomía; más bien todo lo contrario: cuanto más moderno es el teléfono, y más de alta gama es, resulta que acaba durando menos. ¿No os parece un poco absurdo? incluso una tomadura de pelo, si me permitís el atrevimiento.

A ti te lo permitimos todo, cuñao. Excepto curiosear en nuestra carpeta de descargas.

  • Por eso, en cuanto me habéis preguntado cuál es el punto más negativo de los móviles Android, yo no lo he dudado mucho (me he atragantado con la horchata, no con la pregunta). Y, a tenor de los últimos lanzamientos, este inconveniente seguirá persistiendo durante unos cuantos años más, al menos en los dispositivos de mejor categoría. Porque ¿realmente es importante hacerlos más delgados y compactos? Los usuarios podemos sacrificar un poco de ese grosor. Y pedimos algo básico: fabricantes, queremos mejor batería.

El rincón del cuñao: la batería es lo peor de un móvil
Cuñao, eres el William Wallace de los mAh.

  • Mucha broma y todo lo que queráis, pero es vergonzoso que un usuario se gaste más de 600 euros en un teléfono y tenga que cargarlo dos veces al día porque, de lo contrario, no llega a utilizarlo por la noche.

“¡PUEDE QUE NOS QUITEN MAH, PERO JAMÁS NOS QUITARÁN EL WHATSAPP!”.

  • Y mira que sería fácil solucionar el problema: en vez de mucha mayor pantalla, resoluciones que no se distinguen o un grosor tan fino como el meñique de un bebé, una batería que aguante un día y medio. ¿Es tanto pedir?

Eso parece, cuñao, eso parece.

  • ¡Camarero, otra horchata!

De eso sí puedes pedir, cuñao: nos alcanza el presupuesto.

  • Y un buen whisky escocés, que con lo de William Wallace ahora apetece.

Sin comentarios

Deja una respuesta