El rincón del cuñao: la SD y la batería extraíble no son importantes

Android es muy importante en la vida del cuñao. Tanto, que mencionarle ciertas polémicas le acaba encendiendo. ¿Qué pensará de que estén desapareciendo la SD y la batería extraíble?

0

Menudo tema hemos elegido a última hora, vaya pedazo de tema. Y sabemos que a nuestro cuñao le interesa: no os podéis imaginar la cara que ha puesto cuando se lo hemos mencionado. Vaya: ha mutado el gesto de su afable sonrisa habitual (consideraremos “mueca” como sonrisa) a unos rasgos de tal enfado que hubiésemos preferido tener delante a un Rottweiller después de haberle quitado un hueso. Pero así es nuestro oficio: hay que enfrentarse tanto a las azafatas de un stand de telefonía como al cuñao en modo “berserk”. Así que vamos allá, que Matías Duarte nos pille confesados…

El rincón del cuñao: la SD y la batería extraíble no son importantes

  • ¿¡Que si la SD y la batería extraíble son importantes en Android!?

Ay, madre… Que no habíamos hecho testamento…

  • ¿¡¡QUE SI SON IMPORTANTES!!?

Cuñao, que somos sangre de tu sangre… Aunque sea política.

  • Pues tampoco lo son tanto; por más que Android haya estado asociado a estos dos elementos desde el principio.

Un desfibrilador… Necesitamos un desfibrilador…

  • A ver, vayamos por partes. En sí no son imprescindibles para un teléfono móvil: lo más habitual en cuanto a uso se puede sobrellevar con un equipamiento base. Yo diría… 32 GB de almacenamiento interno y unos 2500 mAh de batería. Aunque, como en todo, el resto del hardware importa; además del precio.

De repente se ha calmado, como si le hubiese hecho efecto el somnífero necesario para adormecer a un paquidermo. Este hombre es un caso de estudio, Freud se frotaría las manos.

  • Yo siempre he pensado que la tarjeta SD era bastante necesaria en Android. Pero esa necesidad se ha ido diluyendo gracias a que los móviles tienen cada vez más espacio. Aunque eso sí: por más que el almacenamiento no sea demasiado caro para un fabricante, sí que encarecen los dispositivos cuando éste sube. Algo inexplicable. Y ocurre con todos los elementos clave, como la RAM y la propia batería.

El rincón del cuñao: la SD y la batería extraíble no son importantes

Ya podemos respirar tranquilos, está más calmado que Homer con una caja de Donuts.

  • ¡Las marcas cobran lo que les da la gana por unos componentes que no valen tanto en comparación!

¡Desfibrilador, desfibrilador…!

  • Se tiende a pensar que, con SD, un usuario puede solucionar los problemas de almacenamiento en su teléfono; pero no es así: acabará sufriendo el problema “Espacio insuficiente para actualizar apps o instalarlas”. ¿Os suena? Las particiones de sistema y de usuario, algo que afecta incluso a aquellos que tienen más de 8 GB en su móvil. Entonces, si incluso con la SD se van a tener problemas, mejor adquirir un smartphone que disponga de suficiente almacenamiento. De ahí que, siguiendo este razonamiento, me haya acabado convenciendo de que la SD Card no es imprescindible en Android. Ahora sí: que nadie se compre un móvil de 4 GB sin tarjeta extraíble, porque no podrá usar ni WhatsApp.

Menudos vaivenes: este hombre tiene el carácter más alterable que un Teletubbie jugando al Grand Theft Auto… De riesgo, nuestra profesión es de riesgo.

  • Y algo parecido ocurre con la batería extraíble: si se integra una de suficiente capacidad y acorde con lo que gasta el teléfono, nadie tendría problemas. Porque hay algo que debemos tener claro: por más que la tecnología de microchips, sensores y pantallas haya avanzado una barbaridad, la de las baterías no lo hace en consonancia; de ahí que no haya un teléfono que dure dos días con un uso corriente. Con otro punto a tener en cuenta: los móviles que no tienen batería extraíble pueden poner ese esfuerzo en el diseño y en los materiales traseros. Como ocurre con la nueva gama Galaxy y el Note 5, que mejoran estéticamente al no tener carcasa posterior.

El rincón del cuñao: la SD y la batería extraíble no son importantes

Justo ahí, por eso hemos cambiado el tema de la sección: nuestro cuñao echaba pestes del Samsung Galaxy Note 5. Pero parece que se retracta…

  • Ay, qué belleza la de este nuevo Note… Me lo compro en cuanto salga.

Tendrás que importarlo, cuñao: no se venderá en Europa.

  • Ya lo creo que se venderá, os lo digo yo. Lo sabéis de sobra: nunca me equivoco.

Ay, menudo cuñao… Por más que se enfade o le cambie el humor, siempre acaba regresando a la persona curiosa y divertida de siempre. Un poco pretencioso, pero es un cuñao. Y nos gusta así; aunque a veces se nos vaya de las manos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here