El rincón del cuñao: las aplicaciones Android son gratis

0

Anda que no ha estado ocupado nuestro cuñao durante las últimas dos semanas: le han caído más consultas que a un médico de cabecera en plena época de gripe. Y nos consta que él es feliz así, sobrellevando la fama con el placer de esparcir su inteligencia y memoria como si fuese un semental del conocimiento. Pero suele cabrearse con según qué preguntas, habiéndose planteado la lucha personal contra un hecho que es muy común entre quienes usan smartphones: las aplicaciones Android son gratis. Y se enfada tanto cuando lo escucha que hasta se ha cabreado con nosotros cuando le hemos planteado el tema de esta semana; por lo que le hemos tenido que encerrar en una habitación hasta que ha dejado de chillar. Aún no le hemos abierto, nos ha pasado las notas escritas por debajo de la puerta…

El rincón del cuñao: las aplicaciones Android son gratis

Primero hay que ponerse en situación, por lo que nuestro cuñao nos apunta algo de historia sobre la tienda de aplicaciones de Android. Menuda letra más mala tiene, a ver si la broma del médico de cabecera no va a estar muy desencaminada…

La “tienda” de aplicaciones de Android apareció en el inicio del sistema, con la primera versión oficial de Android (1.0; no tenía nombre de dulce originalmente, pero se la conoce como Apple Pie). Por contra, las aplicaciones de pago debieron esperar hasta la segunda versión del sistema: la 1.1. Oficialmente tampoco se le dio nombre a dicha versión, aunque se la conoce como Banana Bread. Internamente, los ingenieros de Google la llamaban “Petit Four”.

Parece que nuestro cuñao sabe de lo que habla, seguramente ya nació con un Android debajo del brazo. O quizá es que también desarrolla aplicaciones, uniéndose a sus habilidades como sumiller, albañil, y DJ, por ese orden. Esperad, que nos pasa otra nota.

No han existido aplicaciones de pago siempre en Android ya que Google tardó en implementar los protocolos de pago seguros. Así, Google Checkout se introdujo en el Android Market con la segunda versión de sistema para dar la opción a los desarrolladores de vender su contenido. Aunque, debido a la dificultad de asociar una tarjeta con dicho Google Checkout, y a que tampoco existían demasiadas aplicaciones de pago, Android tardó en adquirir un volumen considerable de aplicaciones con coste; que, salvo algunas excepciones, aportaban más calidad al usuario.

Android Market

El conocimiento de este hombre es tan amplio que en lugar de vender enciclopedias él se quedaría una tarde conversando con cada familia. Y sigue gritando en la habitación por más que la intensidad del enfado parece aflojar. ¿Subirán de tono sus notas ahora que nos adentramos en las opiniones más controvertidas? Veamos qué dice concretamente de la creencia extendida de que las aplicaciones Android son gratuitas.

El principal problema es que Google siempre ha querido mantener el espíritu Open Source o de software libre con el que nació el proyecto Android (el buscador compró el sistema operativo móvil junto con la empresa 3 años antes de lanzar el primer terminal), por lo que una de las bases a la hora de atraer a los desarrolladores era que no se necesitaba ninguna inversión para programar apps Android. A diferencia de iOS, donde hay que pagar licencias de desarrollador y se necesita hardware específico, en Android se pueden utilizar herramientas libres pasándose a probar la aplicación en cualquier móvil sin problemas: aceptar la casilla de “Orígenes desconocidos”, subir la app e instalarla con un click.

En esta nota se ha extendido a conciencia, nos la ha escrito por las dos caras. Cómo se nota que el tema le interesa, parece Tim Cook hablando de los resultados de Apple. Y otra nota.

Las Apk, aquí viene el principal problema de Android. Como cualquiera puede instalar una app y es muy sencillo sacar dicha Apk de un móvil cuando se ha instalado, no tardaron en distribuirse estas aplicaciones de pago a coste cero consiguiendo que fuese realmente simple equipar un móvil Android con software de calidad y a coste cero.

Aplicaciones Android

Vuelven los gritos de rabia, vamos a tener que llamar al padre Lankester.

De ahí que se crea que las aplicaciones Android son gratis: ¡es más sencillo instalarlas sin pagar que pasando por caja!

Bueno, parece que después del último alegato ha dejado de gritar. ¿Se habrá calmado completamente o tendremos que ir a buscar la Taser? Vaya, otra nota: como esto siga así podremos empapelar la nevera…

Yo estoy en Android desde Cupcake y la HTC Magic: un móvil que, a pesar de no estar en la vanguardia, tenía su qué. Y siempre he comprado aplicaciones. De hecho, tengo una colección de pago tan larga que buscar una concreta sin recordar el nombre es una auténtica lata. ¿Y sabéis cuál fue la primera que compré? Beautiful Widgets Pro el 24 de julio de 2009 por 1,18 euros. Ahí es nada.

Parece que el rincón del cuñao del primer domingo de marzo ha llegado a su fin: nuestro hombre lleva cinco minutos sin pasar una nota por debajo de la puerta. ¿Seguirá vivo? ¿Se abalanzará sobre nosotros en cuanto abramos la puerta? Deseadnos suerte…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here