El CEO de Samsung ha dejado claro que se avecina un aluvión de terminales premium con materiales similares a los usados en el Samsung Galaxy S6 y el Samsung Galaxy S6 Edge. ¿Está diciendo adiós al plástico o sólo en los topes de gama?

El mundo animal está repleto de criaturas adorables que conviven con auténticas bestias depredadoras. La sensación que se tiene a simple vista es que no hay posibilidad de batalla pero cada uno tiene sus armas. Aquí el que más o el que menos está preparado para plantar cara y algunas de estas criaturas adorables mutan cuando son acorraladas. Subestimar el instinto de supervivencia de los animales suele ser un grave error. Con Samsung puede estar ocurriendo exactamente lo mismo con la salvedad de que cada uno tenemos el instinto calibrado a distintos niveles. Unos reaccionan cuando están a punto de desaparecer, otros cuando sienten peligrar el bolsillo. Cuando su trono dorado puede empezar a sufrir del habitual desgaste de quien reina y no escucha las quejas de sus súbditos. El Samsung Galaxy S6, que parecía una iteración más en el catálogo del gigante coreano, puede haberse convertido sin advertirlo nadie en el punto de inflexión de la historia del fabricante.

Samsung Galaxy Alpha

El Samsung Galaxy Alpha

Llevamos tanto tiempo oyendo hablar de que en Seúl iban a empezar a producir terminales metálicos que esto se ha convertido en el cuento de Pedro y el lobo. Y como en el cuento de Pedro, el lobo acabó por llegar al pueblo. En esta ocasión no ha llegado directamente sino que ha ido enviando emisarios. Empezó por el Samsung Galaxy Alpha, un nuevo enfoque hacia el sector de la moda en el que los coreanos confiaron para tratar de cambiar la tendencia. Pantalla HD y un tamaño más contenido que fue comparado por enésima vez con el iPhone. Que no pare la fiesta. Con este emisario ocurrió como con el nubio en representación de los persas. Los medios y los usuarios ejercieron de Leónidas y lo arrojaron de una patada al fondo del pozo. Apaleado por las críticas, algunas más que justificadas, el Alpha dio un paso obligado al lado y dejó paso a la serie A.

Samsung Galaxy Note 4

El Samsung Galaxy Note 4

El gigante, el Note 4 y su polémico marco de aluminio. Un nuevo enviado de parte del ejército surcoreano que ha cosechado críticas pero que se ha situado como uno de los mejores terminales del mercado, y con razón. Una nueva prueba, una nueva tentativa. Samsung nos mostró de nuevo el metal pero en pequeñas dosis que pudiésemos digerir. La inmunidad a los venenos más poderosos se consigue ingiriendo cantidades minúsculas, asumibles.

En esto Samsung lo está haciendo de maravilla dándonos a probar el veneno de lo premium.

Premium, esa palabra tan maravillosa como gastada y que ya no sabemos si se refiere al cristal, al metal, al zafiro o al plástico de primera calidad. El phablet está entre nosotros y se desenvuelve con la facilidad de los Note, líderes de su sector. Pero el público quería más metal, más aluminio, más calidad. Y Samsung lo ha hecho. Con críticas.

Samsung Galaxy S6

El Samsung Galaxy S6

Y su hermano el Edge. Aquí llegan los ejércitos de Samsung y su cuerpo de metal recubierto de cristal. Lo que muchos siempre desearon hecho realidad, con sus matices. Matices porque ya han llovido críticas por eliminar la microSD o por no poderse extraer la batería. Que se puede, pero no te dejan porque te quedas sin garantía. Lo que ha ocurrido es el más claro ejemplo de que nunca llueve a gusto de todos porque algunos quieren sol. Querían metal y les han dado metal. Querían materiales premium y les han dado materiales premium. Con los bordes redondeados que han desatado las iras de los seguidores de Apple y con características que lo han convertido en una auténtica bestia temible.

Sigo suspirando con esa cámara…

Con este S6 podríamos estar hablando perfectamente de un nuevo experimento pero no. El encargado de desmentirlo ha sido su CEO, JK Shin. Quizá de forma parcial, quizá de forma total. Lo que está claro es que si Shin dice que a partir de ahora veremos llegar materiales premium de forma constante, tenemos que creerle.

Samsung Galaxy S6 vs iPhone 6

Un futuro premium, ¿el adiós al plástico?

El S6 ha sido por tanto un punto de inflexión en la historia del “dueño” de Android. Así se diferenciarán, no me parece mal. A mí no, aunque entiendo que haya muchos a los que sí. Samsung nos empuja hacia un futuro sin microSD, algo que ya lleva tiempo haciendo Google con sus Nexus. Toda la memoria dentro del terminal y si queremos algo adicional, el USB OTG. El gran desconocido de nuestra época. Los palos que le están cayendo a Samsung por esto son tales que podemos reírnos de las críticas al nuevo Macbook monopuerto. La tecnología avanza y es algo que debemos asumir.

Los gigantes no quieren SDs, ni que saques la batería. Ni radio FM, ya puestos.

Así que podemos estar ante un cambio completo de la filosofía “Samsungniana” o quizá no. También se iba a simplificar el catálogo pero siguen saliendo modelos que incitan a pensar que era un “ya si eso, otro día”. Con Samsung nunca se puede estar seguro de nada pero la afirmación acerca de los materiales ha sido rotunda.

Un futuro sin plástico. Puede ser. Al menos en los terminales líderes. Eso tiene más sentido.

11 comentarios

  1. No entiendo las críticas por la falta de micro sd cuando actualmente hay muchas formas de guardar información sin necesidad de este tipo de tarjetas.

    Para gusto los colores, pero jamás se fabricará el terminal perfecto por que hagas lo que hagas y de la forma que lo hagas siempre habrá críticas.

    Veo a algún detractor de faqsandroid sucumbiendo a las garras de Samsung y comprándose un S6.

    • Se lo explicaba ahora a otro comentarista. Pienso igual que tú pero como en todo, es cuestión de gustos. Yo prefiero más almacenamiento interno y no depender de microSDs cuando puedo. Pero que cada cual elija el fabricante o modelo que más le compense. Y no, no me voy a comprar un S6 😛

  2. Samsung y su nueva camada de metálicos si que sorprende a como un gran lavado de cara ante el siempre liviano Plastico. El A5, el Alpha, El Bello Note 4 y ahora los S6 preciosos… volvio la innovación e la envidia de demas fabricantes.

  3. Como usuario de galaxy S4 quede insatisfecho asi que decidi no comprar el S5, este S6 parece cumplir mis espectativas de un telefono caro, los meses me diran si compro o no el S6 (defintivamente el edge no esta en mis planes) ya veremos.

    • Yo descarto completamente el Edge, no me convenció en absoluto. El S6 me gusta pero ese cristal… no, no quiero un móvil de cristal. He probado demasiados Xperia para saber que el cristal sólo trae problemas.

  4. Por mi parte es el adios a Samsung.
    Existen bienes sustitutivos perfectos e imperfectos. La memoria interna o la nube no es un sustituto perfecto de la sd. Cunando se rompe el movil o se me cae al bater mi informacion sigue impoluta en la sd o cuando saco la tarjeta y la pongo en otro dispositivo. De la misma forma que la carga rapida tampoco es sustitutiva de la bateria extraible porque si me voy todo el dia al campo no hay pino ni roble que me cargue el movil ni en 10 minutos ni en 20. Al igua que con la radio fm nativa; lo puedo escuchar por una aplicacion y datos pero si en el pueblo no hay mucha cobertura mal, sin mencionar el gasto de datos.
    Ademas unas cosas no estan reñidas con las otras. Que hueran puesto igual la nueva memoria interna ultrarapida de Samsung del S6 y deja tambien la microsd.
    Las criticas estan justificadas, lo que veo es un esfuerzo por parte de los sitios como este de justificar la perdida de libertad del usuario con su dispositivo y lo que puede hacer con el (sustitucion de bateria y eleccion y uso de memoria) en aras de los acabados cuando el reto de Samsung era que hubiesen ido de la mano.

    • Comprendo aunque no comparto tus quejas y te explico por qué, desde mi punto de vista. Está claro que la memoria interna o la nube no es sustituto de la microSD pero piensa en qué ofrecen unos y otros. Es raro que nadie pueda montar más de 32 GB de almacenamiento extra con la SD (los modelos con 64 o 128 GB son los menos) mientras que por el precio de una SD pagas casi un año de Google Drive con 100GB. No, no es una justificación, es cómo veo que se van a desenvolver los terminales en el futuro.

      No, no hay roble ni pino que tenga carga rápida pero hace mucho que las baterías externas conviven con nosotros. Yo mismo tengo dos de ellas en casa. Al final, mucha gente que compra baterías para sustituir por la original las compran de mala calidad y resulta que sólo ganas un 50 o 60% más de autonomía mientras que con una batería externa decente, que las hay a un precio fantástico, puedes cargar tu smartphone hasta dos y tres veces. La mejora es notable. ¿Abultan más? Claro, nada es perfecto.

      La radio. Bueno, yo no la uso pero son tantas las personas que me preguntan si este modelo o aquel otro la tiene que empiezo a pensar que soy de los menos.

      Al final, cada fabricante empuja hacia lo que cree que es su futuro. No es que “sitios como éste” quieran justificar la pérdida de libertad, es que el futuro parece ser de los que no tengan microSDs, de los que no pueden sacar la batería y de los que no tienen radio. Son ya demasiados fabricantes de gran calibre los que lo hacen. Mira los Nexus, como comento en el artículo. Pero repito, es cuestión de opiniones, claro está.

      • Ese es el problema, el futuro nos lo crean los fabricantes con lo que a ellos les interesa y no con lo que nosotros queremos. Tampoco me convence que “es lo que la gente demanda” porque con tanto móvil y marcas que hay ¿Qué nos va a quedar a los que queramos batería extraíble+microsd+radio FM, sólo el G3? Parece mentira que con todos los móviles y marcas no halla ninguno verdad; al final nos hacen pasar por el aro y eso es lo que critico, eso y que se le aplauda con argumentos como los tuyos que respeto pero no son asumibles por todos.
        Yo tengo un Note 3, encantado salvo que es un poquito grande. Tengo una microSd de 64Gb que vale 28 euros y 2 baterías extras originales (que me dan exactamente la misma capacidad que la original) con un cargador externo original. Ya no cargo el móvil, cargo baterías y el móvil es nuclear siempre está lleno.
        En el móvil llevo pelis para los críos, juegos, música fotos…cuando me voy a pasar el día fuera o de viaje necesito las baterías…lo uso para todo.
        Y no hay nada sustitutivo, puede que el que no sepa se gaste mas dinero en la versión de 64gb de un móvil unibody que lo que yo me he gastado en la tarjeta y también que le cuelgue una picha al móvil para cargarlos y la lleve colgando durante dos horas, pero es objetivamente mucho mejor pagar 28 euros por un microsd que me sirve para todos los dispositivos, que puedo acceder tenga o no cobertura, que una suscripción que me haga depender de mi cobertura y además, le has sumado a la suscripción el gasto de datos? cuanto me gasta una peli desde dropbox?
        Es que no hay como justificarlo. Que la gente hace eso, claro, pero la mayoría de la gente no quiere gastar ni tiempo ni dinero en pensar soluciones ni ir probando. Es igual que las tarifas que regalan los móviles a 50 euros/tarifa y dicen que se lo “regalan” y tan felices.

  5. Me ha encantado el post (la intro -> [applause]), congrats, #amistroll. Y bueno, aún no me han convalidado las asignaturas puente de zorronismo geek a Samsungología, pero aunque de momento no creo que la baja gama esté incluida en el plan (por precios, entiendo que subiría y no sé si le conviene conforme viene la competencia), sí veo un cambio de rumbo bastante grande y, a mi parecer, correcto.

Deja una respuesta