Se acaba 2014 y con la muerte del año llega la muerte de las presentaciones. Se espera poco o nada en lo que resta de mes pero 2015 abre con el CES de Las Vegas y en un par de meses más tendremos el MWC de Barcelona, dos de las tres citas más importantes del año en lo que a tecnología móvil se refiere junto a la IFA de Berlín de septiembre. En estas citas tendremos novedades de todos los fabricantes, sin excepción, aunque uno de ellos siempre levanta más expectación que el resto, al menos en lo que a Android se refiere. Hablamos de Samsung y de su futuro Galaxy S6, un dispositivo que ya ha protagonizado alguna que otra filtración y multitud de rumores y que ahora ha visto cómo algunas de sus principales características salen a la luz a través de AnTuTu, el conocido benchmark.

Algunas especificaciones del Samsung Galaxy S6 al descubierto por un benchmark

Suponiendo que el benchmark cazado hoy sea cierto, aunque todo apunta a que lo es, en este Samsung Galaxy S6 vemos la evolución clásica de los terminales de los coreanos desde hace ya algunos años, con un salto cualitativo con respecto a los S añadiendo mejoras introducidas en los Note. Nada nuevo bajo el sol. En este caso el S6 descendería del Galaxy S5 y si los comparamos dato a dato observamos que la evolución está ahí. Confiemos que no sólo sea cuantitativa sino también cualitativa.

En el benchmark que le han cazado al Galaxy S6 observamos las siguientes características:

  • Pantalla de 5,5 pulgadas con resolución QHD de 2560×1440.
  • Procesador Exynos 7420 de ocho núcleos y 64 bits a 0,4 y 1,8 GHz (4+4).
  • GPU ARM Mali-T760.
  • 3 GB de RAM.
  • 32 GB de almacenamiento interno.
  • Cámara trasera de 20 megapíxeles.
  • Cámara frontal de 5 megapíxeles.
  • Android 5.0 Lollipop (bajo Touchwiz).
  • Modelo SM-G925F.

Lógicamente habrá modelo con procesador Snapdragon que se comercializará internacionalmente aunque no sepamos aún cómo va a ser la distribución. Samsung siempre lo hace así con sus flagships por lo que no hay motivos para pensar que esto vaya a cambiar. Observamos el aumento de la memoria interna hasta los 32 GB, algo que se viene demandando desde hace tiempo y que el Galaxy Note 4 ya hizo hace un par de meses.

En el resto de características observamos mucha potencia pero algo nos genera dudas y no es el aumento de la pantalla hasta las 5,5 pulgadas sino su resolución, QHD. El LG G3 se han encargado ya de demostrar que el consumo de una pantalla así se paga caro por lo que esperemos que este Galaxy S6 sepa gestionar la autonomía como se espera de un dispositivo de esta gama. Incluso HTC, con su Hima, parece que apostará de nuevo por el FullHD.

¿Se equivocará Samsung? Ya veremos.

Fuente Frandroid

1 comentario

  1. Si hscen esto van a perjudicar las ventas de la gama note ya que casi no habría diferencia de tamaño, a parte de “discriminar” a los posibles compradores que nos gustan las 4,7-5 pulgadas. El mercado de los smartphone se ha estimado, mejoran prestaciones innecesarias, como es la resolución, aumentan las pantallas, aumentando el consumo. Y sin embargo cada vez los hacen más delgados siendo incómodos de manejar, y muchas veces ponen baterías insuficientes. Algo está fallando en la evolución de los smartphones. Así va Samsung, en caída libre y sin frenos

Deja una respuesta