El Samsung Galaxy S6 y el S6 Edge: una de cal y otra de arena

21

No soy precisamente sospechoso de ser un fan acérrimo de Samsung ya que todo el que me conozca sabe que he criticado sus terminales como el que más. La falta de innovación en el diseño y la sobrecarga de su memoria ha perseguido a sus dispositivos desde hace mucho, desde aquel Galaxy S2 que para mí fue el cúlmen en cuanto a diseño de la marca. Pero las cosas cambian y las opiniones evolucionan, y últimamente me sorprendo a mí mismo observando con buenos ojos a los smartphones de los coreanos. El Note 4, el Galaxy A5 e incluso el Alpha, pese a las quejas sobre su batería. Ahora me ha vuelto a pasar aunque ha sido una sensación agridulce, como suele ocurrir cuando nos presentan dos nuevos exponentes y sólo nos gusta uno de ellos.

Es el momento, una vez que el MWC ha pasado y tiene uno tiempo de ordenar las ideas con tranquilidad y reflexionar sobre lo que ha visto sin el acelerado ritmo de la feria. El Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge me han provocado reacciones adversas. Una de cal y otra de arena.

Samsung Galaxy S6

Del Samsung Galaxy S6 me gusta prácticamente todo. Desde la personalidad a la hora de mantener el tamaño de su pantalla hasta la sensación que me ha producido de ser un S5 pulido más que un terminal revolucionario. El S5 me parecía equilibrado, con una pantalla Super AMOLED que había mejorado notablemente la del S4, que era una auténtico desastre. En general era bastante bueno aunque coincidió con que la competencia también evolucionaba y acabó relegado a la guerra de los precios en la que Samsung se mueve como pez en el agua. Observando el Galaxy S6 tienes ese deja vu, ése “esto ya lo he visto pero aún así me gusta”. Podría decirse que la única gran pega que tengo sobre él es la de su cobertura de cristal, que ya se ha demostrado en decenas de fotos que ensucia la apariencia general del smartphone.

“Y su cámara, esa cámara…”

Sin haberle hecho pruebas exhaustivas, este Galaxy S6 parece terriblemente potente y económico en cuanto a la energía, tanto que puede que su batería interna de 2550 mAh sea un acierto después de todo. Y su cámara, esa cámara… para los que nos confesamos unos obsesos de la fotografía puede ser una auténtica delicia. Un Touchwiz más ligero, ¿quién no ha soñado alguna vez con eso?

Samsung Galaxy S6 Edge

En la esquina contraria del cuadrilátero tenemos el Galaxy S6 Edge y bajo mi punto de vista, el combate acabará en KO nada más que suene la campana. Llama la atención su diseño, claro que sí, negarlo sería una completa estupidez. El problema llega cuando sobrepasas esas sensación inicial y comienzas a mirar a este S6 Edge con ojos más analíticos, más prácticos. En mi opinión, la curvatura de su pantalla es completamente innecesaria y más que aportar, resta. Resta ergonomía, y no poca. Ese agarre a lo “teléfono del revés” que te imposibilita alcanzar la esquina contraria de la pantalla como harías en un terminal de pantalla plana. ¿Qué sentido tiene? Pienso que es una demostración de poder, un teléfono construido porque pueden hacerlo y sin un objetivo mucho mayor.

“Para mí, el Edge es un S6 estropeado.”

Venderá, desde luego, pero no me incluyo en la lista de futuros poseedores de uno. Incluso las mejoras de software para aprovechar esa pantalla son bastante insulsas. Puedes usar la curvatura para ver quién te llama cuando lo tienes boca abajo pero, ¿cuántos dejamos el teléfono boca abajo en la mesa? ¿Será ése el motivo del Gorilla Glass 4? Para mí, el Edge es un S6 estropeado. Es tomar algo casi perfecto y cargarlo con imperfecciones más que notables. Por no hablar del precio, claro está. 150 euros extra por una pantalla curva que, en fin, es curva y poco más.

Ya os dije que no soy precisamente un seguidor de Samsung pero con el Galaxy S6 han conseguido avivar en mí el cariño hacia la marca que llevaba tanto apagado. Sin probarlo, me cuesta criticar nada de lo que es como smartphone y sólo encuentro mejoras más que azotes. El S6 Edge pasará por mi vida como un bluff. Como esa edición limitada del Galaxy Note Edge que tampoco debió existir. Como esas mejoras que se realizan con mucho futuro pero se aplican de mala manera. Te compro esa curvatura en un smartwatch, pero no en un smartphone. Es mi opinión, claro. De eso va todo esto, de opinar.

Y en mi opinión, el Samsung Galaxy S6 va a ser un éxito sin precedentes. Para que me haya gustado a mí…

21 comentarios

  1. Me llama la atención como logra Samsung llamar la atención para bien o para mal, y me explico…

    Si Samsung saca un terminal con materiales plásticos, se le crítica, si saca un terminal en cristal se le crítica, si saca un terminal con pantalla Qhd, se le crítica, si sacan un terminal así o asao se le crítica. Haga lo que haga Samsung se le crítica, y mientras, otros fabricantes tratan de imitar a la gallinas de los huevos de oro y son nada más que alabanzas. Y la prueba esta con el “glorioso’ G3 que para mi es una pasada físicamente pero con plásticos baratos tipo Samsung y que encima tiene unos lagazos y retrasos a la hora de abrir aplicaciones impropio de un terminal de gama alta, y eso por no hablar de la mala optimización de su capa de personalización que no tiene nada que envidiar a Touchwiz en los defectos que todos conocemos.

    Lo que quiero decir con esto es que yo creo que se critica en exceso a Samsung por ser Samsung. Bajo mi punto de vista hay muy poca objetividad a la hora de argumentar una opinión hacia este fabricante.

    Mi opinión no está basada en este artículo, suelo ser lector diario de este blog y de otros, por que soy un apasionado de la tecnología, y en todos noto que muchas veces los redactores buscan el “sensacionalismo” sin ver que otros fabricantes hacen móviles que no distan mucho a lo que hace Samsung.

    • Como dije al principio del artículo, no soy sospechoso de ser seguidor de Samsung sin embargo reconozco que el S6 es magnifico pero el S6 Edge no me gusta. Los he probado en vivo, en Barcelona, y sé de lo que estoy hablando. Si lees mis análisis de los Xperia Z habrás podido comprobar que siempre he sido un detractor del cristal como cobertura de un smartphone. Las huellas aparecen conforme lo sacas de la caja y se quedan ahí para siempre. ¿Otros fabricantes lo hacen como Samsung? Claro, y a todos les recrimino lo mismo. No quiero cristal por las manchas y según qué metal, da miedo que se pueda arañar. Sinceramente, no sé qué tiene la gente en contra del plástico. Samsung lo ha montado siempre de buena calidad y no tienes más que ver los Motorola, los LG o los Lumia de Microsoft. Si el plástico es bueno, ¿qué problema hay? Si te gastas 600 euros en un móvil, qué menos que te dure.

    • Lord, coincido totalmente contigo. Me parece que Samsung suele marcar la pauta en innovación y calidad de sus equipos. Sin embargo, pocas veces se reconoce esto y se prefiere criticar las “copias” o similitudes que toman de otras marcas (ejemplo: poco innovador Samsung al incluir un lector de huellas como Apple, pero muy ingeniosos fueron estos últimos, a pesar que la idea venía de terminales pasados). Lo mismo va con características que, en un Samsung son errores (como los materiales plásticos o características del hardware y software), pero en un LG son aciertos.
      ¿Qué pasaría si Samsung fabricase un dispositivo con una pantalla tan mal hecha como la de los HTC One? Sin embargo, las críticas no hacen más que llenarla de elogios. Increíble.

  2. Samsung siempre será cuestionado y se reprochar todo, al ser el acerrimo rival de Apple, mientras todas las compañías se escudan de el. El problema viene cuando aquellos que no tienen un galaxy en sus manos le buscan de todo para igualarlo a un iPhone, eso fue lo que sucedió con el s6. Fue la mayoría la que decidió el cambio de diseño. Y va a ser esa mayoría la que no podrá adquirir un s6 y arremeter contra Samsung para abaratarlos y pedirle que los fabrique en platico y con una pantalla full hd… y esto será siempre así mientras todas las compañías se escudan de Samsung

    • Si quieres buscar parecidos con el iPhone los vas a encontrar, como están presentes desde el primer Galaxy S. Pienso, a título personal, que el S6 es una evolución más de la serie S y que se parece más al S5 que a cualquier otro modelo, pero no deja de ser una valoración propia. Sobre el cristal, bueno, supongo que no has tenido un móvil recubierto en cristal para saber de qué me quejo cuando hablo de las huellas. Por no mencionar la fragilidad, por cierto.

  3. Para mi uso personal, esa notificación en la curvatura me servirá muchísimo. Gracias samsung!! Justo lo que necesitaba.

  4. Samuel tu eres anti Samsung poreso lo criticas yo pienso que eres fan de iPhone poreso le tiras a Samsung la verdad Samsung saco buenísimos celulares no cabe duda i ojala que le balla muy bien en las ventas con los 2 cell

    • Te voy a contar un secreto, Osvaldo. Hay más marcas aparte de Samsung y de Apple y no por criticar a una eres fan de la otra. Aunque te cueste creerlo, te lo estoy diciendo de verdad. Piénsalo un rato. Eso de que alguien critique a Samsung y sea automáticamente un fan de iPhone está un poco gastado. A ver si va a resultar que las marcas no pueden hacer cosas mal, ¿eh?

  5. Esperaba más en éste modelo, al menos una cámara se 20 mpx por ejemplo, 4 en Ram para sus 64 bits, un batería más poderosa, es muy incómodo tener que cargar el móvil cuando se tiene que trabajar o cuando tengo que conversar con mis amigas, además el haberle quitado la resistencia al agua y polvo, volvemos hacia atrás, decepciona que sean tan conservadores; si sus ventas van dirigidas a los usuarios samsung deberían escuchar lo que por supuesto nosotros queremos no lo que hace Apple

    • Sobre la cámara de 20 o 16 mpx, no comparto tu comentario. Hay cámaras de 8 megapíxeles mucho mejores que otras de 16. La calidad de una cámara no tiene nada que ver con el tamaño de las fotografías. Los 16 megapíxeles del S6 parecen fantásticos. Posiblemente Samsung haya construido la mejor cámara jamás vista en Android, eso es lo que debe hacer un fabricante y no crecer sin sentido.

      ¿Quitarle la resistencia al agua y al polvo? El S5 era resistente a salpicaduras, ni mucho menos era sumergible. Así que quitarle esa certificación es algo muy menor. ¿Hay quien la valora? Seguro. Siempre que hay alguna innovación alguien le encuentra la utilidad y el valor, pero creo que hablar de paso atrás por eso es demasiado radical.

      La RAM, ¿para qué? Si consiguen que con 3 GB vaya fino, meterle 4 es una tontería. ¿La batería? Si consume lo que dicen que consume, los 2550 mAh que ha montado pueden ser equivalentes a los 3000 de otros fabricantes. Al final de lo que se trata es de que el S6 sea fluido y que aguante tiempo encendido. Los números no sirven de mucho, compañero.

  6. Hola, es la primera vez que entro en esta página, pero ahí va mi opinión.

    Es la primera vez que un diseño de Samsung consigue crear en mi esa sensación de “quiero tenerlo”

    Los últimos terminales me parecían, en lo físico, cada uno más feo que el anterior, las pantallas me daban grima (quizá en el S5 y Note4 no) y sobre todo Touchwiz, me aterraba. Podéis llamarme heater pero no es algo que se deba a un odio, si no mas a una repulsión.

    Con esta nueva hornada ha cambiado, todo lo que me aterraba ahora me atrae con fuerza, sobre todo el Edge.

    No sé si será más frágil, ni más incomodo, ni poco útil, pero la verdad que viendo los dos nuevos teléfonos juntos, el diseño de Edge me parece de otra liga. Pienso al contrario que tu, hace peor al S6, menos llamativo.

    Esperaré a ver las reviews para ver que tal, pero estoy casi convencido de que será mi próximo teléfono.

    En lo negativo, que no lo es tanto, decir que el trabajo de Samsung para que sus diseños funcionen pasa por parecerse lo máximo posible a un iPhone. Pero eso es bueno, prefiero un diseño parecido al de un iPhone que esos diseños terriblemente arriesgados que algunos intentan.

    Otra muestra de esto es Samsung pay.

    Un saludo.

    • Como dices, el S6 Edge te da esa sensación premium, esa sensación de ser algo distinto que quieres tener. Es innegable que estéticamente es precioso, el problema es cuando lo sostienes en la mano, cuando lo analizas con detenimiento y te das cuenta de que la utilidad es más bien nula y que los inconvenientes ganan a las supuestas mejoras. Por supuesto, esto no es más que una opinión personal, cada persona tiene su smartphone y puede que tú le encuentres muchas cosas positivas al Edge. Para mí, no las tiene.

      Sobre lo de parecerse o no al iPhone, me suena ya a ser un debate antiguo. Se parece al S5, y el S5 al S4 y así podemos retroceder hasta el S original. Al final, las posibilidades de diseño en un smartphone son tan limitadas que casi todas las marcas se parecen a otras, de forma consciente o no.

  7. Creo que hay que darle tiempo a estos nuevos terminales de Samsung recuerdo cuando comenzaron a sacar los nuevos terminales con pantalla grande rompiendo con lo tradicional y fueron notablemente criticados. Hoy son un referente de todas las marcas. Saludos

    • Entiendo tu razonamiento Carlos pero creo que no te lo compro. En su momento sí me pareció una muy buena idea la apuesta por pantallas grandes porque se veía que aportaban mucho valor añadido. En el caso de las pantallas curvas no lo veo, por más que lo pienso. Sí le encuentro sentido en la curvatura de un televisor o en la del un LG F Flex, por ejemplo, pero no en esta pantalla “del revés” que plantea Samsung. Todo es que triunfe y se demuestre que estoy equivocado, claro está. No sería la primera vez que pasa.

  8. En efecto puede que esa curva no sea muy útil pero en definitiva ¡que bien se ve! y si muchos usuarios básicos pagan 100 mas por el modelo de la manzanita, creo que muchos lo haremos por este modelo aunque su pantalla curva no aporte más utilidad que un bonito diseño (por ahora) y sobre el cristal de igual forma se ve bonito y se siente bien al tacto pero me compre un z3 por accidente se me resbaló a la semana de comprarlo y ya te imaginarás… a pagar otros 100 perder garantía y resistencia al agua, cosa que con modelos de plástico no ocurre jamás!

    • Estoy de acuerdo en que es llamativo. Pero inútil. Bastante inútil. Y, con todo mi respeto, me importa bien poco cuánto cueste de más o de menos con respecto a Apple. No creo que este artículo trate sobre eso sino de la utilidad de montar una pantalla curva a estas alturas de la evolución tecnológica de los móviles. La han montado porque pueden, porque Samsung es así, pero no porque tenga sentido. Es mi opinión, ojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here