Samsung ha decidido incorporar Sherpa entre las aplicaciones preinstaladas del Samsung Galaxy S6, trayendo de nuevo a la palestra el debate sobre el bloatware en los smartphones. Un debate en el que Samsung lleva ya varios años metido.

Ya tardaba en surgir alguna nueva polémica en torno a Samsung. En esta ocasión ha sido a causa de la decisión de los coreanos de incorporar a Sherpa dentro de las apps preinstaladas en el Samsung Galaxy S6. La decisión se toma ahora por lo que muchos modelos han evitado esto aunque nunca se sabe si en futuras actualizaciones tendremos que aceptar, no sin mostrar nuestro descontento, que la aplicación se instale en nuestro dispositivo.

Queramos o no, ése es el auténtico problema que se genera con esto. Ahora que Samsung comenzaba a limpiar su imagen de empresa generadora de terminales llenos de bloatware gracias a la ROM instalada en sus S6, hace esto. En ocasiones da la sensación de que no tienen una hoja de ruta clara en cuanto a la evolución de su software y que van, como se dice coloquialmente, “a salto de mata”. Recordemos que en Samsung hablaron de que mucho de su software llegaría “despegado” de Touchwiz, pero ahora nos damos cuenta de que esto no es del todo cierto.

Samsung Galaxy S6 Edge

No se trata siquiera de un problema de almacenamiento pues el modelo básico del Samsung Galaxy S6 es de 32GB, suficiente para acumular unos cuantos de cientos de megas en aplicaciones que no utilizaremos nunca. Más bien se trata de la decisión de una compañía de incorporar un software que no es suyo, de incorporar apps de terceros a sus terminales. No nos engañemos, a muchos usuarios, un gran porcentaje del mercado en el que estamos todos, les da igual qué venga en sus dispositivos, no por ello van a usarlos. Una prueba es el fracaso de ChatON, eclipsado por un Whatsapp que ya es universal y que en muchos otros dispositivos del mercado también se comercializa dentro de los smartphones.

Quizá no sería un problema si el propio fabricante nos permitiese desinstalarlos. Sí, estamos de acuerdo en que lo ideal sería que ni siquiera llegasen dentro de él, pero si al menos pudiésemos quitarlos de nuestra vista el proceso de arranque del terminal sería más lento pero el resultado el idóneo. Un smartphone limpio para poder acudir a Google Play o Samsung Apps a poner todo aquello que queramos llevar siempre encima. La realidad, sin embargo, dista mucho de ser así. Durante años hemos protestado de que Samsung embutía bastantes aplicaciones basura dentro de sus Galaxy y ahora que parecía comenzar a arreglarse, volvemos a lo mismo. El usuario protesta y Samsung… que si quieres arroz, Catalina.

El usuario protesta y Samsung… que si quieres arroz, Catalina.

Hay que distinguir entre las apps de terceros y las apps del sistema, claro está. No es igual protestar porque venga Sherpa en tu Galaxy S6 que protestar por tener que aguantar S-Voice o S-Health. Al fin y al cabo, estas últimas son parte del sistema aunque esté ahí como aplicaciones independientes. Entiendo las quejas con respecto a ellas pero cada fabricante es así, quiere que usemos su software y por tanto nos lo manda bien empaquetado. Sin posibilidad de desinstalación.

Samsung Galaxy S6 Edge

¿De qué va todo esto? Del nulo esfuerzo por parte de los fabricantes para no generarnos basura. Porque no deja de ser basura una aplicación que no quieres, que no puedes desinstalar y que se queda ahí ocupando espacio que puedes necesitar para cualquier otra cosa. En el Samsung Galaxy S6 es aún más sangrante pues hablamos de un dispositivo al que no se le puede montar una microSD. Si lo vendes como una memoria que no necesita ser ampliada, no contribuyas a que yo necesite hacerlo. Deja que llene el teléfono con cosas que yo quiera y no con otras que vengan impuestas. Es mi opinión.

Si los fabricantes nos diesen más libertad serían más populares entre los usuarios

Sí, se pueden deshabilitar en muchos casos pero ojo con actualizarlas. Volverán a aparecer. A veces los fabricantes no se dan cuenta de que si nos dieran mucha más libertad serían más populares entre los usuarios. No entre los light users, claro, a ellos les suele dar igual, pero los heavy users que tantas veces nos convertimos en recomendadores tenemos en cuenta esos detalles. Conste en acta que esta polémica es sobre un terminal que cuenta con 32GB de almacenamiento. Entre los que tienen 4 y 8 GB también ocurre. En ese caso debería ser incluso delito imponer aplicaciones a los compradores. 

Querido Samsung, venderme a precio de oro un terminal sobre el que no tengo control y con basura que tengo que aguantar porque a ti te parece bien no es muy limpio. No es por Sherpa, el nombre de la aplicación es lo de menos aquí. Es por no dejar al usuario libertad de elección. Repito, es mi opinión.

1 comentario

  1. Totalmente de acuerdo contigo.
    Siempre hay quienes les mola coartar tu libertad y ser ellos los que te guíen. Ahí tenemos que estar. Buscar y dar con otras opciones. No cansarnos. No dejarse llevar.

Deja una respuesta