Samsung, pese a los avances que realiza cada año, demuestra una y otra vez que es animal de costumbres. Al igual que ocurrió con el Samsung Galaxy S, el Galaxy S2 y el Galaxy S3, en Samsung quieren seguir dando bola a uno de los terminales más exitosos de su historia, sino el que más. El Samsung Galaxy S4 tendrá vida más allá del lanzamiento del que será el dispositivo que le sustituya al frente de la gama de los surcoreanos, el Galaxy S5, y además tendrá una buena vida recibiendo una nueva versión Black Edition que además servirá para mezclar la tecnología del S4 con el diseño de carcasa trasera del Galaxy Note 3. Es decir, un Samsung Galaxy S4 Black Edition con la trasera negra de imitación a piel, idéntica a la del phablet del fabricante.

Samsung-Galaxy-S4-Black-EditionDebido a que el lanzamiento está previsto inicialmente sólo para Rusia, sin conocerse aún ningún tipo de plan de comercialización internacional para el terminal, el modelo elegido ha sido el que ya se está comercializando en territorio soviético, el modelo de Samsung Galaxy S4 con procesador Snapdragon 600 a 1,9 GHz, 2 Gb de RAM y 16 Gb de almacenamiento interno.

Extraña, sin embargo, que una vez que Samsung tiene el modelo con Snapdragon 800 circulando por Europa, el famoso Galaxy S4 Advanced LTE, se haya decantado por el modelo anterior. Las mejoras serán puramente estéticas con la conjunción de un frontal completamente negro y una trasera en imitación de piel también negra como la del Samsung Galaxy Note 3. Pero el Galaxy S4 no llegará solo en esta modificación.

Otro modelo elegido para recibir una Black Edition ha sido el Samsung Galaxy S4 Mini, hermano pequeño del S4 y que tendrá también en Rusia su variante en color negro con trasera de imitación de piel. Así pues, asistiremos a un lanzamiento doble durante el mes de febrero que empieza a sentar las bases para que el Galaxy S5 llegue y se haga con el control de la gama de smartphones de Samsung.

Los precios, pese a que el diseño pueda encantarnos, no serán tan maravillosos ya que se baraja una salida a la venta para los dos modelos de 660 y 460 dólares, un precio que los situaría por encima de lo que actualmente podemos encontrar por los Galaxy S4 y Galaxy S4 Mini originales. Conociendo a Samsung, no dudamos de que ese precio pronto bajará pero quizá sea un escollo para que estas dos nuevas variantes lleguen a popularizarse, sobre todo con el Galaxy S5 como nuevo objeto de deseo de todos los fans del fabricante surcoreano.

Fuente PocketNow

Sin comentarios

Deja una respuesta