¿En qué destaca el HTC Desire 510? 3 ventajas y 3 problemas de este móvil Android

0

Volvemos de nuevo a la carga armados con el HTC Desire 510 para realizarle un análisis rápido destacando los tres puntos que habitualmente reseñamos con cada dispositivo relacionado con Android que cae en nuestras manos. Ya tuvo su protagonismo con la review a fondo del smartphone, por lo que ahora queda poner de manifiesto las principales tres ventajas y tres problemas que le hemos encontrado. Es una valoración lo más objetiva posible, por lo que trataremos de destacar lo importante para que os hagáis una idea inmediata de si este smartphone se adapta a vosotros o no.

¿En qué destaca el HTC Desire 510? 3 ventajas y 3 problemas de este móvil Android

Tres puntos a favor del HTC Desire 510

  • Sense 6. Ya lo decíamos en la review: que este móvil ofrezca una experiencia bastante similar a la que tiene el HTC One M8 es un acierto. Es cierto que las diferencias de hardware son abismales, pero, con un uso normal, la Desire tampoco se distancia tanto. Sin mucho lag, de diseño minimalista, con los escritorios y Blinkfeed personalizables… No hay ninguna duda: Sense 6 le queda genial al HTC Desire 510.
  • Buena autonomía. Lo hemos constatado con el uso: la autonomía de este móvil es tan decente que se merece su puesto dentro de los puntos que más nos han gustado. Capaz de aguantar durante más de un día y medio sin demasiados problemas (con un uso moderado), podréis sacar a diario el HTC Desire 510 sin sufrir angustia por no tener un enchufe cerca.
  • Redes móviles de alta velocidad 4G LTE. Puede que haya usuarios que ya estén conformes con la velocidad máxima de las redes 3G, pero la inclusión de la conexión inalámbrica por 4G LTE le garantiza un mayor futuro al teléfono. Lo cual es una clara ventaja en la decisión de compra.

Review del HTC Desire 510: alternativa al One M8 por mucho menos dinero

Tres puntos en contra del HTC Desire 510

  • La pantalla deja mucho que desear. Es una de las piezas de hardware más importantes de cualquier teléfono táctil, por lo que si ésta falla lo hace el móvil al completo. Y la Desire peca de una resolución muy baja para su pantalla (480×854 píxeles) que se mantiene muy alejada del resto de prestaciones generales. Además, la respuesta táctil podría mejorar; así como su nitidez. No obstante, el brillo de la pantalla es suficientemente elevado, no encontrando problemas en ese aspecto.
  • La cámara podría ser mejor. Es cierto que el HTC Desire 510 es un teléfono accesible que ha de cojear por alguna parte. Y encontramos lógico que carezca de flash para fotos nocturnas. Pero, que tampoco tenga opción de enfoque… Eso no resulta nada lógico. Además de que consigue aguar una cámara que tampoco hace tan malas fotos. Sobre todo si tenemos en cuenta que posee la aplicación de cámara personalizada de HTC.
  • Sonido muy pobre. Dejemos claro que tampoco esperábamos un sonido de alta fidelidad en un móvil de la talla del HTC Desire 510, pero sí que nos sorprendió para mal cuando procedimos a analizar esta parte del hardware. Con auriculares el sonido se aprecia distorsionado y sin vida, careciendo de graves y sin opción de ecualización. Además, el altavoz trasero se escucha algo bajo, quedando amortiguado cuando se pone el teléfono sobre una superficie lisa.

Estos son los principales problemas y ventajas que hemos encontrado en el HTC Desire 510. Podríamos añadirle otro mini punto positivo gracias a incluir un procesador de cuatro núcleos y 64 bits (que ofrece un rendimiento general bastante bueno, todo hay que decirlo), pero este detalle nos parece poco reseñable gracias a que Android KitKat aún no obtiene ventajas de esta arquitectura de procesamiento. Seguramente se aprecien diferencias cuando reciba Android L.

El HTC Desire 510 es una excelente opción a un coste bajo. Buen acabado junto al software de calidad encarnado en Sense. Con altibajos en sus elementos, como no podía ser de otra forma. ¿Lo recomendaríamos? Si sois incondicionales de la marca y no tenéis un bolsillo holgado os va a encantar. Y si no es el caso también. Aunque es cierto que hay otras alternativas algo mejores…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here