Después de estos dos años en el mercado para el Google Chromecast, ¿no va tocando una renovación? Seguramente. Y debería incluir las siguientes opciones.

Voy a decirlo ya en el inicio: el Google Chromecast es un dispositivo que dista bastante de ser perfecto. De hecho, no me convenció demasiado cuando Google lo lanzó hace más de dos años, no viéndole el atractivo a enviar desde el móvil los vídeos de YouTube y alguna que otra web más. Pero mi percepción cambió con el tiempo y, sobre todo, gracias a la permisividad que fue introduciendo Google en su dispositivo de transmisión multimedia, pasando de ser un escéptico a un fan entregado al Google Chromecast. Sí: ese tiempo le ha dado la razón a Google; aunque también juega en su contra viendo cómo se ha ido quedando “ligeramente anticuado”.

Chromecast

No penséis mal: el Google Chromecast sigue siendo igual de bueno para aquello que fue creado, transmitiendo con total perfección y sencillez todo tipo de contenido multimedia. Aunque eso sí: no siempre es fácil conseguir esa transmisión y, en ocasiones, se echa de menos mayor compatibilidad con servicios de streaming populares (como Yomvi, por ejemplo). Sé que esto último no es culpa directa de Google, pero sí que hay otros puntos donde podría mejorar y que anticiparían una revisión del producto. ¿Veremos un nuevo Google Chromecast con la presentación final de Android Marshmallow junto a los Nuevos Nexus 5? Es difícil, pero yo cuento con ello.

Dado que mantengo la esperanza de ver una renovación de este genial dispositivo, voy a lanzar aquí lo que me gustaría que tuviese como novedad. Algunos aspectos son correcciones de funcionamiento y otros sueños casi irrealizables; pero, por pedir… ¿También le pediríais alguna función añadida?

Personalización

Google introdujo la opción de variar mínimamente el escritorio así como permitir la carga de imágenes como fondo de pantalla (de manera muy limitada), pero va necesitando una liberación mayor para que así podamos personalizar la tele casi como haríamos con un Android. Quizá no ponerle launchers, pero sí widgets, posibilidad de cambiar los colores, de usar el Google Chromecast como marco de fotos digital… Todo sin necesidad de arrancar ninguna aplicación: directamente en el escritorio principal. Que es único, algo que también se podría expandir. ¿Por qué no disponer de varios escritorios dependiendo del día? Uno para otros usuarios de la casa, para cuando haya una fiesta…

El reproductor necesita más potencia

Google Chromecast

Este pincho HDMI se comporta perfectamente a la hora de decodificar vídeo compatible en 1080p y transmitirlo directamente a la tele a través de la conexión exterior. Pero ¿qué pasa con el 4K? Hace falta que el Google Chromecast tenga mayor potencia en su interior para garantizar su futuro como receptor de contenidos. Y no sólo a la hora de reproducir vídeo, también para lanzar pequeños juegos. Sin llegar a un Android TV, pero sí para que permitiese hacer algo más que jugar a juegos de palabras.

Hacen falta ajustes

Estoy a favor de la extrema sencillez del Google Chromecast, pero también desearía que incluyese opciones manuales con las que, por ejemplo, administrar el tiempo de espera a la hora de desconectarse de una fuente. ¿Habéis pausado la reproducción de una película para recoger la mesa y, al volver, el Chromecast había salido al escritorio? O limitar las webs desde las que castear en el caso de tener niños, forzar resoluciones por defecto, poder enviar URLs directamente para que las reproduzca… Ajustes de control con los que hacer felices a los usuarios más avanzados, eso me haría bastante contento.

Un Android limitado

chromecast-2

Igual que Google ha desarrollado una versión exclusiva de Android para wearables (Android Wear), otra para automóviles (Android Auto) e incluso una específica para dispositivos pensados para el entretenimiento en casa (Android TV), ¿por qué no incluir una versión Android Chromecast en el siguiente dispositivo HDMI? Incluso podría ser una versión limitada de Android TV. ampliando así los horizontes de este sistema gracias a ofrecer un aparato más económico y accesible. Si existen pinchos HDMI con Android completo, ¿por qué no adaptarlo a las necesidades específicas del dispositivo? Que no sólo pudiéramos castear, también interactuar con el Google Chromecast.

Multitarea

¿Por qué no permitir el envío de dos fuentes a la vez? El Google Chromecast está limitado a una vía de casteo, algo que resulta bastante lógico: generalmente se reproduce un vídeo o una canción en solitario. Pero ¿por qué no ir más allá? Imaginad que estáis viendo Wuaki y esperáis a que en un canal de Yomvi empiece un programa. Pues podríamos utilizar una función similar al PIP: un cuadro de vídeo pequeño dentro de la reproducción principal. Sí, esto es posible con la pantalla del móvil, pero podríamos ir más allá. Reproducir música mientras aparece un stream de Twitter, por ejemplo: algo muy útil para un local de copas. O enviar dos vídeos musicales a la vez pudiendo hacer pequeñas mezclas sobre ellos sin tener que cortar la reproducción. La multitarea en el Google Chromecast sería un buen avance.

El Google Chromecast hace a la perfección aquello que se le pide. Pero ¿por qué no pedirle más?

Se lleva especulando con la actualización del Google Chromecast desde hace bastante tiempo, y ésta podría llegar en no demasiados meses. O quizá sí, pero seguramente llegará: el éxito de este dispositivo ha sido rotundo a nivel mundial, habiendo espoleado con tanta fuerza el mercado de los reproductores compatibles con el móvil que hasta la competencia tiene sus propios pinchos HDMI.

¿También os comprasteis un Google Chromecast? Contadme: ¿qué le pediríais a la siguiente versión?

Sin comentarios

Deja una respuesta