Estamos a muy pocos días de uno de los eventos más importantes del mundo dentro de la tecnología móvil. Aunque seguro que no tenemos que recordarlo, ¿verdad? Y no sólo porque lo estéis esperando con más ganas que un vaso de agua después de un partido de fútbol, sino porque tenemos tal aluvión de noticias que todo hace presagiar un terremoto de actualidad. Pero ¿qué cantidad de esas noticias son tales y cuáles son puras filtraciones de las marcas para conseguir que le prestemos atención a sus productos? La respuesta es difícil de saber con certeza, pero seguro que todos tenéis la misma impresión. Que coincidirá a grandes rasgos con lo que trato de plasmar en este artículo.

Filtraciones, avances y rumores interesados: chafando el lanzamiento oficial

El volumen de smartphones en el parque global es incontable, existiendo poco margen para que una marca se convierta en superventas comparándola directamente con sus competidoras (hay excepciones dentro de la telefonía móvil, pero los límites son cada vez más difusos). Entonces, ¿cómo destacar tu producto por encima de los demás? Creando un buen modelo, eso es lo primero; invirtiendo en investigación para así sobresalir entre el resto por algo peculiar en la marca; dotando al departamento de marketing con un cheque en blanco para que se lo gasten en publicitar el móvil hasta debajo de las tapas de los yogures; y, también, creando ansia en el posible comprador para imbuirle la supuesta necesidad hacia el producto. ¿Qué ocurre cuando todo se junta dentro de una coctelera? Que nos encontramos con la manera de actuar de la mayor parte de compañías, debiendo añadir un punto a la fórmula para destacar.

Filtraciones, avances y rumores interesados: chafando el lanzamiento oficial

Es realmente curiosa la cantidad de filtraciones que surgen las semanas antes de los grandes lanzamientos. Desde luego, no quiero decir que todo lo que se filtre sea interesado ya que, estando detrás una compañía con cientos de miles de trabajadores, siempre puede haber uno con la mano más suelta a la hora de compartir información privilegiada. Incluso puedo creerme que haya responsables de webs que suban a las páginas los nuevos móviles antes de tiempo y que, por desgracia, aprieten al botón de “Publicar” en lugar de “Actualizar cambios”. Pero ¿en serio he de creerme que eso pase con cada móvil importante y con cada empresa conocida?

Es que no falla ni uno. Que si conocemos las imágenes del nuevo diseño de tal móvil gracias a que un fabricante de fundas filtra las futuras carcasas, que si al operador de turno le da por publicar “accidentalmente” la ficha del smartphone, vídeos demostrativos que saltan antes de tiempo desde el estado oculto borrándose minutos después tras asegurarse de que se han hecho las suficientes copias como para garantizar los “mirrors”… No puedo creerme que todo esto sea accidental. Y lo peor es que provoca hastío, llegando el día de la presentación para que la marca haga el paripé confirmando todo lo que ya se sabía. Vamos, tiempo perdido, sorpresa aguada y sensación de que los geeks más entusiastas de las marcas somos tontos por dejar que nos tomen en pelo.

Filtraciones, avances y rumores interesados: chafando el lanzamiento oficial

No sé vosotros, pero yo me tomo con cada vez más cautela todas estas filtraciones previas a las grandes citas. Sobre todo en los eventos tan masificados como lo es el MWC, llegando a extremos tan ridículos que prefiero esperar a toquetear lo que se presente antes de hacer cábalas sobre lo que estarán tramando las marcas. ¿O no pensáis vosotros lo mismo? ¡Abajo las filtraciones interesadas que desvelan todo el pastel!

Sin comentarios

Deja una respuesta