EDITORIAL: Google cambia las reglas con el Motorola Moto G

4

Creo personalmente que los últimos movimientos que está realizando Google dentro del ecosistema Android son los que muchos geeks, y no sólo los que nos movemos en el entorno de Google, llevamos mucho tiempo esperando. El elevado precio de los smartphones ha sido siempre un impedimento a la hora de hacernos con uno y en muchas ocasiones acudimos a las operadoras en busca de la ansiada financiación que hace que, aún pagando más a lo largo del contrato, podamos tener acceso a dispositivos que de otra forma serían inalcanzables. Ahora llega Google para decirnos que el programa Nexus, desde hace dos modelos, no era un espejismo y el Motorola Moto G, último dispositivo de los de Mountain View a través de su fabricante, lo deja bien claro.

Terminales accesibles para todos porque la calidad no ha de estar reñida con el precio. Obviamente, Google obtiene beneficios del uso del sistema operativo y le conviene que se distribuya pero, ¿el usuario medio sabe esto? ¿Cómo se defienden Sony o Samsung a los ojos del público general?

Motorola-Moto-G-auriculares

La situación con los smartphones ha llegado a un punto en el que ver salir un dispositivo móvil a 700 euros al mercado no nos resulta extraño. Las ventas se producen también el primer día, con el precio al más alto nivel, pese a que también nos vamos acostumbrando a que los precios bajan con el tiempo y en algunos fabricantes, como Samsung por poner el ejemplo más reconocible, las bajadas son más notorias. También asumimos que los iPhone de fábrica no bajan su precio. Son, como comento, conductas asimiladas por el usuario, y entonces llegó el Nexus 4.

Dentro del programa Nexus, que lanza terminales cada año al mercado con ayuda de fabricantes del entorno androide, el Nexus 4 ha sido probablemente el más revolucionario en cuanto a precio. No siendo una gama alta al máximo nivel, aunque poco por detrás, el precio de 300 y 350 euros para sus modelos de 8 y 16 Gb hizo pensar que Google se iba a buscar problemas con sus socios, unos socios en Android a los que dejaba en evidencia comercializando dispositivos más que potentes a un precio irrisorio.

Obviamente, hay que tener en cuenta que los Nexus no son terminales para las masas, hablando en propiedad, y que su compra sigue siendo hoy en día muy minoritaria en comparación con otros fabricantes. El precio quedó ahí y pese a que se dudó de las relaciones con LG, el Nexus 5 ha llegado al mercado. Esta vez al más alto nivel y casi repitiendo precio, 350 y 400 euros. 400 euros por un dispositivo a la altura de un Samsung Galaxy S4, de un HTC One, de un Sony Xperia Z1, de un LG G2, de un iPhone 5S. Salvo algunos puntos concretos es así, y casi la mitad de precio en todos los casos.

Motorola-Moto-G-colores

Y cuando parecía que este comportamiento iba a quedar limitado a los Nexus, sobre todo después del fiasco con el precio del Motorola Moto X, que ya ha tenido su castigo en cifras de ventas, nos llegan desde California con el Motorola Moto G. Internacional, una gama media a precio de gama baja y con un repertorio de colores que pondrá las cosas difíciles incluso a la gama baja de Windows Phone. Si la gama baja de Android no corre con la suficiente fluidez, no ofrece la mejor experiencia para el usuario, ya estoy yo para ponerte la gama media a un precio de risa. De risa, literalmente.

179 y 200 euros para 8 y 16 Gb. Para un terminal con 4 núcleos, 1 Gb de RAM y 5 megapíxeles de cámara que, si ha heredado algo de la calidad de la portada por el Moto X, no debe ser en absoluto una mala cámara. La llegada del dispositivo está fechada para el 1 de diciembre, justo antes de la campaña de navidad. ¿Llegará a las tiendas físicas? Si lo hace puede ser un escándalo porque se trata, al igual que el Lumia 520 con Windows Phone, de un móvil de capricho. Un móvil que, por ese precio, no tendrá comparación en rendimiento con sus hermanos.

Google cambia las reglas ofreciendo gamas medias a precio de bajas, ofreciendo gamas altas a precio de medias. ¿A qué precio habría que vender un dispositivo fabricado por Google que se enclavase en la gama baja? ¿Habría que regalarlo? ¿50 euros? Si el programa Nexus no supuso un aviso demasiado notorio para los fabricantes de Android, el Moto G es un golpe en la mesa con bastante autoridad.

Fabricantes androides, bajad los precios porque Motorola, si le funciona el Moto G, puede dedicarse a inundar el mercado a unos precios sin competencia. Y si no me equivoco, sigue siendo un fabricante con mucho nombre en muchos mercados pese a su repliegue hace unos años. ¿Un Motorola de calidad y a precio de derribo? Cállate y toma mi dinero.

4 comentarios

  1. Miré a este móvil sin mucho interés cuando se filtraban datos pero al ver qué es lo que ha hecho Motorola y sobre todo su precio me he tenido que sentar a analizarlo en serio.

    Esto es a la gama media baja lo que el Nexus 5 a la gama media alta como has dicho. Un móvil libre de menos de 200 euros con experiencia de usuario buena es lo que necesita Google. Y, ahora sí, usa su brazo armado, Motorola.

    Ya tengo ganas de probarlo.

  2. Un terminal muy interesante por su relación calidad-precio. Lo que estaría bien saber, es si Motorola “vuelve” para quedarse o “está de paso”….

    • Sería bueno saber eso, sin duda. Yo, a título personal, espero de corazón que haya vuelto. Siempre me gustó Motorola como fabricante y ahora parece que es un Nexus incluso en actualizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here