Durante el pasado Google I/O fuimos muchos los que pensamos que Google tomaba el camino correcto cuando anunció que sus nuevos softwares no iban a tener personalización de cada fabricante. Las capan han sido muy beneficiosas en muchos sentidos pero también lastran el funcionamiento del propio Android así que mantenerlas alejadas de Android Wear, Android Auto y Android TV parecía la decisión más lógica. Nuevos productos y nuevas reglas. Algún cambio sobre esta decisión se atisbaba cuando Sony presentó el SmartWatch 3 en Alemania durante la IFA 2014 pero no ha sido hasta unas declaraciones de Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de ingeniería de Google, cuando hemos comprendido que se trataba sólo de una manera de ganar tiempo hasta conseguir la estabilidad y funcionalidades óptimas de cada uno de los servicios. Google, por tanto, permitirá la personalización.

Motorola-Moto-360-600-2

Lockheimer ha comentado a Re/Code que los fabricantes disponen actualmente de muy poco margen para personalizar todos estos nuevos productos. En Android Wear, por ejemplo, la diferenciación no llega más allá de elegir el aspecto que tendrá el reloj que podemos activar cuando el smartwatch no está cumpliendo otras funciones. En Google tienen claro que lo que querían era tiempo para asegurar el buen funcionamiento de Wear, Auto y TV y que pronto podríamos asistir a la llegada de la diferenciación real entre fabricantes gracias a una personalización más profunda.

Uno de los dispositivos que avanzarán estos cambios será el ASUS ZenWatch, el smartwatch de los taiwaneses y que ya podría traer dentro una versión de Android Wear modificada por el propio fabricante, adaptada más a su idea de lo que debería ser Wear. Algo similar, por poner un ejemplo claro, a lo que ocurre en Android con las capas de fabricante como Touchwiz, Sense o Xperia Launcher. Android One ha aparecido también en la entrevista aunque en este caso Google sí se ha mantenido inflexible y ya habla de una interfaz unificada con software precargado por cada fabricante. Eso sí, software desinstalable.

Donde dije digo, digo Diego. Así podría resumirse lo que ha ocurrido con la negativa a permitir la personalización de Android Wear, Android Auto y Android TV. Así pues, pronto podríamos tener entre nosotros gadgets mucho más diferenciados entre sí. Confiemos en que la usabilidad no se vea perjudicada.

5 comentarios

  1. Cagada monumental de Google. No lo entiendo, francamente, que clase de movimiento es ese? Bajada de pantalones que me cabrea muy mucho.

    • De verdad que jamás entenderé esa tirria a las personalizaciones de fabricante. ¿De verdad queremos en Android un Windows Phone, que es siempre exactamente igual en todas las marcas? Lo bueno de Android es que tienes opciones donde elegir. ¿Que te gusta tener mil bobadas extra? TouchWiz. ¿Más sencillez y estilo minimalista? Sense. ¿Android puro? Nexus. ¿Por qué esa tirria a las capas? En este mundo donde todo es tan uniforme y en el que los teléfonos son exactamente iguales entre sí, cualquier signo de diferenciación debería ser una ventaja. Y ya te digo yo que Android Wear mejoraría dejando que los fabricantes le diesen su estilo. ¿Que hay que mantener un rigor? Eso no lo discuto: muchos se pasan los estándares de Android por el forro. Pero vaya: las capas e interfaces no son el diablo.

      • No me atraen lo más mínimo iban, aunque de todas formas no discuto eso. Lo que discuto es que Google diga si y después no, eso deja la puerta abierta a muchas cosas o al menos lo deja entrever.
        Con respecto a las capas.. lo siento, no lo comparto. Veo cada cosa por la calle que debería estar penado con cárcel.. Yo abogaría por una capa simple, de calidad y bonita y metería un cerrojazo que vamos xD.
        Soy bastante intransigente con esas cosas quizá, no lo puedo evitar. De hecho ahora con L se ha dado cuenta de eso y por eso lo ha querido imponer, no es algo que yo me invente. Por no hablar de que las capas tan pesadas generan una mala experiencia y luego para actualizar es muerte por lo que mejor una y OTA para todos, no crees?

        • La solución es fácil: te compras un móvil sin capas y listo. Si no hubiera opciones no lo discuto; pero si existen y las hay a patadas, ¿por qué imponer algo si se puede dejar a la elección al fabricante? Como desarrollador, no puedes pretender que una marca fabrique un teléfono si no tiene opción para diferenciarse de otra. Y es lógico que tarde o temprano ceda. ¿Recordamos que Android era, en teoría, Open Source? Quizá se nos haya olvidado esta faceta. Y Google intenta cerrar Android cada vez más. Al fin y al cabo, ¿no es la imposición de las capas una manera de cerrar el sistema a innovaciones de terceros?

  2. Es una lastima que Android sea tan buen S.O. y que por culpa de las capas de personalización y aplicaciones que no se pueden desinstalar este tan mal valorado.

Deja una respuesta