¿Han llegado los wearables para quedarse o se trata de otra moda pasajera que pronto olvidaremos? Las dudas están sobre la mesa desde que Samsung realizase una ambiciosa apuesta por ellos con su Samsung Galaxy Gear y fracasase. Los smartwatches y las smartbands ya existían pero la salida al terreno de juego del más grande de los fabricantes vaticinaba que los dispositivos podían tener futuro, aunque bien es cierto que Samsung es conocido por apostar en todos los sectores, tengan más o menos proyección.

Los Galaxy Gear han evolucionado y se han vuelto más Tizen, renombrándose a Samsung Gear 2, Gear 2 Neo y Gear Fit, y seguimos con las mismas dudas sobre si triunfarán o no, hasta que se ha producido el que tal vez sea el movimiento definitivo, la toma por parte de Google del timón de este sector de la tecnología móvil. El gigante de Mountain View ha anunciado que en dos semanas lanzará un SDK exclusivo para wearables. Definitivamente, han venido para quedarse.

Sony-Smartwatch-2

Vaya por delante que no me gusta nada la palabra wearable, ni en singular ni en plural, y que para mí siempre serán ponibles o vestibles, pero en el mercado ya quedan pocos fabricantes sin uno de estos dispositivos, o presentado, anunciado o envuelto en rumores, y el término parece ser el mundialmente aceptado incluso en comunidades no angloparlantes. Y lo será aún más después de este anuncio de Google que no hace sino echar más leña al fuego en cuanto al rumbo que está tomando el mercado. La combinación de smartphone y wearable parece ser el futuro.

Pongámonos en antecedentes remontándonos al año 2012, un año en el que los tablets Android no acaban de despuntar a pesar de los múltiples intentos de casi todos los fabricantes. Google decidió entonces tomar cartas en el asunto y lanzó el Google Nexus 7, un dispositivo superventas que cambió en ese mismo momento la faz del mercado de tabletas androides, disparando las ventas de todos y cada uno de los participantes. Ahora puede estar ocurriendo lo mismo con los wearables dado que desde hace ya algunos meses se rumorea que Google está preparando su propio smartwatch, uno que hemos visto en múltiples conceptos y que podría llegar en el próximo Google I/O.

Google echa más leña al fuego y lanzará un SDK para wearables en dos semanas

Con el anuncio de este SDK exclusivo, Google quizá nos pone sobre aviso de que su smartwatch está al llegar y de que tiene interés en que todos los modelos del mercado funcionen sobre o para Android. Puede que incluso se trate de un toque de atención a su nuevo socio Samsung, quien sigue presentando modelos exclusivos para su marca. Lo que está claro es que con este SDK se podrán desarrollar aplicaciones para todo tipo de usos y que no tardaremos en ver pulseras y relojes inteligentes por doquier. Si el precio acompaña, claro está.

Y vosotros, ¿seguís pensando que es una moda pasajera?

Fuente TheVerge

Sin comentarios

Deja una respuesta