Los plazos de entrega del LG Nexus 4, el último terminal de la gama Nexus de Google fabricado por LG, están siendo un auténtico quebradero de cabeza para los de Mountain View que ven cómo el poco stock que habilitan en su página web, hasta ahora el principal lugar donde adquirir el terminal gracias a su excelente precio online, se agota cada poco tiempo, horneando otra gran cantidad de críticas que, lejos de suavizarse, empiezan a ser cada vez más caldeadas dado que los días pasan y el problema no se soluciona.

El goteo en la entrega de los terminales es tal que proliferan por internet aplicaciones web para controlar cuándo hay stock de nuevo para poder realizar los pedidos antes de que se agoten las unidades disponibles. Y cuando parecía que las cosas no podían ir peor ha ocurrido lo inevitable.

entrega de 2 meses para el LG Nexus 4

La última vez que se comprobó que había unidades disponibles se mostraba un curioso disclaimer bajo la descripción del terminal para ser leído previamente a agregar el Nexus 4 al carrito y finalizar la compra. El plazo de entrega en España de ambos modelos, tanto el de 8 gigas como el de 16 gigas, se ha fijado entre 8 y 9 semanas. Dos meses, hablando en cristiano. Lo que antes era una entrega en 48/72 horas se ha visto multiplicado hasta una cifra impropia de una compañía como Google.

Cuando nos adentramos en Google Play desde USA y encontramos stock, el plazo de entrega está fijado en 3 ó 4 semanas para el de 16 GB, la mitad del plazo que se da en España. Y el mismo que en España para el de 8 GB. Queda claro por tanto que Google, no sabemos si por causa directa o por problemas de LG, está teniendo muchos obstáculos desde el lanzamiento del LG Nexus 4 y que, por los plazos que está dando, está prefiriendo ser prudente para no volver a dar esa mala imagen pero, ¿no es peor imagen facilitar un plazo de entrega de 9 semanas?

Envio Nexus 4

Desde el punto de vista del consumidor, el LG Nexus 4 era un móvil terriblemente goloso que podría haber sido la compra impulsiva de estas navidades, muy por encima de otros terminales bastante más caros y, en muchos casos, peores que de LG. Pero la opción de adquirir el terminal para navidades y recibirlo ya entrado febrero de 2013 no creemos que sea la opción más adecuada para garantizar nuevas ventas.

¿Ha acertado Google eligiendo a LG? ¿Es problema de previsión de los de Mountain View? ¿Protege Google las ventas de Android de otros fabricantes limitando las suyas propias? 

Suponemos que nunca conoceremos esos datos aunque quizá baste esperar a que Google anuncie su próximo terminal Nexus y comprobar quién será el encargado de fabricarlo.

Sin comentarios

Deja una respuesta