Ya conocimos hace un año que Google se ponía firme en cuanto a las condiciones que exigía a los fabricantes para licenciar sus Google Apps. Es decir, para conceder a sus terminales el acceso a Google Play, la tienda de aplicaciones de Google y que diferencia a un grupo muy importante de dispositivos de otros que utilizan Android conectándolo a otras tiendas. Google es consciente del peso específico que juega su tienda dentro de Android y es por ello que busca endurecer las condiciones para obtener más beneficios del uso de su propio sistema operativo. No debemos olvidar que Samsung es el gran ganador en la batalla de las ganancias en Android, algo que a Google no parece gustarle un pelo. Ahora, con las nuevas condiciones para obtener la licencia, tendremos un aspecto negativo para los usuarios mientras Google podría obtener más beneficios.

Google endurece las condiciones para conceder acceso a los fabricantes a Google Play

Google, con la sarten de Google Play por el mango, ya obliga a los fabricantes a instalar hasta 9 aplicaciones propietarias en los terminales Android si su fabricante quiere licenciarlos. Aplicaciones como la propia Google Play o como Gmail o Youtube aparecen inequívocamente en todos los Android conectados a la red de su creador, amén de la aparición de la barra de búsqueda de Google en los escritorios del terminal.

Las condiciones se endurecen, como decíamos antes, y pronto las aplicaciones a instalar subirán de 9 a 20, produciéndose un considerable número de duplicidades cuando nos encontramos en terminales como los Samsung, por ejemplo, que disponen de clones de muchas de las aplicaciones de Google. Estas apps tendrán ahora que convivir en cada terminal, no pudiendo desinstalarse ninguna de ellas salvo acudiendo al acceso ROOT y a aplicaciones específicas para esto.

Así pues, si hasta ahora había quejas en algunos terminales en cuanto al espacio disponible, el número de aplicaciones de Google instaladas sí o sí se duplica, duplicando también el espacio en memoria. Seguramente esto haga replantearse a algunos fabricantes menos potentes la presencia de sus propias versiones de las aplicaciones, algo que podría ser lo que buscase Google desde un primer momento. ¿Está forzando Google a que los dispositivos del mercado sean Google Play Edition sin obligar expresamente a los fabricantes? Todo puede ser.

Fuente TheInformation

Sin comentarios

Deja una respuesta