Continuamos esta semana con nuestros editoriales, artículos de opinión que están teniendo muy buena acogida entre los lectores a tenor de la cantidad de debates que suscitan, y es que nada mejor que un poco de opinión en un mundo, el de Android, tan plagado de noticias e información repetitiva. Esta semana hablaremos, o hablaré, porque ya es hora de enfocar el artículo en primera persona, de una de las últimas filtraciones que ha surgido en torno a Android Kit Kat. La filtración en cuestión habla sobre un futuro launcher instalable de forma independiente, el Google Experience Launcher, y que podría ayudarnos a convertir cualquier terminal del mercado en un Nexus, o al menos en lo más parecido a un Nexus.

Dado que los launchers siempre han sido un tema polético, y así lo debatimos mi compañero Iván y yo en un Android Wars, me ha parecido interesante que a lo largo de este editorial comentemos entre todos, el que os escribe desde el artículo y vosotros desde los comentarios, qué puede significar este movimiento de los chicos de Mountain View.

Renders-Google-Experience-Launcher-Kit-Kat

Antes de debatir nada, vamos a centrarnos un poco y a definir qué es lo que viene de camino o más bien qué es lo que parece venir, ya que no se puede tratar como oficial nada que no haya sido anunciado directamente por Google. Empecemos

¿Qué es el Google Experience Launcher?

Supongo que a estas alturas todos sabemos a grandes rasgos qué es un launcher pero, por si acaso, voy a explicarlo de la forma más breve posible. Un launcher es una aplicación que se coloca sobre Android y que sustituye la interfaz de usuario del sistema operativo. Si hemos usado alguna vez móviles de varios fabricantes nos habremos dado cuenta de que el aspecto y la forma de interactuar con ellos es completamente distinta pese a que el sistema operativo es idéntico en todos. Eso es exactamente un launcher. Samsung tiene Touchwiz, HTC tiene Sense, Huawei tiene Emotion UI, Sony tiene Xperia Launcher, etc. Todos corren sobre Android y todos hacen a Android distinto a los demás.

Google Experience Launcher es, o parece ser dado que, como os recuerdo, no es en absoluto oficial, un nuevo launcher que podremos instalar en cualquier terminal Android que tenga, al menos, Android 2.2 Froyo. Esto de Froyo no ha quedado aún claro dado que muchas API de aplicaciones y servicios sufrieron un cambio drástico en Android 4.0, pero la limitación de Froyo puede deberse a que esta versión de Android supuso la llegada de JIT, una mejora que incrementó desde ese momento el rendimiento del propio Android y de las aplicaciones ejecutadas en él.

En definitiva, Google Experience Launcher sería instalable desde Google Play y permitiría convertir cualquier Android en un Nexus. Sin más. Además, ofrecería la apariencia de Kit Kat, una versión de Android que llega más depurada estéticamente que las anteriores. No se sabe, sin embargo, si haría que desapareciesen determinadas aplicaciones de cada fabricante ligadas a sus launchers. De ocurrir esto, se perderían funcionalidades en cuanto a hardware como sensores específicos, etc. Sería, en cristiano, como instalar una ROM Android AOSP sin necesidad de tener conocimientos avanzados. Entrar en Google Play, instalar Google Experience Launcher y a correr.

La polémica de los launchers

launchers

Durante mucho tiempo, y aún en estos días, no somos pocos los que pedimos que los fabricantes nos permitan desinstalar sus respectivos launchers. En muchas ocasiones ralentizan en exceso el sistema aportando una gran cantidad de funcionalidades que quien más y quien menos acaba deshabilitando. Si no desinstalarlos, al menos sí desactivarlos. Es una petición muy corriente.

El problema en Android con los fabricantes no deja de ser ése. Te gusta un determinado diseño y un determinado hardware y puede que no te guste la capa propietaria. Sería el equivalente a que cada fabricante de pcs o portátiles variase el aspecto de Windows en lugar de incluir software propio, como se hace en el mundo de los ordenadores. En Android, los fabricantes introducen software y también modifican el aspecto. Algo que no sería un problema si determinados launchers no causasen más inconvenientes que beneficios.

Los launchers, sin embargo, explotan determinadas características de hardware como los sensores especiales, las construcciones de las pantallas o los accesorios. Características que se pierden automáticamente con el cambio de ROM, y podrían desaparecer también con la instalación del launcher de Google. Como os comento, esto no está ni mucho menos confirmado. El caso más claro lo tenemos, por ejemplo, en los S Pen de Samsung para sus Note. La sensibilidad de la pantalla no se pierde, por supuesto, y podemos seguir usando los S Pen como un puntero, pero sí perderíamos los menús y accesos especiales del S Pen. Podría suponer un auténtico estropicio en determinados fabricantes.

El movimiento del Google Experience Launcher, ¿inteligente, única solución o un acto de cobardía?

Renders-Google-Experience-Launcher-Google-Now

Como antes os contaba, somos muchos los que pedimos desde hace tiempo que los launchers se puedan desactivar o desinstalar. La aceptación de determinados launchers como Holo, con un aspecto de Android puro, demuestra que no son pocos los que quieren probar Android como tal, sin capas, y tal vez aquí es donde Google haya querido entrar con GEL.

El lanzamiento de este launcher podría tener tres interpretaciones, al menos a mi juicio, como ahora explicaré.

Solución inteligente: Google, en un gesto que podría parecer lógico pero que quizá tenga muchas horas de planificación por detrás, habría colocado un elemento en el mercado, su launcher, para demostrar a los fabricantes que los usuarios quieren la experiencia de un Nexus sin por ello tener que entrar en conflicto con ninguno de ellos. Al igual que los Nexus, como dispositivos, demuestran que un smartphone o un tablet pueden venderse a un precio mucho más bajo que el establecido por las grandes marcas, el GEL podría demostrar que Android es suficientemente estético como para funcionar sin necesidad de capas.

Permitiría también a Google potenciar el uso de Google Now, la evolución de Google ES Search y actual asistente de Android. Now está bastante olvidado entre la plétora de servicios de los fabricantes y con GEL podría enfocar mucho más su uso, demostrando su potencia y consiguiendo así más presencia en el mercado.

Solución única: El hecho de que Android sea open source, al menos en lo que no es relativo al núcleo, propiedad éste de Google (de ahí los forks), podría suponer que Google no tenga fuerza para obligar a ningún fabricante a prescindir de su capa o launcher propietario. Si Google no puede decir a HTC que deje de utilizar Sense o a Huawei que prescinda de Emotion, su única baza en esta lucha sería la de lanzar su propio launcher. Dejas la opción al usuario, la opción de elegir el aspecto de su terminal, y si quieren una experiencia Nexus pura siempre pueden acudir a ti y comprarte el smartphone o tablet Nexus que esté en ese momento en el mercado.

Solución cobarde: Dado el poder que Samsung tiene dentro de Android, intentar obligar a que los surcoreanos, o cualquier otro, dejasen de lado su launcher podría suponer la huída de éste hacia Tizen, una de las amenazas más evidentes. HTC, según cuentan los rumores, trabaja en un sistema operativo propio para China y que podría acabar instalado en todos sus terminales. Además, los mismos taiwaneses hablan ahora con Amazon para fabricar un smartphone con Kindle Fire OS. Puede que Google tenga mucho más que perder en todo esto si aprieta a sus partners, o clientes en este caso, con el aspecto de su sistema operativo. Podría ser que lanzar el Google Experience Launcher sea la solución menos conflictiva para no dar su brazo a torcer.

Conclusión y abrimos el debate

Todo esto que he comentado es, por encima de todo, un conjunto de suposiciones sobre la base de que el Google Experience Launcher exista de verdad y podamos disfrutarlo en cualquier terminal, sea Nexus o no. Personalmente me encantaría ya que soy un firme defensor de la experiencia pura de Android desde que recibió el lavado de cara tan radical de Honeycomb, lanzado después en móviles con Ice Cream Sandwich.

Soy usuario de Sony desde hace un año y antes de eso he tenido HTC y después HTC con un Nexus. El launcher de Sony no me desagrada y podría decir que incluso me gusta, pero no por ello no soy consciente de que si fuese desinstalable sería aún mejor. Me pasó lo mismo con Sense y me ha pasado con Touchwiz en los ratos que he podido tener un Samsung en mis manos. Por mi parte, ojalá Google Experience Launcher sea una realidad.

Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿Lo usaríais? ¿Qué cambiaríais en todo esto?

3 comentarios

Deja una respuesta