No cabe duda de que Instagram se ha posicionado como una de las grandes revelaciones en lo que redes sociales fotográficas se refiere por encima de servicios relacionados con la fotografía que históricamente había sido mucho más populares, como Flickr o de otros más profesionales como 500px.

Está claro que el campo de la fotografía es uno que crece mucho más que otros, al igual que seguramente pase en un tiempo con el vídeo. Facebook se ha erigido como el mayor servicio de almacenamiento de fotografías del mundo, pero le faltaba un componente social que, irónicamente, no tenía.

Instagram se configuró como una red social no basada en los filtros, sino en mejorar las fotografías de usuarios normales y posibilitar el compartirlas de una forma extraordinariamente sencilla. Los filtros son sólo el medio para lograr eso.

Twitter imita a Instagram

Twitter como primera instancia

Los últimos movimientos de Facebook con respecto a su reciente adquisición están haciendo dudar a muchos usuarios. Esto junto con el aumento de la publicidad en la red social de Mark Zuckerberg hace que muchos miren hacia otros servicios, como Twitter.

De hecho ha sido esta red la que ha presentado una nueva versión de su aplicación para dispositivos móviles que permite poner filtros en las fotografías. Pero como muchos dicen, no es ese el foco de la red de microblogging.

Su propia concepción, le impide tener un lugar donde buscar las fotografías de un solo usuario. Es cierto que el servicio web tiene una parte lateral en la que podemos consultar todo lo que ha subido un mismo perfil, pero no hay distinción entre las imágenes que se suben para informar de algo, las que nos hacen gracia o las, por decirlo alguna manera, más serias.

Básicamente, lo que no hay es una opción de agrupar o de organizar las fotografías.

En Instagram esto no es necesario porque la inmensa mayoría de usuarios lo usa sólo para un objetivo. Sea el que sea. En Twitter eso es mucho más complejo.

Google Plus e Instagram

Google Plus como alternativa

Desde su creación y concepción Google Plus se configuró como una mezcla, un híbrido entre Facebook y Twitter. Tenía lo mejor y lo peor de ambas partes, pero para el tema que tratamos en este post nos centraremos en las partes positivas.

La parte multimedia ha sido siempre uno de los puntos fuertes de Google Plus. No en vano desde lanzamiento de esta red social Facebook la ha usado como el espejo en el que mirarse para mejorar la forma de presentación de sus fotografías, que ahora se parece mucho más a la red de Google.

Google Plus tiene lo mejor de Twitter, es decir, la mayoría de sus perfiles son abiertos y están pensados para que lo lea cualquier persona, no son aquellas que conocemos o con las que hemos tenido trato, lo cual sucede en Facebook y restringe el número de personas que pueden ver nuestras fotos.

También tiene lo mejor de Facebook, es decir, una gestión muy potente de fotografías en álbumes, carga instantánea desde los móviles, y sobre todo los círculos, los cuales permiten una distribución de las fotografías perfecta en función de si queremos que sean privadas o públicas y si elegimos esta última opción también quién puede y quién no puede verlas.

La importancia de lo móvil

Pero donde realmente Twitter lleva la ventaja es en el terreno móvil, ya que es la red social en movimiento por excelencia. Esto no quiere decir que no usemos Facebook o Google Plus fuera de casa, pero sí que dicho uso es menor.

Y aquí es donde entra el juego la aplicación de Google Plus, que ha mejorado mucho en los últimos tiempos si bien todavía peca de no mostrar mucha información a golpe de vista ya que sacrifica este aspecto para potenciar la parte más visual.

Si Google quisiera convertir la plataforma móvil de Google plus en una alternativa Instagram tan sólo tendría que crear una sección dentro de cada perfil a la que se subiera las fotografías por defecto una vez procesadas con algún filtro como podemos hacer con la excelente es Snappseed, que ya tiene una buena integración con Google Plus.

Imagen de previsualización de YouTube

Conclusión

Es posible que este movimiento, entre otros, se vaya a dar en una futura versión de Android 5.0 donde cada vez más usuarios tienen la certeza de que se llevará a cabo una integración entre todos los servicios de comunicaciones de Google: Google Talk, Google Voice, Google Messenger, y el propio Google Plus.

¿Os parece que tiene sentido un acercamiento, en parte, a lo que es Instagram?

1 comentario

  1. Después de mucho tiempo usando diferentes servicios para subir mis fotografías (web propia, Flickr, Flickr Pro, 500px, Instagram, Picplz, Picasa, etc) he llegado a la conclusión que el servicio que se utilice es lo de menos, lo importante es la comunidad, y ahí entran muchos factores, como el de la especificidad de comunidades.

    Instagram es lo que es, una red social de fotografía, no hay más. Los hay que suben capturas de pantalla y los hay que suben memes, pero el 99% son fotografías móviles (pese a la trampa de los que suben fotos con reflex y cámaras compactas).

    Twitter fomenta el que se suban fotografías de todo tipo pero es, como tú bien dices, todo muy anárquico. Ni con los filtros conseguirán atraer a demasiada gente, aunque quizá no sea como yo pienso. Con Facebook pasa igual. La gente no deja sitio entre memes y fotografías malas de familia para subir fotografías de calidad o artísticas. Y aunque las suban, no las van a separar, ni van a ningún banco donde se puedan consultar.

    500px es distinto, como lo fue Flickr. Flickr cometió el “error” de que su cuenta Pro fuese bastante barata así que muchos vieron ahí la solución al almacenamiento online y comenzaron a verse fotos de barbacoas y demás modalidades fotográficas bastante distantes del noble arte de la fotografía. 500px parece que lo corrige con una Pro más cara y la limitación de subida mensual de su cuenta Free.

    Y luego está Google+… que será lo que ellos quieran que sea. Ahora hay pocos usuarios pero tarde o temprano se popularizará. Si Instagram pone anuncios y G+ facilita una aplicación de filtros, quizá se lleve a una gran masa de “fotógrafos casual” a su red pero seguirá siendo un batiburrillo de fotografías de todos los estilos, como ocurre en todos los alojamientos gratuitos no específicos.

    Todo está en manos, creo, de Instagram. Si mantiene la limpieza y la sencillez de uso, ya hace tiempo que ganó. Si lo fastidia todo tendrá dura competencia pero, ¿hasta qué punto será competencia? Veo más fácil que 500px meta una sección diferenciada de móviles y barra que a Google preocupándose por captar usuarios de ese tipo.

Deja una respuesta