Una vez pasada la fiebre que siempre provoca cada presentación de Apple tanto en usuarios como en medios llega el periodo de reflexión. El más importante puede haber sido el de algo que mereció ser el tradicional One More Thing, dejando de lado el anuncio del Apple Watch, del que ya habrá tiempo de hablar. Me refiero a Apple Pay, el sistema de pago con el iPhone que Apple ha presentado y que ha supuesto el mayor órdago que se ha lanzado a Android, y a Google en concreto, de todos los que yo recuerdo. El retado ha sido Google Wallet, el sistema de pago de los chicos de Mountain View que va unido a cada androide de Google a través de Google Play. Hay que recordar que Wallet estuvo atado irremediablemente al NFC y que el chip de conectividad fue finalmente apartado, se convirtió en algo no obligatorio. Ahora Apple propone de nuevo usarlo y todos esperamos la respuesta del lado androide.

Google Wallet y el NFC en Android, presionados por el órdago de Apple Pay

Apple nos propone pagar con el iPhone mediante un sistema contactless o sin contacto, sólo por proximidad. El sistema se presenta como el más seguro, y posiblemente lo sea, gracias a la generación de un token o código de autorización para cada transacción y a la vez solicitar la autorización con la huella digital. Unimos iOS con TouchID, aprovechando un NFC que los de la manzana rechazaban desde el comienzo. Pero ahora la cosa cambia. La cosa cambia y es que gracias al acuerdo con distintos entes muy importantes del sector financiero, Apple Pay se postula como el primer gran sistema de pagos móviles en USA. Ya veremos cuándo y en qué forma abandona el terreno norteamericano.

El NFC es un viejo conocido de Android pues ya hubo un primer intento de utilizarlo como sistema de pagos allá por 2011, a pesar de intentos anteriores ajenos al propio sistema operativo. Google lo ató a Google Wallet, por aquel entonces Checkout, y finalmente desistió, permitiendo el pago como si se tratase de cualquier otro sistema de intermediarios. La competencia directa de Paypal, para que nos hagamos una idea más clara. El NFC entonces pasó a usarse para otros procesos, la mayoría realmente absurdos como la transferencia de imágenes y otros archivos entre smartphones y tablets.

Google Wallet y el NFC en Android, presionados por el órdago de Apple Pay

El NFC es tan conocido de Android que está presente en una gran cantidad de terminales del mercado, terminales que no encuentran una utilidad práctica en estos momentos. Ahora Apple le dice a Google que el NFC puede usarse para el pago. Apple le dice a Google que él conseguirá que sus usuarios paguen a través de sus iPhone 6 y Watch. Ahora Apple le dice a Google que él conseguirá con sus usuarios lo que los de Mountain View no han logrado. Y Google debe recoger el guante que Apple le lanza.

Google afronta ahora la posibilidad de unificar los sistemas de pagos a través de NFC y de Google Wallet. Se le presenta el reto de conseguir negociar tantos o más acuerdos que los llevados a cabo por Apple para que los pagos móviles sean una realidad y no una utopía. Apple es quien consigue tirar del mercado en muchas ocasiones, y puede que en esta ocasión eso se repita.

Google Wallet y el NFC en Android, presionados por el órdago de Apple Pay

Y ojo, porque en el mercado hay otros gigantes de los pagos que pueden tratar de subirse al carro y ocupar la segunda posición. Amazon y Paypal observan desde lejos, quizá esperando su gran oportunidad. Cada uno puede hacer la guerra por su cuenta o asociarse, y eso sí podría ser un cisma para un Google que está ante el mayor órdago que le ha lanzado Apple en los últimos años. Porque Apple Pay si es un verdadero reto para el mercado androide, no los iPhone 6. 

Sin comentarios

Deja una respuesta