Pese a la expectación que captó ayer para sí el Samsung Galaxy S6, no cabe duda de que HTC merece una especial atención ante la llegada del terminal más avanzado de su gama One, un HTC One M9 que promete corregir muchos errores de su generación anterior y con el que nos hemos encontrado en el stand de la marca. Con una fuerte presencia, como ya le ocurrió el pasado año al M8, en HTC One M9 brillaba con luz propia entre luces de colores y con su nueva propuesta estética, una mezcla entre el modelo plateado y el dorado que acompañará al clásico gris oscuro para formar una pareja que tiene la obligación de arrastrar a su fabricante lejos del abismo económico en el que se encuentra.

HTC One M9: primera toma de contacto en el MWC15

Parece que en HTC han apuntado algunas de las críticas recibidas por sus anteriores modelos pues los cambios en este HTC One M9 se notan para bien, sin ser perfecto, claro está. Se mantiene el botón de encendido en el lateral pese a que el M9 puede encenderse con un doble en la pantalla algo que ya introdujo el M8, y los marcos siguen desproporcionados con respecto a la pantalla, pese a que el diseño tenga su público. Personalmente, creo que el M9 es el móvil más bonito en el ecosistema Android en estos momentos aunque es de recibo reconocer que los cambios estéticos con respecto a los modelos anteriores hacen de este M9 un smartphone muy continuísta, algo que seguramente se le eche en cara durante toda su vida.

La cámara trasera representa la mayor diferencia con respecto al M8 y es que en HTC han cedido finalmente y han abandonado la cámara Ultrapíxel de la que tanto se vanagloriaban y cuyo rendimiento ha sido más bien pobre. Aunque abandonar no es el término correcto pues se mantiene pero en el frontal, donde no se requiere tanta resolución y puede aportar bastante gracias a su luminosidad. Hemos probado esta trasera, de 20 megapíxeles, y parece rendir bastante bien aunque en una toma de contacto pocos datos concretos pueden extraerse. Habrá que analizarla a fondo pues ayer surgió la principal amenaza a las cámaras en Android, la del Galaxy S6 de Samsung.

HTC One M9: primera toma de contacto en el MWC15

sEl cuerpo repite íntegramente en metal. Personalmente estoy en contra de este material para smartphones pero no puedo evitar reconocer que imprime cierta condición “premium” de la que algunos fabricantes presumen y con razón. El cuerpo, con sus 5 pulgadas de diagonal de pantalla y su resolución FullHD, es posiblemente la mayor muestra de personalidad de los taiwaneses, que siguen sin ceder a las presiones para incrementar el tamaño hasta las 5,5 pulgadas que ya parecen situarse en “lo normal”. Quién nos lo iba a decir hace algunos años.

La interfaz también ha sido renovada aunque en este caso el lavado de cara se nota bastante menos. Lollipop le sienta genial a Sense y en el One M9 luce más que nunca. Pocos datos más podemos aportar sobre el HTC One M9 que, curiosamente, ha despertado reacciones muy distintas entre los miembros de nuestro equipo. Nuestro propio debate sobre el M9 se trasladará a la calle, por supuesto, aunque servidor confía en que ganen los seguidores del “bien” frente a los del “mal” y que este M9 tenga un recorrido con mucho éxito.

Os dejamos, si os parece, con el vídeo que hemos realizado de la toma de contacto con este nuevo ejemplar de la familia One de HTC. ¿Triunfará? ¿Pasará desapercibido? Sólo el tiempo lo dirá. Su camino, sin embargo, ha empezado aquí en Barcelona.

Sin comentarios

Deja una respuesta