Hoy toca presentación de HTC. Entre los productos que se presentarán encontraremos los HTC One Eye y HTC Desire Eye, supuestamente, pero no el smartwatch con Android Wear que llevamos tiempo esperando de los taiwaneses. Al menos es eso lo que dicen en Re/code. No pretendemos deciros que en el seno de HTC se haya desestimado la idea de construir su propio wearable, un smartwatch a todas luces, sino que los orientales quieren tomarse su tiempo. En concreto, todo el tiempo que sea necesario para alcanzar la perfección, o como poco para lanzar el mejor gadget posible. Los rumores sobre el futuro lanzamiento de un reloj inteligente de HTC son, por tanto, ciertos aunque no han afinado en cuanto a la fecha de presentación. ¿Llegaremos a verlo en 2014? Veremos, porque por el momento en HTC han preferido dedicarle todo el mimo que sea necesario.

Tendremos smartwatch de HTC con Android Wear, pero habrá que esperar

En vista de los dispositivos que han llegado al mercado en estos meses, y a los que faltan aún por aterrizar como los LG G Watch R o ASUS ZenWatch, en HTC han decidido que su futuro smartwatch requiere de un proceso de maduración más largo durante el cual dotarlo de la mayor cantidad de beneficios para el usuario. Las declaraciones que confirman el retraso son de Jason Mackenzie, de HTC América, y en ellas habla de que la compañía tiene un wearable o vestible en camino pero que aún no está listo para ser presentado. Lo descartamos, por tanto, del evento de hoy.

Cuando se produzca la llegada del smartwatch de HTC ya tendríamos a casi todos los jugadores de la partida de los smartphones con relojes en su catálogo. Sony, LG, Motorola, Samsung, ASUS e incluso Apple en la acera de iOS. Por no hablar de los proyectos independientes como el exitoso Pebble, que sigue haciendo la guerra por su cuenta y forjándose una buena fama entre sus compradores.

Tenemos ganas de ver qué es capaz de hacer HTC en este sector. Confiamos en que cuando se produzca su lanzamiento, Android Wear se encuentre en una fase de desarrollo más avanzada y podamos hablar entonces del auténtico boom de los relojes inteligentes. Ahora mismo son, por suerte o por desgracia aunque más por esto último, un producto muy residual.

Sin comentarios

Deja una respuesta