Hace ya tiempo que comenzó la distinción entre compañías dentro del mundo androide. Unos fabricantes se han especializado en las gamas bajas, vemos a otros cómodamente instalados en las medias y una lucha encarnizada por tener el mejor smartphone de gama alta del mercado. Con mayor o menor éxito, Sony lucha con sus armas en el campo de los impermeables y potenciando sus principales teléfonos con cámaras con sensores gigantescos, Samsung compite en software con todos los añadidos de Touchwiz y otros como los Nexus sirven como vehículo para la experiencia Android pura. HTC lleva un tiempo fuera de todo, con ventas decepcionantes y el eterno halo de empresa a punto de quebrar. Los últimos resultados positivos de la compañía han llegado con una nueva aspiración bajo el brazo. En Taiwán quieren ser referentes en fotografía móvil y su gama Eye llega dispuesta a demostrar que son capaces de ello.

HTC y la fotografía: EYE como referente en cámara móvil

HTC era todo un referente dentro del mundo Android. Todos recordamos aquellos HTC Desire, e incluso el Nexus One, que enamoraron a todos. Todo fue cambiando y una serie de malas decisiones acabaron con el One X, un fantástico dispositivo, perdido entre malas ventas y críticas hacia la compañía. El resurgir con el HTC One fue más que evidente aunque vino acompañado de un experimento que hasta el momento ha salido rana. Esa cámara de ultrapíxeles no ha funcionado, por más novedosa que resulte. Píxeles más luminosos pero que para existir han de ser pocos, se sacrifica la cantidad en beneficio de la luz y el resultado dista de ser excelente. Poniéndonos en la mente del consumidor, resulta complicado pagar una gran cantidad de dinero por un smartphone con una cámara de 4 megapíxeles, tenga detrás una tecnología u otra.

Ahora llegan los Eye. Basándose en otros terminales existentes, en HTC se dejan de tonterías y montan potentes cámaras en una nueva gama destinada a ser la reina entre los fans de los autorretratos. O de los selfies, como ahora se llaman popularmente. Las etiquetas, cómo nos gustan las etiquetas. HTC lo intentó con la etiqueta ultrapixel pero no le está dando resultado. La abandona y vuelve al megapixel y se encomienda a la misma lucha que los demás, la del número. La eterna lucha de las cifras pero con algo ganado de antemano. El procesamiento de fotografías en HTC siempre ha sido muy bueno y ahora puede lugar de tú a tú con los últimos Galaxy o Xperia, incluso con los LG. La guerra de la fotografía también se amplía pues la HTC Re Camera está ahí en un “quiero ser la nueva GoPro” pero empeñándose en negarlo. La fotografía ha llegado a HTC.

HTC y la fotografía: EYE como referente en cámara móvil

Con tantos errores cometidos en el camino, nadie de aquí puede decir que el HTC One M8 sea un mal terminal. ¿Cuál es su principal defecto? La cámara. Tal vez si se sustituyen los ultrapíxeles por una buena cámara como la que ahora acompaña a los Eye todos los problemas hayan acabado. Puede que esto sea lo que ha pasado por la cabeza de los directivos de HTC. Las gamas Desire y One crecen con nuevos dispositivos centrados en la fotografía y puede que ese camino sea el correcto para que los de Taiwán vuelvan a uno de los puestos en la cabeza de la carrera de los smartphones. Ojo, ahora entran de nuevo en los tablets con el Nexus 9. HTC vuelve poco a poco a ser la que era. Confiemos en que las ventas acompañen.

Aquí estamos deseando echarle el guante a uno de los nuevos Eye, ya sea el Desire, el One M8 o el One E8. ¿Nos hacemos una foto?

Sin comentarios

Deja una respuesta