Tras el Huawei P8 la firma china presentó su apuesta para la gama media, el phablet perfecto para muchos, el Huawei G8.

Huawei es una de esas marcas de móviles chinos que ha tenido una presencia en occidente mucho mayor que la de la mayoría de sus compatriotas. Sin embargo no ha sido hasta hace pocos años que la empresa se ha empezado a posicionar en la gama alta y en la gama media alta.

Es en este último segmento en el que se coloca el terminal que vamos a analizar en esta ocasión, el Huawei G8, un phablet de gama media con unas prestaciones bastante comunes pero con algunos puntos diferenciadores interesantes como su lector de huellas dactilares o su cuidado diseño.

Vídeo análisis del Huawei G8

En el vídeo os enseñamos de lo que es capaz este smartphone:

Materiales, peso y dimensiones

Uno de los aspectos en los que más destaca este Huawei G8 es en el diseño y materiales. Huawei ha apostado por una calidad de construcción a la altura de los mejores gama alta del año, incluido el Galaxy S6 y ha fabricado un terminal en aluminio que es además tremendamente cómodo en la mano.

Para evitar el efecto de Jaula de Faraday tiene dos zonas que no son de metal en la zona trasera que le dan cierta personalidad.

Huawei G8: análisis del phablet de gama media

En la mano es un móvil grande teniendo en cuenta su pantalla pero no es incómodo ni de usar, ni se llevar en el bolsillo ni de mantener en la mano ya que su peso también está bastante logrado.

Huawei ha apostado por crear un móvil con unas prestaciones comunes dentro de lo que cabe pero con un acabado muy por encima de la media de su categoría.

En la mano el Huawei G8 parece mucho más un gama alta que un terminal de gama media como Huawei lo ha comercializado si bien su precio le hace justicia.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

El Huawei G8 es un terminal con un procesador de gama media, un Snapdragon 615 que hemos visto en multitud de modelos y que no obstante aquí parece que va algo más fino. La potencia a la hora de ejecutar juegos es la que podríamos esperar, lo mueve todo y lo mueve bien aunque obviamente no es un chip de gama alta.

Sin embargo hay elementos que ayudan a mejorar la experiencia como la RAM que es de 3 GB en este modelo o el almacenamiento interno, de 32 GB que además podemos ampliar con micro SD. No obstante con 24.72 GB libres es raro que necesitemos más memoria.

Potencia y prestaciones

Hay aspectos de hardware que hemos de destacar como la ya esperada presencia de NFC o bluetooth 4.0 pero sobre todo hemos de hablar del sensor de huellas. Situado en la parte trasera nos permite desbloquear el terminal simplemente poniendo el dedo sobre el mismo y además sirve para bajar la pestaña de notificaciones y hacemos un gesto con el dedo o para tomar una fotografía simplemente dejando el dedo encima. Una de las mejores implementaciones que hemos visto.

Pantalla

Pantalla

Como buen phablet el G8 tiene una pantalla grande, en concreto de 5.5 pulgadas con una resolución 1920×1080 píxeles. La tecnología es LCD y tiene una ligera curvatura en los bordes, la llamada 2.5 D que lo hace cómodo de usar.

La sensibilidad, el uso en exteriores o la veracidad de color es más que buena y no hemos tenido problema de reflejos.

El software implementado nos permite cambiar la temperatura de color, algo que no ha hecho falta pero se agradece, así como encender el terminal con un doble toque si bien no podremos hacer lo mismo para apagarla.

Cámara del Huawei G8

Cámara del Huawei G8

Una de las sorpresas de este modelo ha sido la cámara, mucho mejor de lo que esperábamos y es que está muy por encima de la media tanto en interfaz como en resultados.

La aplicación es la típica de Huawei que recuerda al iPhone y tiene muchas opciones sin que sea compleja de usar. Además podremos hacer una foto sin desbloquear el terminal simplemente pulsando dos veces el botón de bajar volumen. Otra opción es tocar el sensor de huellas para usarlo como disparador cuando hayamos enfocado a un objeto.

Cámara del Huawei G8

Destacar los numerosos modos, incluyendo uno simpático llamado Buena comida.

La calidad de las fotografías es muy buena con colores vivos pero no irreales y un bokeh más que decente. Podremos tomar fotos de hasta 13 Mpx y grabar vídeo de hasta 1080 p ya que el procesador no permite la grabación de vídeo 4K.

Cuando la luz es escasa el equilibrio entre nitidez y ruido está bastante logrado, dando unas fotos más que usables. De nuevo remarcar que la cámara ha sido una de las grandes sorpresas de este modelo.

Autonomía

Autonomía

La batería del Huawei G8 nos ha dado muy buenas cifras, teniendo en cuenta que la potencia no está muy recortada.

En la primera prueba de autonomía hemos estado escuchando poco menos de una hora de podcasts, hemos hecho casi veinte fotografías, hemos hablado por teléfono y hemos usado muchas redes sociales. Todo ello en 4G y en Wifi aunque mayormente bajo este último. Hemos llegado a las 4 horas de pantalla con 72 horas de autonomía total.

En la segunda prueba hemos usado el móvil de forma más intensiva aunque con los mismos parámetros de uso que en la primera. en esta ocasión hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 24 horas de autonomía total.

Benchmarks

Benchmarks del Huawei G8

El procesador del Huawei G8 es un viejo conocido, el Snapdragon 615 y los test de benchmarks son los tres de siempre.

En Antutu nos hemos ido a los 37047 puntos. Cuando hemos probado Quadrant nos hemos plantado en los 22834 puntos y por último, en Geekbench 3 hemos tenido 696/2837 puntos.

Interfaz y aplicaciones

Interfaz y aplicaciones

Android 5.1 es la versión de este modelo aunque como tiene encima la capa EMUi de Huawei esto es casi secundario.

Esta capa tiene puntos positivos y negativos. En la primera parte ponemos las numerosas opciones que mejoran la interfaz del sistema como el poder cambiar entre dos aplicaciones simplemente dejando pulsado el botón de multitarea o el doble toque para despertar la pantalla. en la segunda parte lo recargado de la interfaz y los problemas que tienen algunos usuarios con las notificaciones de algunas aplicaciones. No obstante nosotros no hemos tenido ningún problema en este sentido ni con 4G ni con Wifi.

EMUI aporta y quita por igual

Sí que hemos tenido algún tropiezo con Dropbox ya que la carga automática de fotos por Wifi no empezaba hasta que abríamos la aplicación. Se ha solucionado en el gestor de energía del terminal pero es algo a tener en cuenta.

Huawei sigue fallando en un aspecto clave como son las aplicaciones preinstaladas y es que además de las muchas que tiene su capa gráfica vemos que hay varias de terceros que vienen sin que nosotros las hayamos puesto. Entre ellas están Vmall, To Doist, Facebook, Twitter, WPS Office y hasta siete juegos de Gameloft.

Por fortuna estas aplicaciones se pueden desinstalar sin problemas, algo que se agradece sobre todo teniendo en cuenta que los juegos son accesos directos o versiones de prueba.

Conclusión

Conclusión

Huawei ha apostado muy fuerte por tener un terminal por debajo de los 400 euros que sea casi equivalente a algunos modelos de gama alta para la mayoría de usuarios.

Un diseño y materiales de primera división, una cámara más que buena que hará las delicias de todos los usuarios, una potencia que si bien no es mayúscula también es válida y una RAM y memoria interna que no se suelen ver salvo en los tope de gama.

Es más caro que su competencia y nos parece bien

La única pega, por así decirlo, es su precio, y es que este modelo ronda los 350 euros. No es caro para lo que ofrece pero quizás muchos usuarios se pregunten si merece la pena pagar la diferencia con respecto a rivales como el Alcatel One Touch Idol 3 de 5.5″ o el bq Aquaris M5.5.

Claramente estamos ante un mejor móvil que además es más caro. Que convenga o no es ya una cuestión personal pero desde luego pagaremos más por algo, no sólo por marca o capricho del fabricante.

4 comentarios

  1. Hola que tal espero que estes super bien..
    Saludos desde México leon gto

    Quisiera pregubtar una cosa tu vendes los moviles?

  2. Hola vi tu video y ahora leo tu página.Me compré un g8 hace unas semanas nada más,después de que me robaran mi viejo y querido Nokia e 5 ,no queria un celular táctil pero como ya casi no existen los que tengan teclado no tuve otra alternativa q el cambio,lo vi y me lo traje,no lo analice ni compare con otros,solo q para mi gusto fue de los que vi el más lindo y mas barato q otros q estaban exhibido en los estantes.Gracias x tus truquitos,me son de gran ayuda y encanta la forma en la q nos explicas en el video.saludos desde el país mas austral del mundo

Deja una respuesta