Analizamos uno de los pesos pesados del año 2015 en la gama alta Android: el Huawei P8, predecesor del recientemente presentado P9.

Huawei, como todos bien sabréis, es una de las mayores empresas de telecomunicaciones del mundo, que además de dedicarse a este campo, fabrica dispositivos tales como smartphones o tablets.

Esta firma decidió salir del continente asiático hace unos años para desembarcar de forma oficial en Europa y otros lugares del globo. Con una relación calidad-precio bastante buena, y con unos productos atractivos en todas las gamas, Huawei ha ido haciéndose un hueco entre los fabricantes tradicionales para consolidarse como un referente en el sector.

En este análisis os contamos nuestras impresiones tras varios días de uso con el Huawei P8: un terminal que tal vez consiga poner a Huawei en el mismo escalón que el resto de gamas altas.

Huawei P8 Grace - Smartphone de 5.2
Huawei P8 Grace - Smartphone de 5.2" ( Kirin 930 Octa Core 2 GHz, cámara 13 MP, memoria interna de 16 GB, 3 GB RAM, Android 5.0), color gris
Precio 230€
Ver en Amazon

Materiales, peso y dimensiones

Uno de los puntos fuertes de este Huawei P8 es el diseño, ya os lo adelantamos. Una de las mayores virtudes de la firma china es, sin duda, la construcción de prácticamente todos sus terminales. Ya lo hemos visto en teléfonos como el Huawei Mate 8 o el recientemente presentado Huawei P9, sucesor de este móvil que nos ocupa.

Contamos con cuatro colores para el Huawei P8: distintos según el almacenamiento: Titanium Grey y Mystic Champagne para los de 16 GB; y Prestige Gold y Carbon Black para los de 64 GB. Nuestra unidad es la Titanium Grey.

Análisis Huawei P8 Apoyado Caja

Este apartado ha ido evolucionando en Huawei conforme la firma ha ido asentándose en el mercado mundial: los primeros terminales de la compañía no tenían unos acabados premium precisamente, si bien es cierto que con el Huawei Ascend P7, del año 2014, empezamos a atisbar un cambio en esa línea.

Ahora bien, el Huawei P8 ha sido sin duda el paso adelante que le faltaba a la compañía, viéndolo ya de entrada en el espectacular packaging del dispositivo. Centrándonos en el teléfono, mantenemos las líneas de anteriores ediciones: tenemos unas esquinas redondeadas que hacen que no sea para nada incómodo en la mano. El tamaño resulta contenido en comparación a sus rivales directos y es bastante ligero.

En el canto derecho encontraremos la botonera: unas teclas de bloqueo y de volumen con una muy buena construcción: cuentan con un buen recorrido, una colocación acertada y una firmeza correcta. A destacar el tacto especial que tiene el botón de desbloqueo, para distinguirlo del resto.

Análisis Huawei P8 Grosor

El material principal que se ha utilizado para construir el Huawei P8 es el metal: dejamos el cristal de la generación pasada a un lado y pasamos a un tacto bastante distinto: la sensación de robustez a la hora de tocar el móvil es bastante alta; ahora bien, la franja superior en la que se encuentra la cámara sí es de cristal, por lo que si se cae, posiblemente ésta se rompa.

El teléfono es bastante fino: tan sólo cuenta con 6.4 milímetros de grosor (menos que rivales directos como el Samsung Galaxy S6 o el iPhone 6), lo que remarca la ligereza que antes comentábamos. En definitiva, un diseño de sobresaliente que nos ha encantado.

Resumen

resumen-caracteristicas

Potencia y prestaciones del Huawei P8

Una de las características diferenciadoras de Huawei respecto a su competencia (excluyendo a Samsung) es incluir en sus terminales procesadores propios: en este caso contamos con un Hisilicon Kirin 930 creado para la ocasión: un chip octa-core de 64 bits que corre a 2.0 GHz en cada uno de sus núcleos.

Este procesador nos va a dar un rendimiento bastante bueno: notable, pero no sobresaliente. El procesador funciona muy bien: mueve el sistema con fluidez y sin ningún tipo de problema. A ésto ayudan los 3 GB de memoria RAM que lo acompañan.

Ahora bien, hemos tenido algún pequeño problema a la hora de mover ciertas aplicaciones: juegos como Asphalt 8, Modern Combat, etc. se mueven muy bien; a alta calidad y con una buena fluidez: podremos jugar sin problemas.

Análisis Huawei P8 Parte Trasera

El problema viene cuando abrimos aplicaciones de este tipo, dado que le cuesta un poco más que a la competencia. Un lapso de tiempo prácticamente imperceptible para muchos, pero que si somos exquisitos notaremos.

Otro problema que nos ha dado ha sido un par de cierres forzosos en Instagram y Shazam. Algo esporádico y que no hemos notado más que en un par de ocasiones como os hemos dicho, y que probablemente se deba a la optimización del software, del que hablaremos más adelante.

En cuanto al resto de características, tenemos en nuestra unidad 16 GB de almacenamiento interno, del que quedan aproximadamente libres para el usuario 10,46. Podemos expandir la memoria del Huawei P8 mediante tarjetas Micro-SD o memorias USB On The Go (OTG).

Pasando a la conectividad, no echamos casi nada en falta: tenemos 4G LTE, NFC, Bluetooth 4.1, Dual-SIM en según qué mercados (no en el español)… Eso sí, no tenemos infrarrojos, ni tampoco un lector de huellas dactilares como muchos de sus rivales.

Por otra parte, contamos con ciertos añadidos que la marca ha implementado en el Huawei P8, como son Wi-Fi+, Signal+ y Roaming+; para tener una mayor cobertura Wi-Fi eligiendo la red óptima de forma automática; y una mayor señal de nuestro operador en nuestro país y en el extranjero.

Pantalla y audio del Huawei P8

Pasando al apartado multimedia del Huawei P8, vamos a proceder a ver cómo se comporta la pantalla del dispositivo: contamos con un panel IPS de una diagonal de 5.2 pulgadas con resolución Full-HD (1920×1080 px); la cual nos arroja una densidad de píxeles de 424 ppp.

La pantalla es buena, muy buena nos atreveríamos a decir: la interpretación de los colores es acertada: no contamos con los negros de los paneles AMOLED, pero sí con unos blancos bastante realistas, que no tienden a tonos amarillentos, como sucede en otras pantallas.

En cuanto al brillo del panel, sí que nos hemos quedado algo fríos: no es tan alto como esperábamos de un terminal de estas características: a plena luz del sol, echamos en falta algo más de brillo en este Huawei P8.

Análisis Huawei P8 Frontal

Ahora bien, ante el brillo automático nos hemos quedado impresionados: muy rápido en el cambio de condiciones lumínicas y siempre acertado.

En definitiva, la pantalla del Huawei P8 es la prueba de la premisa que solemos repetir con muchos terminales: no es necesario dar el salto a las pantallas 2K en la mayoría de casos si el panel es bueno (Huawei, además, vuelve a apostar por el Full-HD en su P9).

Si pasamos al audio del Huawei P8, queremos resaltar su alta potencia. Se escucha bastante alto, sin distorsionar en los volúmenes máximos. La claridad del sonido del altavoz, ubicado en la parte inferior, es muy buena.

Además, el sonido con auriculares es genial: igual de alto y claro que con el altavoz. Hemos realizado las pruebas con los Xiaomi Piston 3 y el resultado ha sido muy positivo. También queremos añadir que los auriculares incluidos con el terminal, muy similares estéticamente a los Earpods de Apple, son de muy buena calidad: no llegan al nivel de los Xiaomi, pero son superiores a los incluidos en la mayoría de terminales.

Cámara del Huawei P8

Siguiendo con los apartados multimedia de este Huawei P8, pasamos a las cámaras del dispositivo: contamos con un sensor en la parte trasera de 13 megapíxeles; y uno en el frontal del terminal de ocho.

El trasero cuenta con tecnología RGBW, la cual se traduce en un filtro blanco añadido a los tres  que componen el estándar RGB. ¿En qué se traduce esto? En principio, esta tecnología por primera vez montada en el Huawei P8 nos aporta un mayor contraste de día y menos ruido de noche. Tras las pruebas que hemos realizado, podemos confirmar que ésto es cierto.

Análisis Huawei P8 Fotografía Casco Viejo

La cámara del Huawei P8 hace que sea una delicia realizar fotografías con este terminal: no sólo por el resultado final de las imágenes, sino también por el gustazo que provoca el realizarlas en el móvil; sobretodo en condiciones de alta luminosidad.

La aplicación de cámara del Huawei P8, no os vamos a decir que no, nos recuerda muchísimo a la de los iPhone: el botón de disparo, el acceso a las diferentes opciones… Esto no quita que la aplicación no sea de calidad, con muchas opciones y una interfaz muy intuitiva tanto para novatos como para usuarios avanzados.

Análisis Huawei P8 Fotografía Estatuas

Contamos con la posibilidad de utilizar diferentes filtros para poder realizar las fotografías previsualizándolos todos. Además, contaremos con un modo belleza tanto para la cámara frontal como para la trasera.

Ahora bien, la función más característica de este terminal es la pintura con luz: podremos dibujar con luz mediante una linterna y el teléfono lo captará, o hacer una grabación de la carretera y que el teléfono capte los destellos de luz de los faros de los vehículos. Una opción interesante, pero cuyos resultados tampoco nos han sorprendido.

Análisis Huawei P8 Fotografía Calle Sombreada

A la hora de disparar instantáneas, el Huawei P8 se comporta bastante bien: con un enfoque muy rápido, y un disparo bastante veloz; podemos hacer muchas fotografías de forma rápida. Ahora bien, la velocidad en el procesado para guardar la imagen, sobre todo en la tarjeta SD, es algo lenta; pero no empaña la experiencia.

Análisis Huawei P8 Fotografía Nocturna

En condiciones de buena luz, las fotografías lucen muy bien; pero cuando llega la noche o nos metemos en un recinto poco iluminado, la cámara muestra tonos algo oscuros en las partes exteriores de las fotografías. Aún así, el balance general es positivo.

Si tenemos que hablar de un punto claramente a favor es la fotografía macro: a la hora de querer enfocar algo en un muy cercano primer plano, la cámara del Huawei P8 es espectacular. También queremos elogiar el HDR, que da unos resultados muy buenos.

Análisis Huawei P8 Fotografía Macro

A la hora de hablar de la grabación de vídeo, contamos con una resolución máxima de 1080p, y no 4K como sus rivales. La calidad general del vídeo es buena; pero el estabilizador óptico de imagen no termina de comportarse todo lo bien que querríamos.

En definitiva, podemos decir que la cámara principal del Huawei P8 es una de las mejores cámaras del mercado. Si bien no puede compararse a los smartphones de alta gama de 2016, sí que estaría en el podium de los grandes de 2015.

Análisis Huawei P8 Fotografía Comparativa HDR

En cuanto a la cámara frontal del Huawei P8, sólo podemos decir que es excelente: podremos sacar unos selfies más que dignos. Cuenta además con un gran angular, por lo que podremos prescindir del engorroso palo selfie. La grabación de vídeo puede realizarse a una resolución máxima de 1080p, aunque de forma predeterminada viene a 720p.

Autonomía

Como habréis podido leer anteriormente, hemos elogiado la delgadez del Huawei P8; recordamos, tan sólo tiene 6.4 milímetros de grosor. Eso sí, el hecho de que sea un smartphone tan fino tiene una pega que puede ser definitiva a la hora de comprar o no este dispositivo.

Esta pega es la autonomía. Contamos con una batería que tiene una capacidad de 2680 mAh. A priori, parece una batería algo justita; y por desgracia, lo es.

Alrededor de tres horas y media o como mucho cuatro horas de pantalla es lo máximo que hemos podido sacarle a este Huawei P8. Para que os hagáis una idea de uso normal a lo largo del día, encendiéndolo a las ocho de la mañana hemos conseguido que la batería aguante hasta las nueve y media de la noche aproximadamente.

Análisis Huawei P8 Prueba Autonomía

Por desgracia, no contamos con un sistema de carga rápida en el Huawei P8, por lo que nos costará darle un empujón a la batería en caso de que lo necesitemos. Con el Wi-Fi activado, tardará algo más de dos horas y media en cargarse de cero a cien. Tampoco tenemos carga inalámbrica.

También hemos emparejado el dispositivo con ciertos gadgets vía Bluetooth, y la autonomía no ha variado significativamente: hemos utilizado la Sony Smartband Talk y unos altavoces Aukey que emplean esta tecnología para estas pruebas.

Benchmarks

Benchmarks

A la hora de pasar los test de benchmark en este Huawei P8, no vamos a mentir si decimos que hemos tenido resultados algo contradictorios: en algunos test como Antutu hemos obtenido una puntuación acorde a lo que esperábamos; pero en otros como Quadrant la puntuación ha sido algo más baja.

Como sabéis, estas herramientas tienen un único propósito, que no es otro que las comparaciones entre terminales; y no deben leerse al pie de la letra. Los resultados en Antutu han sido de 45135 puntos, en Quadrant de 14072 y en GeekBench 3 de 621/2751.

Interfaz y aplicaciones

Siempre que hablamos de un terminal Huawei (o un Honor), el apartado del software es uno de los más controvertidos, y es que EMUI es una de las capas que más sensaciones encontradas genera entre la comunidad.

En sí, EMUI no es un mal software, pero es la estética lo que suele echar atrás a muchos usuarios. Vayamos por partes: para empezar no contamos con box de aplicaciones. Esto puede solventarse con un launcher de terceros, como Nova Launcher, pero en nuestra opinión es preferible que lo traiga de serie.

Después, contamos con una serie de temas bastante “asiáticos”: esto es, packs de iconos muy llamativos y fondos de pantalla muy vistosos. Estéticamente, por qué no decirlo, EMUI nos recuerda muchísimo a iOS, el sistema operativo de Apple.

Análisis Huawei P8 Interfaz Y Tienda De Temas

Otro de los puntos negativos (o puede incluso que positivos, según se mire) de EMUI es la gestión de aplicaciones. Podemos proteger o no ciertas aplicaciones para que siempre puedan enviarnos notificaciones desde los ajustes. Si no hacemos esto, por poner un ejemplo, WhatsApp no nos podrá enviar notificaciones de mensajes nuevos.

Algo que hemos comentado previamente, es que alrededor de cinco gigas y medio son ocupados por el sistema; y es que contamos con decenas de aplicaciones preinstaladas. Algunas son interesantes y funcionales, pero otras resultan prescindibles; y el hecho de no poder borrarlas nos molesta.

Análisis Huawei P8 Pantallazos Varios

Pero no todo van a ser cosas malas, y es que EMUI tiene ciertas bondades que son de agradecer. Volviendo al tema de la autonomía, parece que el fabricante sepa que la batería del Huawei P8 no nos va a agradar en absoluto, y por ello el propio móvil nos avisa del alto consumo de algunas apps en segundo plano, y nos propone, desde la barra de notificaciones, forzar su detención.

Otro de los puntos fuertes de EMUI es la calidad de ciertas apps preinstaladas de las que antes nos quejábamos. A resaltar el reproductor de música, que resulta de gran calidad; aunque no entendamos por qué no podemos cambiar de pista de audio haciendo scroll lateral.

A la hora de personalizar el dispositivo contamos con multitud de opciones: con unos ajustes muy completos, podemos personalizar cualquier aspecto de la interfaz o la temperatura de los colores de la pantalla del Huawei P8.

Análisis Huawei P8 Interfaz App Música

EMUI ofrece, además, ciertos añadidos al dispositivo; como los comandos de voz, con los que podremos “llamar al dispositivo” si no lo encontramos, entre otras cosas; o realizar capturas de pantalla mediante toques con el nudillo en el panel.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos del rendimiento de EMUI, el cual es sobresaliente. El terminal corre toda su interfaz de manera muy veloz y fluida, aún siendo tan intrusiva en el sistema operativo.

La versión de Android que corre de serie en el Huawei P8 es Android 5.0 Lollipop. Al encenderlo, nos pedirá actualizar el dispositivo a 5.1; y en breve podremos disfrutar de todas las bondades de Android Marshmallow 6.0. Por desgracia, la propia capa de EMUI cubre ya muchas de las funciones de Lollipop, por lo que el funcionamiento es correcto, pero tampoco notamos en exceso la versión de Android que estamos utilizando.

Conclusión

El Huawei P8 es un gran teléfono, con una relación calidad-precio muy superior a muchos de los terminales de la competencia; más aún con la bajada de precio que supone la aparición de la siguiente generación. El poder encontrarlo casi 150 euros más barato que terminales como el Samsung Galaxy S6 puede ser un factor clave.

Como puntos positivos podemos poner el diseño, dado que es uno de los terminales más bonitos que hemos podido analizar; así como la cámara, la pantalla y el audio que son de una calidad altísima.

Ahora bien, nos vemos obligados a tirarle de las orejas en un aspecto clave: la autonomía, que esperamos que con Doze y la actualización a Android 6.0 se mejore. En cuanto al software, funciona de escándalo, pero nosotros le achacamos que su apariencia no nos gusta. Aquí cada uno decide qué pensar, obviamente, pero nosotros lo contamos como punto negativo.

En definitiva, a la pregunta de si merece la pena o no este Huawei P8, sólo podemos responder con un rotundo sí. El Huawei P8 es un magnífico smartphone que solventará las necesidades de prácticamente todos los usuarios en posiblemente todos sus apartados, y más por el precio al que se encuentra ahora: poco más de 300 euros.

Huawei P8 Grace - Smartphone de 5.2
Huawei P8 Grace - Smartphone de 5.2" ( Kirin 930 Octa Core 2 GHz, cámara 13 MP, memoria interna de 16 GB, 3 GB RAM, Android 5.0), color gris
Precio 230€
Ver en Amazon
Análisis
Diseño - 9
Pantalla - 8
Potencia - 8
Cámara - 8
Batería - 6
Precio - 8.5



Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Adorador de este mundillo de los smartphones, en especial de los Android. Podéis encontrarme en Twitter poniendo canciones de los Stones, mayoritariamente.

Sin comentarios

Deja una respuesta