Android está viviendo una auténtica reconversión dentro de la propia Google. Primer fue la salida de Andy Rubin, uno de los creadores de la empresa que desarrolló Android y que luego fue adquirida por Google. Esto provocó que Sundar Pichai, el hasta entonces responsable de la parte de Chrome en Google tomara también el liderazgo en el sistema móvil.

Ahora es otro de sus pesos pesados, Hugo Barra, el que abandona el barco. O al menos cambia de camarote.

El vicepresidente de Android ha anunciado en su cuenta de Google Plus que deja su puesto en Google para pasar a ser vicepresidente global en Xiaomi, uno de los grandes fabricantes chinos que ahora empieza a tener una visión global de su futuro.

Hugo Barra, vicepresidente de Android, se pasa a Xiaomi

Tras más de cinco años en Google y tres dentro del equipo de Android, Hugo Barra cambia una de las mayores empresas del mundo por una de las que más crecerán a medio plazo. Como reto personal tiene que ser un cambio importante ya que Xiaomi entrará en el mercado estadounidense y es de suponer que si el desembarco va bien quiera dar luego el paso a otros mercados.

Tras la marcha de Rubin y Barra como cara visible en Android, además de Pichai, queda Matías Duarte, el responsable de diseño del sistema y que ha cambiado la imagen que se tenía de Android, al menos en la parte estética.

El gigante chino empieza a viajar

Uno de los puntos más importantes de esta noticia no es tanto que Hugo Barra cambie de empresa como que lo haga a una china. Los fabricantes chinos como Xiaomi, Meizu y similares tendrán una importancia crucial en pocos años aunque ahora mismo sólo sean relevantes en su país de origen.

Hugo Barra ha entendido esto y quiere estar en una posición más relevante que la que tiene ahora, y eso que no es un puesto menor el que ostentaba en Google.

También hay ciertos rumores de faldas que dicen que han ayudado a su salida de Google, si bien la empresa ha negado este hecho.

Sea como sea y aunque los fans de Android ya estábamos muy pendientes de estas empresas asiáticas parece que tendremos que estar aún más pendientes de ellas.

Sin comentarios

Deja una respuesta