iRoot, la forma de rootear Android más sencilla y compatible

De todos los métodos que existen para rootear Android, iRoot (antes Vroot) es de los más sencillos de utilizar y, además, también de los más simples. Root en pocos clicks.

8

De entre todos los temas relacionados con Android, está claro que el root es uno de los que más atención atraen. Y eso que, al menos en los móviles más modernos y potentes, ha dejado de tener tanto sentido como tenía antes, encontrándonos con dispositivos a los que se les puede sacar todo el rendimiento sin necesidad de modificarlos. Aunque eso no significa que no podamos exprimirlos aún más si los rooteamos, existiendo más de un motivo para hacerlo. Titanium Backup y sus respaldos de aplicaciones con sus datos, la instalación de un Custom Recovery, intercambio de ROMs, la ampliación de memoria RAM mediante el “swapping”… ¿Y cómo rootear los Android sin complicarse la vida? iRoot, antes conocido como Vroot, es una de las mejores maneras.

Rootear Android

Ya hemos ido detallando en FAQsAndroid muchos métodos para obtener el acceso root o de administrador, encontrándonos con los específicos para cada modelo y, también, con algunas herramientas que apuntan a ser universales. Aunque hay que desengañarse: no existe manera de rootear Android universalmente, debiendo buscar primero los métodos concretos para nuestro modelo. Y, de no ser el caso, hemos de probar Kingo Root, del que ya os hablamos el otro día, y iRoot; del que hablaremos hoy, claro.

Rootear Android

No necesitamos nada más para utilizar iRoot que el programa en sí, un cable USB y un ordenador con Windows; pudiéndose descargar el programa desde su página web (iRoot es un programa algo peligroso, si utilizáis Chrome os saltará un aviso). Además de tener listo el móvil para ser rooteado, debiendo activar primero la casilla “Depuración USB” dentro de “Opciones del desarrollador“. Si no tenéis activas dichas opciones, basta con que acudáis a “Ajustes/Acerca del dispositivo” y pulséis diez veces sobre “Número de compilación“.

Rootear Android

Una vez lo tengáis todo listo es el momento de empezar:

  • Instalad iRoot en vuestro ordenador Windows.
  • Conectado el móvil por USB al PC después de haber activado la depuración USB.
  • iRoot se encargará de instalar los drivers tras haber detectado vuestro dispositivo.
  • Una vez esté todo listo, sólo deberemos pulsar sobre el botón verde de “Root“.
  • La aplicación realizará el proceso de rooteo, haciendo que el móvil o tablet se reinicie.
  • Una vez reiniciado, ya tendremos root y aplicación super usuario; esta última es una versión en chino.
  • Ahora, instalad Titanium desde la Google Play Store junto con la aplicación Super User.
  • Abrid Titanium, aceptad los permisos de root (botón inferior derecho) y proceded a eliminar la aplicación en chino que os ha instalado iRoot.
  • Ahora ya tendréis vuestro Android con acceso de administración junto con la app Super User de Chainfire.

Rootear Android

iRoot es una de las mejores herramientas que hay. También de las más peligrosas ya que puede instalar malware junto con el root y su aplicación de Super Usuario. Lo mejor es dejarla para el final después de haber buscado los métodos de root concretos para vuestro dispositivo, pudiendo usarla si el resto falla o no existe. Por lo demás, y quitando lo poco segura que es, resulta excelente.

8 comentarios

    • A simple vista no lo he detectado, por lo que no creo que sea demasiado peligroso. En el móvil te instala su propia app de SU (antes también te instalaba su tienda); y en el ordenador no he detectado nada a simple vista. Como siempre que se utilizan estos programas, hay que tener mucho cuidado, pasando el anti virus y el anti malware. Y desinstalando todo lo visible que haya podido meter.
      Aunque eso sí: para rootear es uno de los mejores y más universales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here